La Para construirá un nuevo barrio con sus propios residuos

Contrataron el estudio de arquitectura 3C para la capacitación y esperan levantar las viviendas en un predio de siete hectáreas. El 31 de octubre inauguran la primera: será para el sereno de la planta de tratamiento de basura.

“Si lo decís así, es muy fuerte. Pero sí, con nuestros propios residuos se van a hacer los ladrillos que después van a ser las bases de cada casa. Incluso, los mismos empleados municipales van a ser quienes las construyan, y varias de esas casas van a ser para ellos. Es muy fuerte el mensaje, ¿no?”.

El intendente de La Para, Martín Guzmán, responde de esa manera cuando La Voz le consulta por un proyecto que piensa iniciar a principios de 2019, pese a que la piedra fundacional ya está puesta y se eleva como faro. Quiere crear un barrio cuyas casas estén realizadas con ladrillos hechos con la basura que se recicla en el mismo pueblo, fundamentalmente botellas de plástico.

“Basura no, residuos”, aclara rápidamente Guzmán, marcando que existe una diferencia. De la primera debemos deshacernos, ya que no se le puede dar otro uso, mientras que los segundos pueden ser reutilizados.

La primera vivienda será inaugurada el 31 de octubre y servirá como modelo para que los dueños de los otros 60 lotes que conforman el barrio la conozcan y decidan si avanzan con esa idea.

Juan Álvarez, el sereno de la planta de tratamientos de residuos, será quien habite esta primera construcción, como una demostración más de la importancia que se le da al tema en La Para.

Material no les va a faltar. Según explican, el 85 por ciento de los aproximadamente cuatro mil vecinos hace la separación en origen y lo reciclable se recolecta los martes y los jueves. Este proyecto de separación no es reciente, sino que tiene más de 15 años y varios cambios de intendencias.

Ecológicas. Así se levantan los muros de las casas. (Municipalidad de La Para)

Ecológicas. Así se levantan los muros de las casas. (Municipalidad de La Para)

Un nuevo modo de construir

El jueves 30 de agosto, el estudio de arquitectura y construcción 3C firmó con La Para el convenio de transferencia de tecnología y brindó a los empleados de la localidad el conocimiento que vienen desarrollando desde hace dos años para construir la vivienda modelo y luego avanzar con otras casas.

Si bien este es el primer acuerdo realizado con un municipio, están avanzados con otros: próximamente podrían sumarse Salsipuedes, La Granja, Unquillo y una localidad de Mendoza.

“Lo que ofrecemos es una tecnología, un modo de construir. Hicimos la capacitación para la primera casa y desde allí la comunidad trata sus problemáticas ambientales y sociales como más le convenga. Pero, con el trabajo que vienen realizando, van a poder ver el círculo completo de reciclado articulando lo social, lo ambiental y lo económico”, estimó Lucas Recalde, uno de los fundadores de 3C.

La capacitación, junto con las herramientas para poder montar una fábrica de ladrillos, tiene hoy un costo aproximado de medio millón de pesos, y los resultados pueden empezar a verse en dos o en tres meses. Como en La Para, donde, 60 días después de la firma del convenio, esperan inaugurar la primera vivienda.

O también en Campo de la Ribera, donde el grupo de jóvenes que guía el padre Mariano Oberlín está a punto de terminar la primera vivienda que comenzaron a levantar el pasado 13 de agosto tras una donación del Rotary Club.

“Hasta ahora la propuesta ha tenido muy buena repercusión. A los vecinos les gusta y es una forma más rápida y barata de construir. Si la gente nos da el OK, vamos a empezar con la parte legal y allí inmediatamente el desarrollo para enero o febrero. Arrancaremos con 10 viviendas, con las plateas de cemento y poniendo los tirantes con cuadrillas municipales”, sostiene Guzmán.

Y agrega que, además de casas con material reciclado, van a construir un SUM (salón de usos múltiple) comunitario en el barrio, paneles de energía solar y una “plaza saludable”.

A fines de diciembre, esta localidad del departamento Río Primero volverá a realizar su festival, “La Para recicla”, que se lleva a cabo desde 2013. Allí no sólo se podrán presentar los cimientos de su barrio de casas levantadas con ladrillos sustentables, que a partir de 2019 pasarán a ser parte de los planes de vivienda del lugar, sino también seguir convenciendo a los asistentes del rumbo tomado desde hace ya casi 20 años.

La primera casa del estudio 3C construida con botellas de plástico se levantó en Salsipuedes. Allí ya vive una familia.

 

La Voz

(Visited 9 times, 9 visits today)