Una travesura de chicos que podría haber terminado en accidente

Cuando caía la tarde, personal de Policía y Bomberos Voluntarios fueron solicitados desde un local céntrico, donde años atrás funcionaban los silos cerealeros de Casa Giaveno, después fue la firma RG Insumos y actualmente en proceso de desmantelamiento.

Un grupo  de cuatro niños de 10 años de edad, ingresaron al predio mientras cazaban palomas, uno de ellos subió por una escalera exterior al silo de unos 9 metros de alto  y descendió al interior por medios de una soga, para buscar la paloma que había caído dentro.

El problema surgió cuando quiso volver a trepar la soga ya que no pudo lograrlo debido a la altura del mismo. Los amigos quisieron ayudarlo pero al no lograrlo pidieron ayuda ya que el menor es sordo mudo y se dificultaba comunicarse y hacerse entender.

Gabriel Ferreyra, del comercio de Venta de Gas, acudieron al llamado y advirtieron que el silo tiene una escotilla lateral, por lo que la abrieron y alcanzaron una soga para que el menor trepe hasta poder rescatarlo, ya que estaba en el cono inferior del silo. 

El predio  en proceso de desmantelamiento, tiene fozas con cierta profundidad que están llenas de agua, por lo que lo convierte en un lugar de riesgo para las travesuras de los niños.

Convendría recomendar a los padres que controlen a los niños y aconsejen no ingresar al predio, que si bien esta cerrado, los menores saltan portones o tejidos perimetrales.

Afortunadamente, este hecho no pasa de una anécdota donde nadie salio lesionado. 

 

 

 

 

 

(Visited 2.263 times, 2.265 visits today)