“Las cárceles deben dejar de ser lugares cerrados”

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Luis Angulo, junto al rector de la Universidad Nacional de Córdoba, Hugo Juri, presidieron el acto de entrega de certificados de estudios a 74 profesionales y personal de seguridad del Servicio Penitenciario de Córdoba (SPC) que completaron y aprobaron el Programa de Capacitación en Derechos Humanos en Contexto de Encierro. La ceremonia se realizó en el Pabellón Argentina.

El programa de capacitación estuvo destinado a los integrantes del Servicio Penitenciario e internos e internas de todos los establecimientos carcelarios, en el marco de la política de humanización de las cárceles, donde se busca promover  la apropiación de derechos y prácticas sociales respetuosas de los Derechos Humanos. Implementado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de Córdoba, involucra a las universidades nacionales de Córdoba (UNC), Villa María (UNVM), Río Cuarto (UNRC) y la Universidad Católica de Córdoba (UCC).

Durante la felicitación a los participantes por su esfuerzo, el ministro Angulo indicó que se debe avanzar de manera permanente sobre la profesionalización de las fuerzas de seguridad del Servicio Penitenciario. “Así vamos a tener mayores garantías de cumplimiento del Art. 18 de la Constitución Nacional: las cárceles no deben ser para castigo de las personas privadas de su libertad, sino por el contrario, para lograr su crecimiento y resocialización”, expresó.

A su vez, el ministro de Justicia resaltó que la presencia permanente de los docentes de la Universidad genera una suerte de control sobre el funcionamiento de las cárceles y el cumplimiento de los derechos humanos. “Las cárceles deben dejar de ser lugares cerrados; debemos lograr poco a poco una mayor apertura y un mayor control por parte de la sociedad civil”, señaló.

Los miembros del SPC que recibieron hoy su diploma,  realizaron el cursado durante los meses de septiembre y diciembre pasado, coordinado por el Observatorio de Derechos Humanos de la UNC, al cual asistieron profesionales y agentes desde los establecimientos carcelarios de Bouwer, Villa Dolores, San Francisco y Cruz del Eje.

El secretario de Organización y Gestión Penitenciaria, Martín Farfán, dijo a los flamantes egresados: “Esperamos que esta educación humanista pueda motivar y hacer crecer en sus propias tareas, y nos ayude a nosotros a corregir, a modificar o a seguir ampliando nuevos proyectos en este marco, coordinados por la Universidad”.

Por su parte, el rector Hugo Juri, expresó su satisfacción: “Tenemos mucho que agradecer, nos ayudan a cumplir el rol de la Universidad Pública que tiene que estar en todos los lugares del país”.

A través del Programa Provincial de Capacitación  en Derechos Humanos en Contextos de Encierro se han capacitado durante el 2017 a 355 presos y presas y a 300 integrantes del Servicio Penitenciario (SPC) de todas las cárceles de la provincia.

Acompañaron la ceremonia el vicerrector de la UNC, Pedro Yanzi Ferreira; el decano de la Facultad de Derecho, Guillermo Barrera Buteler; el Secretario de Extensión Universitaria, Conrado Storani; la coordinadora del Observatorio de Derechos Humanos de la UNC, Rossana Gauna y el Jefe del Servicio Penitenciario de la Provincia de Córdoba, Juan María Bouvier.