Devoto: Luciano Pereyra se puso la camiseta de «la verde» y cautivó a mas de 10 mil personas

La gran noche de Luciano Pereyra en Devoto superó toda expectativa. El tiempo acompañó, el predio estuvo colmado y los artistas de la antesala brindaron un espectáculo de gran nivel. Después, subió Luciano, se encendió la magia y todo fue una locura. La ovación y los aplausos todavía resuenan en el predio de La Gran Promoción.

Más de 10 mil personas llegaron a Devoto este viernes, en respuesta a la invitación de La Gran Promoción, para terminar de completar la noche, que la lluvia dejó inconclusa el pasado 16 de diciembre.

El predio se encontraba en excepcionales condiciones, tan impactante como en diciembre, con sus pantallas gigantes, luces y sonido de última generación.

La gente de Sociedad Cosmopolita, y las subcomisiones de Sociedad Sportiva Devoto tuvieron la responsabilidad de atender al público, brindando comodidades y servicios, a lo largo de toda la noche.

Cabe destacar que, en la Cantina, las ventas fueron un éxito, logrando agotar prácticamente todo el stock, desde bien temprano.

En el escenario, todo resultó brillante.

El que abrió la noche fue Julio “lalo” Valle, quien regaló un espectáculo extremadamente profesional, cargado de una onda emotividad. Su llegada al escenario de La Gran Promoción, permitió visualizar su gran crecimiento artístico de los últimos años y, al mismo tiempo, logró demostrar que los lazos de afecto, entre él y la gente de su pueblo natal, permanecen intactos.

Después llegó la hora del humor, con un genial Germán “Capocha” Orellana, que desató hilarantes carcajadas a lo largo de todo su show, preparando el clima para el que sería el punto culminante de la noche.

Tras una breve pausa para los sorteos, y cuando la ansiedad del público estaba en su punto máximo, llegó la hora del gran final. Luciano Pereyra subió al escenario y encendió la magia.

Con un show verdaderamente impactante, en el que no hubo ni la más mínima fisura, Luciano Pereyra convenció a todos de que la espera valió la pena.

Durante casi 90 minutos regaló una experiencia inolvidable, volviendo a los clásicos, presentando lo nuevo, cantando con la gente cada uno de sus éxitos.

En el tramo final del show, el Intendente Municipal de Devoto, Cr. Daniel Peltzer, subió al escenario para hacer entrega, como regalo, de la camiseta identificatoria de la localidad, con la que Luciano interpretó la siguiente canción, despertando otra de las grandes ovaciones de la noche.

En el final, todo fue una locura; nadie quería que la noche acabara y, al mismo tiempo, sentían que había sido una de las más maravillosas de su vida. Los aplausos y la ovación resultaron interminables. Un gran final para un espectáculo que superó, con creces, cualquier expectativa. Simplemente, un enorme éxito.

(Visited 30 times, 30 visits today)