San Guillermo inauguró una escultura en el día por la Memoria, la Verdad y la Justicia

Con un multitudinario y emocionante acto organizado por la Municipalidad de San Guillermo a partir de un proyecto de Nuevo Encuentro emplazaron una escultura en el predio del Museo Remembranzas evocando a los hermanos Ricardo, Mirta y Adriana Haidar, nacidos en la localidad y desaparecidos por la última dictadura cívico – militar – eclesiástica.

En el acto por la Memoria, la Verdad y la Justicia emplazaron una escultura para recordar a los hermanos Mirta, Adriana y Ricardo Haidar, como símbolo de transmisión intergeneracional de la memoria colectiva desde el compromiso para que él «Nunca Más» sea renovado y recreado por las nuevas generaciones desde la lucha revolucionaria por la construcción de un país igualitario.
Con fuerte emoción se vivió el evento organizado por la Secretaria de Cultura Municipal, a partir de una propuesta de Nuevo Encuentro que contó con un marco imponente de público el sábado por la mañana en el Centro Cultural Municipal, el que comenzó con la entonación del Himno Nacional Argentino, para proseguir con estrofas de poemas y descripciones a cargo de Miguel Peiretti para ir dando paso a los mensajes dejados por por el presidente comunal Daniel Martina, la compañera y dos de los hijos de Ricardo Haidar, los dirigentes políticos Juan Soffietti y Dario Clariá y el diputado provincial, periodista Carlos del Frade, quienes evocaron lo acontecido desde la reflexión sobre esta feroz y despiadada época de la historia argentina, resignificando el presente  desde la memoria como aprendizaje y la recordación como identidad para la búsqueda de la igualdad.
Tras la representación a través de la danzay la interpretación musical, marcharon por las calles de la ciudad hasta el Museo Municipal donde quedó enclavada la escultura que evoca a los hermanos Haidar.
 
Daniel Martina: Un acto en defensa de la democracia
El intendente Daniel Martina comenzó destacando que gracias a la lucha de los militantes, muchos desparecidos hoy estamos acá, al evocar a los hermanos Haidar, señaló que este homenaje es también para los detenidos sanguillerminos que «fueron varios, porque cualquiera que pasaba por la calle con algún libro o alguna actitud que para el proceso parecía sospechoso terminaba preso».
Concluyó su alocución agradeciendo a la familia Haidar, exclamando «En Uds. a la memoria de estas tres queridas personas para la ciudad de San Guillermo».
Héroes de la resistencia popular
Soledad Martinez, compañera de Ricardo Haidar en el momento que es secuestrado comenzó diciendo que fue una lucha desigual, pero llevada adelante con el orgullo de haber peleado por los ideales de un país mejor con inclusión, educación, trabajo, salud, vivienda.
«Para algunos Ricardo, Mirta y Adriana han sido subversivos, para otros luchadores, para nosotros fueron héroes de la resistencia, militantes populares, peronistas revolucionarios de un país que se viene construyendo de lucha en lucha»
Más adelante agradeció al intendente y su esposa, Adriana Ortiz, de manera especial a Marcelo Schiavetti, «quien nos fue planteado esto que nos parecía tan importante, tan necesario para el pueblo y para nosotros como familiares, sabemos que existen otras ideologías a ellos también le decimos muchas gracias, porque si no hubiese sido por toda la comunidad y sus representantes no estaríamos recordando a nuestros seres queridos. Agradezco a todos los vecinos de este pueblo y fundamentalmente al futuro, a los alumnos, mil gracias, seguimos construyendo entre todos desde nuestra ideología, para lograr todo aquello que no se pudo lograr todavía para nuestro país y lo que se logro sostenerlo, hemos sido un país con industrias de casi pleno empleo, y lo fuimos perdiendo, que es necesario recuperar».
José Haidar: “Construir desde muchas verdades”
José Haidar, uno de los hijos de Ricardo inició diciendo «Ellos no entregaron sus vidas para que los lloremos, entregaron sus vidas por una convicción de modificar un país, dejando un mensaje, no para imponer, ni exigir que se repique, sino para enseñar a los niños y jóvenes»
Tras hacer referencia al debate generado en Facebook sobre la evocación a sus familiares, aclaró que Montoneros no fue una guerrilla, sino que fue una organización política – militar y como parte de su política fue tomar las armas, «pero no fue por amor a la violencia y deseo de matar, sino que eran las condiciones políticas, ideológicas y socios culturales de la época».
En otro tramo contó que su padre, junto a su madre embarazada de él a mediados de 1980, desde el exilio ingresó manera clandestina a la Argentina, dando cuenta que Montoneros desde una estrategia de irresurrección armada en lucha contra un poder dictatorial llevaba adelante una guerra civil intermitente, asegurando de esta manera que la organización política – militar no desapareció con la dictadura.
Cerró con la lectura de una carta del año 85 que escribe, su abuela, madre de Ricardo en el cumpleaños 41 a su hijo secuestrado en diciembre de 1982, destacando que fue «Un madre que no fue de Plaza de Mayo, sino que acompaño a sus hijos en la lucha y a pesar de la caída de sus hijos, ella no renegaba de lo que fue su militancia, sabia que le tocaba enfrentarse con estado que no estaba de acuerdo con la ideología y el proceder, es importante construir desde muchas verdades y no desde una única verdad»
Marcos Hadair: No es una víctima
Mientras que el menor de los hijos, Marcos Haidar, sostuvo «Mi padre no es víctima, ni lo va ser, el lucho por algo, si yo le digo víctima, le estoy sacando su lucha. Todos los que lucharon no fueron víctimas, déjenlos seguir luchando, sigamos la lucha de ellos, si todavía no se logro lo queríamos, seguimos viviendo políticas que han disminuido a casi el 40 % de la población en pobreza. Basta de tener los ojos vendados, luchemos con cooperativas, asociaciones civiles, reuniones en barrios para poder lograr lo que se quiere, no hay otra, no nos escuchan arriba, escuchémonos entre nosotros».
Juan Soffietti: La lucha sigue
El dirigente de Nuevo Encuentro Juan Soffietti, haciendo referencia a la escultura que evoca a los hermanos Haidar dijo «Esos tres puños nos recuerdan que la lucha sigue, así hemos aprendido y así vamos a seguir caminando».
Así mismo felicito al intendente y «sé que el Concejo Municipal va a comprender que es necesario que podamos contar nuestra historia, no desde el punto de vista de las victimas que somos dignos, que tenemos convicciones y fundamentación teórica, porque si no parece que nos inventamos un cuento como románticos y nada de eso, hemos estudiado mucho». Termino con los versos de Teresa Parodi, «Si tengo que elegir»
Carlos del Frade: «La historia no habla del pasado, sino decididamente del presente. 
42 años atrás comenzó con el número que tiene la metáfora bíblica del 666, que es el número de la bestia» comenzó expresando el Diputado Provincial, periodista Carlos del Frade al explicar que utiliza el número de la bestia para explicar como la historia se mete en el presente, en estos días.
6 de cada 10 de los 30 mil desaparecidos tenían entre 15 y 30 años, 6 de cada 10 desaparecidos eran trabajadores jóvenes y 6 de cada 10 desocupados hoy en el 2018, tienen entre 15 y 30 años, «42 años años después, el objetivo del golpe se expresa en la consecuencia del número 666, el número de la bestia».
«La pregunta es, cuál es la bestia concreta, material que en la historia política argentina de los últimos 42 años siempre de alguna manera le apunto a la pibada, a los pobres trabajadores, hay una matriz, triple 666 para explicar la relación entre el pasado y el presente. El pasado está en el presente de alguna manera» resaltó
Para afirmar lo antes expresado contó que el entonces Jefe del II Cuerpo del Ejército con asiento en Rosario, como Ministro de Planificación estuvo en la Bolsa de Comercio de Rosario, «alfombra roja de los grandes empresarios de entonces, de los grandes empresarios de hoy, los mismos, incluso las mismas personas 42 años después. Todo el mundo lo aplaude de pie y dice con claridad, nosotros hicimos el golpe para beneficiar al capital y a la empresa privada. Desparecimos, torturamos, secuestramos bebe, multiplicamos por cinco la deuda externa no por defender el ideario sanmartiniano o el ser nacional o defender la patria, para defender la empresa privada y el capital. Mataron para robar, para concentrar y extranjerizar la riqueza, secuestrar y desparecer a los jóvenes trabajadores con ideas revolucionarias», sentenció.
Tras contar la historia de una pareja de adolescentes asesinados por Agustín Fecet después de ser secuestrados, como el Himno Nacional cantando como canción de amor de despedida de un pibe de 17 años a su pareja de 15 años había constituido un anillo protector, «historia que sintetiza el miedo que tuvo el poder económico a esa pibada que era capaz de entender que su felicidad individual no tenía sentido, sino la felicidad podía ser disfrutada por todos, de esa pibada que había puesto la idea que la mejor canción de amor posible era el Himno Nacional y eso les metió un enorme miedo a los sectores económicos que impulsaron la dictadura, por eso impusieron el terrorismo de Estado».
«La mejor declaración de amor colectiva que tenemos como pueblo se dice con claridad, ver en el trono a la noble igualdad, por eso 42 años después, hay que tener en cuenta que los dueños del poder económico son los titiriteros, los títeres macabros los integrantes de las fuerzas armadas y las fuerzas de seguridad, pero los titiriteros siguen haciendo sus negocios, la gran cuestión es que hacemos cada uno de nosotros, como apelo en función de lograr que alguna vez en el trono de la vida cotidiana este la noble igualdad».
Concluyó del Frade diciendo «Estamos acá para celebrar la continuidad de la lucha y la necesidad de entender que el gran secreto es que la felicidad sea el derecho de todos y no la propiedad privada del que la pueda comprar»
Finalmente Dario Claría de «La Mareschal» tras sintetizar la biografía de los hermanos Haidar, como recuerdo a una familia sanguillermina que en los desbastadores años de la última dictadura militar pasaron a integrar las dolorosas listas de los 30 mil desaparecidos.
«Homenaje a los santafesinos que lucharon por una patria libre, justa y soberana y en especial por los recuerdos de los hermanos Haidar»
El protagonismo del arte
La representación del tema de Daniel Viglietti y Mario Benedetti «Otra voz canta / Desaparecidos» a cargo de las alumnas del Taller de Danzas Clásicas y Contemporáneas, dirigidas por la profesora Mara Casani y la interpretación del popular tema de Sui Generis «Rasguñas las piedras» ofrecido por la voz de Joaquín García, dieron continuidad al acto en cuyo transcurso entregaron obsequios a la familia Haidar, como así también a Marcelo Schiavetti, Jano Martina y Rodrigo Quinteros, autor de la idea, creador de la maqueta y escultor realizador de la obra respectivamente, el intendente Daniel Martina les entregó un recordatorio.
Marcha
Encabezada por las autoridades del Poder Ejecutivo y del Concejo municipal, desde el Centro Cultural, marcharon los participantes del acto por las calles de la ciudad hasta el Museo Municipal para proceder a descubrir la escultura que evoca a los hermanos Haidar, como símbolo del “Nunca mas”.
 
Significado de la escultura
Los brazos emergen liberándose del opresor en clara alusión de que la lucha de ellos continúa
Los Brazos de Mirta, Adriana y Ricardo brotan desde el suelo de su infancia y adolescencia en  donde fueron felices, se formaron y disfrutaron sus afectos. Hoy vuelven después de  años de desaparecidos, pero no olvidados,  surgen de su querido suelo   rompiendo  cadenas, con sus convicciones revolucionarias intactas,  trayéndonos el mensaje de esperanza que nos permita seguir soñando con una sociedad más justa con un País soberano por el que ellos dejaron sus vidas. En este emotivo reencuentro, plasmado en esta obra, está implícito la gratitud libertaria de los hermanos y el homenaje para ellos  de aquellos  convencidos en que una Patria Libre es posible.
(Visited 26 times, 26 visits today)