Cómo prevenir el consumo de alcohol en jóvenes en las fiestas

El cierre de año es motivo de múltiples celebraciones, con familiares y amigos. Desde la Secretaría de Prevención y Asistencia de las Adicciones, brindan algunos consejos para evitar el consumo nocivo de sustancias en estas reuniones, especialmente por parte de niñas, niños y adolescentes.

Las actitudes de las personas adultas, como responsables en la crianza, pueden influir en el inicio del consumo de sustancias legales de los más jóvenes, especialmente en cuanto al consumo de alcohol.

En este sentido, desde la Secretaría de Adicciones explican que la mayoría de los niños, niñas y adolescentes que han probado alcohol, lo han hecho en ambientes familiares.

Los niños, niñas y adolescentes que perciben un mayor consumo de alcohol en sus padres, madres y hermanos, comienzan a creer que los efectos negativos de esta práctica son mínimos. Son creencias que perduran hasta la adolescencia e influyen en el inicio del este consumo”, afirma Darío Gigena Parker, secretario de Prevención y Asistencia de las Adicciones.

Asimismo, sostiene que una forma de controlar el consumo es tener en cuenta que, por ejemplo, dos vasos de mesa preparados con fernet, gaseosa y hielo, constituye abuso de alcohol.

Finalmente, desde la Secretaría, afirman que mientras más temprana sea la edad de inicio de ingesta de alcohol, hay más probabilidades de desarrollar problemas asociados al consumo de sustancias. Además, es importante tener en cuenta que, en los jóvenes, el alcohol se asocia a infecciones de transmisión sexual, embarazos no intencionales; situaciones de violencia y accidentes.

Algunas medidas para desalentar el consumo

– No dejar bebidas alcohólicas al alcance de niños y jóvenes.

– Evitar que los niños y niñas prueben el alcohol.

– Preparar las ensaladas de fruta sin alcohol.

– En cuanto a jóvenes y adolescentes, prestar atención a las reuniones y celebraciones; conocer dónde se reunirán y con quién; saber si habrá un adulto presente; cuidar que lleguen en forma segura a los lugares de encuentro.

– Conversar y explicitar reglas familiares en cuanto al consumo de alcohol.

Es oportuno recordar que, en todo el país, está prohibida la venta de alcohol a menores de 18 años por lo que, para los adolescentes, la principal fuente de acceso a alcohol, son las familias.

(Visited 14 times, 14 visits today)