Cuello de whatsapp y pulgar atascado: los dolores 2.0 devenidos del uso de las nuevas tecnologías

No es algo nuevo afirmar que el mundo actual es un mundo hiperconectado, y que el uso de los teléfonos celulares es algo cotidiano, y hasta en ocasiones necesario para muchas personas, ya que no sólo son usados con fines recreativos, sino que hoy en día se transformaron en un elemento de trabajo. Pero este estilo de vida, tiene sus consecuencias, ya que muchas veces aparecen dolencias de las que cuesta determinar el origen.

Algunas zonas se ven afectadas y ni siquiera es percibido, hasta que aparece el dolor. Por ejemplo, los brazos pueden molestar debido a los movimientos repetitivos y las malas posturas que involuntariamente se toman. Algo frecuente es sentir dolor y rigidez tanto en los dedos como en las manos; llegando a veces a transformarse en un cierto hormigueo. «Esto se debe a que la musculatura de la mano se resiente ante tanto tiempo de estar pulsando las teclas del teléfono. Además, puede derivar en tensión en la zona de los hombros y el cuello -explicó el médico asesor de Laboratorios IMVI Claudio Zurlo-. Los trapecios y la escápula sufren de esta sobrecarga provocando dolor. Por lo que la posición que se adopta al utilizar los dispositivos tecnológicos, genera alteraciones en la columna cervical provocando inestabilidad y rigidez en ciertas zonas de la columna vertebral». Al mismo tiempo, el sedentarismo y la falta de actividad física no colaboran al bienestar del organismo, y muchas veces el uso excesivo del celular deviene en este tipo de comportamientos.

 En promedio las personas pasan entre dos y cuatro horas por día con la cabeza inclinada usando el celular

Así, el uso de computadoras, tabletas, celulares, entre otras, genera nuevas complicaciones en el cuerpo, que derivan en patologías propias de malas posturas. La mayoría de los problemas actuales de columna y contracturas de cervicales se dan como resultado de estar mucho tiempo frente a estos dispositivos. Cervicalgia, contractura muscular, tendinitis del túnel carpiano y trastornos circulatorias en las piernas son sólo algunas de las dolencias 2.0.

En promedio las personas pasan entre dos y cuatro horas por día con la cabeza inclinada usando el celular, dando lugar al llamado «cuello de whatsapp», caracterizada por generar dolor debajo de la nuca y en la cervical, al tener durante tiempo prolongado el cuello en flexión y generar desórdenes musculoarticulares leves, pero molestos. Esta aplicación también puede generar «pulgar atascado» caracterizada por lesiones en los dedos debido al uso progresivo de las articulaciones del pulgarhacia la cara interna de la mano. Estas se resaltan entre una gran variedad de síntomas propios de la era digital y que generan nuevas preocupaciones entre profesionales de la Salud.

El uso de computadoras, tabletas, celulares, entre otras, genera nuevas complicaciones en el cuerpo, que derivan en patologías propias de malas posturas (Shutterstock)
El uso de computadoras, tabletas, celulares, entre otras, genera nuevas complicaciones en el cuerpo, que derivan en patologías propias de malas posturas (Shutterstock)

«La tendinitis consiste en la inflamación de la vaina o estuche de los tendones extensor corto de pulgar y abductor (separador) largo de pulgar, que se encuentran en el borde externo de la muñeca y produce síntomas de dolor al apretar el puño y desviar o torcer la muñeca. Es frecuente observar un engrosamiento o, incluso, un pequeño bulto doloroso en este borde de la muñeca -explicó el médico traumatólogo, especialista en cirugía de hombro, codo, muñeca y mano Carlos Lupotti-. Habitualmente, el dolor toma el pulgar, aunque puede irradiarse al antebrazo y hasta el codo».

El especialista puntualizó que «los pacientes pueden referir que se les traba o sienten un crujido al realizar movimientos con este dedo» y aseguró que «el tratamiento depende del diagnóstico: puede ir desde hielo y antiinflamatorios, férula y kinesiología hasta cirugía».

A las malas posturas se le suma el sedentarismo que promueve precisamente el abuso de las tecnologías (Shutterstock)
A las malas posturas se le suma el sedentarismo que promueve precisamente el abuso de las tecnologías (Shutterstock)

A esto se agrega el sedentarismo propio de estar atrás de una pantalla en lugar de ser los verdaderos protagonistas del deporte, disfrutando del aire libre y/o actividad física. Estas se resaltan entre una gran variedad de síntomas propios de la era digital y que generan nuevas preocupaciones entre profesionales de la salud.

El trabajo sedentario y las malas posturas en complemento con la falta de actividad física agrava la situación, generando principalmente padecimiento en los músculos del cuello, hombro y espalda. Por un lado, el cuerpo debe hacer mucho esfuerzo para mantener estas posiciones antinaturales, y por el otro, al no movilizar los músculos con el correr del tiempo, los grupos musculares pierden fuerza y se debilitan, cómo todo lo que no se utiliza. «De esta manera, al exigir ciertos músculos se generan tensiones que provocan dolor y sensación de cansancio», explicó Diego Castagnaro, director de la carrera de Kinesiología de Fundación Barceló.

 Al exigir ciertos músculos se generan tensiones que provocan dolor y sensación de cansancio

Para aquellos que trabajan o utilizan habitualmente el celular y la computadora, existen algunas recomendaciones sencillas que permiten aliviar estos síntomas. En ese sentido, el especialista recomendó:

– Utilizar el teléfono estando sentados y apoyando el aparato sobre el escritorio.
– Situar el equipo a la altura de los ojos para evitar flexionar la columna.
– Usar almohadillas de descanso para la utilización del mouse
– Darse pequeños automasajes.
– Hacer actividad física de bajo impacto como natación o pilates.
– Elongar.
– Cortar toda actividad sedentaria cada dos horas y realizar ejercicio, caminatas o danza.

Infobae

(Visited 104 times, 104 visits today)