Primera cirugía de adecuación anatómica en Córdoba

Lucas Lesta es cirujano plástico, especialista en microcirugía reconstructiva. Es uno de los protagonistas de la inédita cirugía de readecuación anatómica de Fernando, que se llevó a cabo el 13 de septiembre en el Hospital Provincial Florencio Díaz.

Lesta hizo su residencia en el Hospital San Roque y luego vivió en México, donde se formó en su especialidad. Desde hace seis meses, forma parte del equipo de cirugía del Florencio Díaz, donde funciona un consultorio de diversidad sexual, en el marco del programa integral de Salud Sexual y Reproductiva.


La cirugía de Fernando consistió en tomar tejido del abdomen para darle la forma de un falo. En la misma intervención, se colocó también una prótesis testicular y se procedió a realizar la histerectomía y la salpingooforectomía. Esto es, la ablación del útero, ovario y trompas de Falopio; o sea que se trabajó tanto en el aparato genital interno como externo”, explicó el cirujano plástico Lucas Lesta.


Esta operación, la primera en su tipo en un hospital público del interior del país, es el resultado deltrabajo de varios actores y un proceso de años. En esa historia, la sanción de la ley nacional 26.743, de identidad de género, fue un hito importante, que consagró derechos a las personas trans.

En el sistema de salud cordobés, fue el Hospital Rawson el que inició el camino: allí se comenzaron a brindar tratamientos hormonales y se hicieron las primeras mastectomías (extirpación de las mamas) a los varones trans. Debido a las obras de mejora de los quirófanos que se emprendieron durante 2017, estas cirugías debieron suspenderse durante un tiempo, y desde la organización Hombres Trans Argentinos se acercaron al Hospital Florencio Díaz.

Gracias al trabajo iniciado desde allí con las secretarías de Servicios Asistenciales y de Prevención y Promoción del Ministerio de Salud; y de las capacitaciones y gestiones del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, se fue dando forma al consultorio de diversidad sexual, que cuenta con un ginecólogo y dos cirujanos plásticos.

Como primer logro de esta labor, desde noviembre del año pasado se han llevado a cabo allí ocho mastectomías, además de brindarse tratamientos hormonalesCon la cirugía de Fernando, se iniciaron las intervenciones de adecuación anatómica. Dos semanas después, se operó a Jacqueline, la primera mujer trans en acceder a este tipo de cirugías en el sistema público del interior del país.

Fueron cinco meses de preparación y cinco horas de cirugía para cumplir el sueño de Fernando, quien ahora se ilusiona con que los compañeros de su asociación no tendrán que esperar tanto tiempo.

Deberán pasar de 9 meses a un año desde aquí, para emprender una segunda etapa de la cirugía, en la que se completarán aspectos estéticos y la funcionalidad eréctil del pene.

“Fernando está muy bien, está muy animado, y eso es muy importante; porque lo ayuda mucho a él y me ayuda mucho a mí a seguir trabajando”, cuenta el cirujano Lesta sobre la recuperación del paciente.

El doctor también explica que estas cirugías ayudan a “darles el cuerpo que se merecen” a personas que necesitan adecuar su sexo a su género. Esto no se trata de una decisión personal, sino de un sentimiento muy profundo que acompaña a la persona desde su primera infancia.

Participaron de esta intervención los servicios de ginecología, anestesiología, cirugía, enfermería, salud sexual y salud mental. Se prevé continuar, de acuerdo a la demanda, con al menos una cirugía de este tipo por mes.

Cabe señalar que -hasta el momento- estas operaciones solo se realizan en dos centros de la ciudad de Buenos Aires y de La Plata; y que no se ofrecen en ningún centro privado del interior del país.

 

Una institución que sigue creciendo

El Hospital Florencio Díaz es el espacio elegido por la comunidad trans para implementar el consultorio de diversidad. Fue también el escenario de estas dos complejas cirugías. Pero además, el hospital sigue creciendo en la respuesta sanitaria a los ciudadanos y ciudadanas de la zona sudeste de la ciudad.

Desde la inauguración de los quirófanos el año pasado, se han realizado unas 1.000 cirugías”, informó Juan Carlos Ottonello,director de la institución. El médico precisó que se hacen intervenciones de las especialidades de cirugía general, tocoginecología, traumatología y oftalmología.

También se atienden 400 nacimientos al año,tanto por parto natural como por cesárea. Además, el hospital tiene una neo con seis unidades.

“Es importante atender a toda la comunidad. En el caso específico de la comunidad trans, había un vacío, y por eso el hospital puso en marcha sus profesionales y su predisposición para atenderlos”, cuenta Ottonello.

El doctor afirma que las personas trans que acuden allí están muy conformes con la atención, y quees la intención de la institución seguir creciendo en el tema.

(Visited 27 times, 27 visits today)