CASO RAUL ROSSO: El Fiscal de Arroyito ya tiene la investigación

El expediente que contiene la investigación iniciada a partir de la desaparición y posterior homicidio del comerciante de Brinkmann, Raúl Egidio Rosso (60), pasó hoy martes al  fiscal de Arroyito José Argüello. Ayer por la mañana, el abogado penalista Rubén Caffaratta se entrevistó con el único detenido en la causa, el contratista rural Rodolfo Félix Novarese (41), quien se encuentra alojado en la Unidad Penitenciaria Nº 7 de San Francisco.

Según confió el defensor a LA VOZ DE SAN JUSTO, restaban  certificar actuaciones policiales realizadas en dependencias de El Tío, Marull y Balnearia, las que se acumularán a la causa:

Desde hoy el  expediente esta en manos del fiscal de la ciudad de Arroyito José Argüello, quien deberá ordenar las medidas procesales que considere necesarias, entre ellas la indagatoria al único detenido e imputado que es Rodolfo Félix Novarese (41).

Novarese es un contratista rural nacido en la localidad de Tancacha, en el departamento Tercero Arriba, y desde hace varios años está radicado en la localidad de El Tío.

Según su abogado, no cuenta con antecedentes penales. Cabe recordar, que por este hecho fue imputado como presunto autor de «homicidio simple y estafa agravada», por la presunta venta de una máquina cosechadora y la camioneta, ambos vehículos propiedad de la víctima.

Denunciaron aprietes a un empleado del detenido Novarese

El abogado penalista de Arroyito, Guillermo Flores, en una entrevista mantenida con AM 1050 y LA VOZ DE SAN JUSTO, denunció que un empleado del contratista rural detenido en el caso donde se investiga la muerte del empresario Raúl Rosso, habría sufrido aprietes por parte de efectivos de la División Investigaciones de la ciudad de Córdoba.

Se trata de Jairo Ezequiel Olivera (26), quien le contó lo ocurrido al letrado a partir del día martes 1º de mayo: «El martes feriado se ponen en contacto conmigo pidiéndome una entrevista urgente, esa reunión se concreta a las 20 horas, allí este señor de apellido Olivera manifiesta en un estado bastante alterado, me cuenta que el día lunes le habían allanado su domicilio en donde le secuestran teléfonos celulares de su propiedad y de su esposa, ese mismo día había sido requerido vía telefónica para que se presentara en el destacamento policial de El Tío».

Flores continuó relatando lo ocurrido con su cliente en el marco de la investigación por la desaparición de Raúl Rosso: «En el lugar le comenzaron a tomar una declaración testimonial, pero en un momento le dijeron que ellos querían saber en dónde se encontraba el cuerpo del comerciante desaparecido, él lo único que respondió fue que era empleado de Novarese y que no conocía mucho acerca de él, quienes lo interrogaban no conformes con su respuesta lo comenzaron a golpear, lo insultaron, lo amenazaron diciéndole que ellos sabían que lo había matado y que ahora querían saber en dónde lo había enterrado y cuánto dinero le habían pagado, esto nos hizo volver a una época muy oscura en cuanto a lo que eran los aprietes por parte de la policía», señaló el abogado.

El letrado, al día siguiente, se contactó con la fiscalía de Morteros para ponerlos al tanto de lo sucedido.

Fuente: La Voz de San Justo

(Visited 73 times, 73 visits today)