Candida auris: alerta científica por el hongo mortal que es una amenaza mundial

El hongo Candida auris es una “amenaza a nivel global”, describen los expertos, al detallar que es resistente a las principales medicaciones conocidas. Además, puede sobrevivir en las superficies de los entornos de los centros de salud, por lo que su propagación resulta muy fácil.

Científicos de todo el mundo están intentando controlar el hongo dado que no responde a los antimicóticos más conocidos. El doctor Tom Chiller, uno de los mayores expertos del mundo en enfermedades micóticas dijo: “Es un hongo que actúa como una bacteria, lo cual modificará nuestro modo de pensar acerca de los hongos”. “Como micólogo, nunca pensé que hablaría de un súpermicrobio fúngico, pero lamentablemente así es”, apuntó el especialista.

De acuerdo al New York Times -que sigue de cerca esta alerta sanitaria debido al fuerte impacto que tuvo en Estados Unidos- este hongo se propagó hasta llegar a Venezuela, Colombia, España y Reino Unido, país que se vio obligado a clausurar su unidad de Cuidados Intensivos. Estos casos se suman a otros observados en India, Pakistán y Sudáfrica.

Luego de que aparecieron casos en ciudades como Nueva York, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) clasificó este hongo como “amenaza inmediata”.

De momento, Argentina, Chile y el resto del cono sur aparecen libres de este patógeno.

¿Cómo puede afectarnos?

Este hongo causa infecciones en el torrente sanguíneo, en heridas y en oídos. Sin embargo, no está claro aún si podría llegar a afectar también los pulmones o la vejiga. Si bien las infecciones por cándida auris se encontraron pacientes de todas las edades, desde recién nacidos hasta ancianos, los expertos alertan que, quienes tendrían mayor riesgo de enfermar son personas:

– con un sistema inmune debilitado

– con cirugías recientes

– que sufran diabetes

– que usen antibióticos y antimicóticos de amplio espectro

– que tengan un catéter venoso central

– que fumen

Las personas afectadas presentas síntomas como fiebre, dolor, fatiga, entre otros.

Prevención y tratamiento

Ante la sospecha de una posible infección, lo esencial es acudir al médico, como ante toda consulta. El especialista podría indicar estudios de sangre o de otros fluidos del cuerpo. De confirmarse la infección por el hongo, se realiza el tratamiento con medicamentos específicos.

Para prevenir la propagación de cándida auris, se recomienda la correcta desinfección de todas las superficies que estén en contacto con el paciente, tanto durante su enfermedad como al recibir el alta, con un producto registrado para hospitales y con etiqueta anti-hongos. Además, es fundamental un correcto lavado de manos, al entrar en contacto con personas enfermas.

¿Resistencia antimicótica?

Los especialistas en salud sostienen desde hace años que el uso indiscriminado de antibióticos generó que ciertas bacterias se volvieran resistentes a algunos tipos de fármacos. En igual medida, ahora se teme que los hongos están sobreviviendo a ciertos medicamentos ante los cuales ya desarrollaron defensas. “Es un problema enorme”, declaró Matthew Fisher, profesor de Epidemiología de las Enfermedades Fúngicas en el Imperial College London y autor de un reciente estudio que revisa la resistencia de los hongos a los medicamentos. “Dependemos de poder tratar a esos pacientes con antimicóticos”.

El silencioso brote de Candida auris

Aún no se resuelve el misterio sobre el origen de Candida auris pero existen algunas teorías de que surgió del uso excesivo de los fungicidas en los cultivos. Así lo señala Jacques Meis, investigador neerlandés que registró el hongo en 2012, consignan medios norteamericanos. Chiller coincide con Meis y señala que a pesar de que el hongo existe desde hace miles de años, no era un agente agresivo.

TN Salud

(Visited 60 times, 60 visits today)