Gastroenteritis: Recomendaciones desde el Centro de Salud Municipal

Ante reiterados casos de gastroenteritis en menores de cinco años, desde el Gobierno de la Ciudad se pide precaución a los padres en cuanto a la alimentación de sus hijos.

La gastroenteritis es una inflamación de la mucosa del estómago y puede estar causada por virus, alimentos contaminados o medicamentos.

La secretaria de Salud Dra. Alicia Rodríguez informó que en los últimos días, se han detectado numerosos casos de gastroenteritis en menores de cinco años debido a una mala alimentación y/o mala higiene de los alimentos.

“Hemos atendido muchos casos de gastroenteritis en niños menores de cinco años en el Centro de Salud Municipal y las principales causas fueron la mala alimentación, mala higiene de los alimentos y el contagio entre niños”, agregó la doctora.

Recordamos que esta enfermedad se puede producir por microorganismos que se encuentran presentes en las heces de un infectado contaminando alimentos, bebidas y otros objetos como cubiertos, platos, etc.

“Estos virus se transmiten cuando una persona entra en contacto con ellos. También se pueden transmitir de una persona a otra por contacto directo. Los grupos de riesgo más vulnerables ante esta enfermedad son los niños, los ancianos y las personas que tengan un sistema inmunológico débil”, añadió Rodríguez.

Por último, la doctora recomendó a los padres estar alertas a ciertos síntomas que puedan aparecer en los niños: dolores de panza, vómitos, diarrea, dolor de cabeza y fiebre.

“Ante cualquiera de estos síntomas, es indispensable que acerquen a sus niños al Centro de Salud Municipal ya que pueden deshidratarse y empeorar el cuadro”, concluyó la secretaria de Salud.

¿Cómo prevenir la gastroenteritis de verano?

Tomar precauciones con los productos elaborados que contengan huevo. Este puede tener salmonella, que se reproduce rápidamente si pasa mucho tiempo desde el momento de la elaboración hasta su consumo.

También hay que tener especial cuidado con los helados que se venden en quioscos ambulantes y se preparan de forma artesanal, ya que en ocasiones no existe una garantía de que estén en buenas condiciones. Muchos de ellos están hechos con leche y este alimento también se estropea con mayor facilidad en verano.

Gran parte de las gastroenteritis estivales, el periodo por excelencia de la enfermedad, se deben a la ingestión de agua no tratada. Cuando se viaje a sitios en los que se bebe agua extraída de pozos o fuentes, es recomendable que el agua que se emplee para

beber o limpiar alimentos que no vayan a ser cocinados sea hervida o esterilizada con lejía (una gota de lejía por cada litro de agua).

Lo más importante, higienizar las manos constantemente y más si esta previo a consumir alimentos. Es importante utilizar abundante agua y jabón.

(Visited 252 times, 252 visits today)