«Es una estafa importantísima que atraviesa a todo el pueblo», dijeron desde la mutual de Altos de Chipión

Altos de Chipión, un pueblo chico del departamento San Justo, que según el último censo no llega a los 2500 habitantes, sigue conmocionado luego de que una importante cantidad de vecinos denunciaran que habían sido víctimas de una estafa que asciende a los 3 millones de dólares y afecta a más de 500 ahorristas.

Todo apunta a la Asociación Mutual Altos de Chipión y en especial a su exgerente, Lucas Priotti (38), quien, aparentemente, tomaba plazos fijos de los socios pero se quedaba con la plata. Lo despidieron y desapareció del pueblo.

La sede de la mutual, en calle Mariano Moreno 428, permanece cerrada.

Todo comenzó la semana previa a las elecciones, ante el rumor de un hipotético corralito, muchos socios se acercaron a la entidad para retirar fondos que tenían guardados luego de haber invertido en plazos fijos.

Sin embargo, cuando fueron a sacar su dinero, se encontraron que el mismo no estaba en la mutual, sino que además no se tenía ningún tipo de certeza al respecto.

 Según creen los investigadores, el gerente tomaba en forma personal dinero prometiendo tasas de intereses más elevadas al resto del mercado bancario pero, en lugar de ingresarla a la mutual, entregaba certificados truchos y se quedaba con la plata.

Las autoridades de la entidad empezaron a interrogar al empleado apuntado, Priotti, que terminó despedido. Incluso, los vecinos contaron que se trataba de una familia honorable en el pueblo, que se tuvo que ir porque empezó a sufrir agresiones como respuesta a la estafa. Tampoco se sabe nada de los dos empleados con los que él operaba.

«Priotti trabajó acá desde el comienzo de la mutual, hasta hace unos días, que fue despedido. Era un empleado que colaboró desde el inicio, hace unos 10 años», comentó el presidente de la entidad, Fabio González, en declaraciones al canal TN, desairado por lo que ocurrió y con decepción por la forma de actuar del exempleado, al que conoce desde hace más de una década.

La gran pregunta es dónde quedó la plata, teniendo en cuenta que los vecinos recibían un certificado falso. «Día a día fueron apareciendo nuevos casos. Nos desayunamos con todo esto el lunes de la semana pasada, con la sospecha que nos dio que un socio viniera a consultar si estábamos vendiendo dólares, algo que nunca hicimos», explicó González.

Lucas Martín Priotti

El encargado de la mutual relató que empezaron a investigar la situación. «En una segunda reunión, Lucas Priotti nos dijo que reconocía que había hecho cosas que no estaban bien», sostuvo. «Finalmente aceptó que manejó dinero de una forma indebida. No tenemos indicios de cómo lo manejaba al dinero ni podemos precisar un monto exacto, pero se trata de una estafa millonaria», alertó el presidente.

«Hay gente que incluso todavía no vino a hacer su reclamo. Es una estafa importantísima que atraviesa a todo el pueblo, porque la gente tenía mucha confianza en nosotros», cerró González.

(Visited 214 times, 214 visits today)