Clínicas y Sanatorios en Crisis: La opinión del Dr. J.L. Schnidt

El sector privado de la salud atraviesa una situación complicada. Un informe elaborado por dos entidades del rubro y el Instituto de Investigaciones Económicas de la Bolsa de Comercio (IIE) y publicado por el diario “La Voz del Interior” evidenció una caída sostenida en los últimos cuatros años de los establecimientos privados en el interior y la falta de recursos humanos en especialidades.

El estudio realizado sobre aquellos establecimientos con capacidad de internación arrojó que en 2014 había 205 clínicas privadas en toda la provincia. Este año, el número descendió a 191, como resultado de una evolución dispar entre capital e interior: mientras que en la ciudad de Córdoba se abrieron cuatro nuevos establecimientos en los últimos cuatro años (actualmente hay 50), en el resto de la provincia cerraron 18 sanatorios. Los datos corresponden al Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (Sisa), del Ministerio de Salud de la Nación.

El Dr. José Luis Schnidt, profesional y administrador de la Clínica Privada San Justo de Brinkmann hablo sobre el tema en LA RADIO 102.9. destaco que “este no es un tema nuevo, ya lo hablamos el año pasado y solo es una actualización de estadísticas, pero la situación es la misma y se profundiza”.

“La causas son varias, que van desde la carga impositiva, los costos laborales, la situación económica y las dificultades para atraer y retener profesionales y especialistas”, destaco Schnidt.

LO QUE DICE EL INFORME

Este déficit también se observa en los enfermeros. La falta de profesionales en las áreas de pediatría y de neonatología es una situación que afecta al 60 por ciento de las clínicas.

Factor económico

Los empresarios también dan cuenta de los problemas económicos. “El sector privado es el que más elige la gente y, sin embargo, sufre una importante falta de financiamiento”, reclamó Gras.

La asfixia económica se debe, según Lozada, a tres causas: el escaso margen de ganancia que dejan los acuerdos con las obras sociales (estatales, gremiales y empresas de medicina prepaga), los costos laborales y la presión impositiva sobre la actividad.

“El sistema de salud tiene una gran carga, gravámenes tan elevados como el juego, y además es una de las pocas industrias que tiene a casi todo su personal en blanco”, describe el titular de Caescor.

De acuerdo con el informe, la actividad tiene una carga impositiva del 12 por ciento. Las cámaras señalan que la retención del IVA representa el 38 por ciento del peso fiscal. A su vez, el sector analizado  tiene impacto indirecto en otros sectores de la economía. Por cada mil pesos invertidos, produce una facturación de 408 pesos en otros sectores. Y por cada 10 empleos en el sector, se crean otros cuatro.

 

(Visited 39 times, 39 visits today)