El rol del padre, clave para una lactancia materna prolongada

Poco más se puede agregar que no se haya dicho acerca de los beneficios de la lactancia materna y las maravillas que el llamado «oro blanco» concede a quienes se alimentan de él. Quién más quién menos, todos saben que la leche materna es alimento para el cuerpo, pero también es inmunidad frente a las enfermedades, es vínculo amoroso, es apego seguro. Y es prevención de enfermedades para la mamá, es menos posibilidades de depresión post parto y es la seguridad de estar haciendo lo mejor por ese hijo que trajo al mundo.

De lo que se sabe poco -aunque por suerte se habla cada vez más- es dela importancia de la red de apoyo que rodea a la madre y al bebé, especialmente durante los primeros meses después del nacimiento. Con especial atención en la pareja/padre, que la mayoría de las veces es la primera línea de apoyo, la evidencia sugiere que, al educar al entorno sobre los beneficios de la lactancia, es posible duplicar la probabilidad de que los bebés sean amamantados adecuadamente durante los primeros seis meses.

 Según un estudio, el 81% de los padres quiere ayudar, y hay algunas áreas en las que reconocen claramente que podrían estar haciendo más para ofrecer su apoyo

Además, recientes investigaciones demostraron que las madres buscan la participación activa de sus parejas, que las parejas también quieren desempeñar el papel que les corresponde y que una estrecha participación de la pareja tiene un efecto positivo en las tasas de lactancia materna. Por otra parte, se sabe que la red de apoyo se enfrenta a retos, como la ausencia de permiso parental, o el hecho de que este sea menor al de la madre, y la falta de información sobre la lactancia materna.

En el inicio de la Semana Mundial de la Lactancia MaternaInfobae habló en una videoconferencia exclusiva desde Berlín con Pearl Vyas, asesora médica y responsable del área de Cuidado de la madre y el niño de Philips y Michael Abou-Dakn, jefe de Ginecología en el Hospital St. Joseph de Berlín y especialista en vínculo paterno-filial, quienes ahondaron en la importancia del apoyo y la presencia del entorno en el afianzamiento de una lactancia exitosa.

Darle la mamadera en algún momento del día para que la madre descanse es una de las maneras en que el hombre puede involucrarse (Shutterstock)
Darle la mamadera en algún momento del día para que la madre descanse es una de las maneras en que el hombre puede involucrarse (Shutterstock)

– ¿Cuál es el rol del padre en el establecimiento de la lactancia? 
– Pearl Vyas: Consideramos que esta es una perspectiva interesante de la que aprender, ya que al padre se lo reconoce mucho como un apoyo clave para muchas madres que amamantan. En Philips Avent realizamos un estudio con 3.500 madres en 14 mercados, y los resultados mostraron que casi todas ellas desean que sus parejas participen en todos los aspectos del cuidado de su bebé recién nacido. El 65% de las madres desean que sus parejas ayuden a preparar el biberón, mientras que el 63% quiere apoyo para alimentar al bebé por la noche. Por suerte, la mayoría de los padres (81%) quiere ayudar, y hay algunas áreas en las que se reconoce claramente que podrían estar haciendo más para ofrecer su apoyo. Los resultados de la investigación también demostraron que, como es natural, hay algunos aspectos del cuidado de un recién nacido que todavía recaen en la madre. Esto se hizo evidente en los resultados, que mostraron que el 76% de las madres piensa que se necesita más información sobre cómo sus parejas pueden ayudar en el proceso de la lactancia materna.

 Las mujeres que reciben el apoyo de su pareja tienden a iniciar la lactancia y amamantar durante más tiempo

La evidencia sugiere que, al educar al padre sobre los beneficios de la lactancia, es posible duplicar la probabilidad de que los bebés sean amamantados adecuadamente durante los primeros seis meses. Por lo tanto, el padre tiene un rol claro que desempeñar, y este es un tema muy importante a tratar para la pareja que espere un bebé.

– ¿Por qué su presencia y apoyo es importante? 
– Pearl Vyas: Se reconoce en general que la lactancia materna es la mejor fuente de nutrición para un recién nacido. Sin embargo, puede ser un reto, y las madres necesitan mucho de todo el apoyo moral y práctico de su entorno. Cabe destacar que, según los estudios, las mujeres que reciben el apoyo de su pareja tienden a iniciar la lactancia y amamantar durante más tiempo, mientras que la participación del padre en este proceso fomenta su vínculo con el bebé durante el período de posparto. Se demostró que la participación del padre tiene varios beneficios para el recién nacido, como la reducción del retraso cognitivo y la tendencia a aumentar de peso en los bebés prematuros.

– Michael Abou-Dakn: Apoyar el proceso de lactancia materna es excelente para el vínculo paterno-filial y tiene beneficios duraderos que el bebé aprovechará a lo largo de su vida. Por ejemplo, los bebés que han podido interactuar con su padre y tener un vínculo afectivo con él desde temprana edad tienden a ser mejores padres ellos mismos.

Preparar la comida y hacerse cargo de los hijos mayores, si los hay, otra gran manera de colaborar (Shutterstock)
Preparar la comida y hacerse cargo de los hijos mayores, si los hay, otra gran manera de colaborar (Shutterstock)

– ¿De qué manera, en la práctica, el padre puede contribuir al afianzamiento de una lactancia exitosa? 
– Pearl Vyas: En primer lugar, las investigaciones revelan que los padres tienen una gran influencia sobre las madres en cuanto a si deben o no amamantar o continuar con la lactancia. Para ayudarla, el padre puede motivarla cuando la lactancia materna resulta difícil, y cuando ella se desanima. También puede apoyarla de forma muy práctica, por ejemplo, al consolar al bebé, averiguar cómo alimentarlo, darle de comer por la noche, limpiar el sacaleches y los biberones para la siguiente toma, comprar artículos para el cuidado o la lactancia cuando sea necesario, ayudar a preparar un biberón, etc. También con cosas que no están directamente relacionadas con la lactancia materna, pero que hacen que el hogar funcione mejor, como hacer las compras, cocinar, etc. En definitiva, el trabajo en equipo hace que todo se haga realidad.

– ¿Y de qué manera puede obstaculizarla? 
– Pearl Vyas: Las parejas pueden ser una parte integral del apoyo que necesitan las madres que amamantan. Como mencioné antes, la lactancia es un trabajo duro y requiere una enorme dedicación de tiempo y energía por parte de las madres. Se sabe que algunas parejas pueden estar en contra de la lactancia, a veces debido a sus creencias personales, pero a menudo también a causa de la preocupación que sienten por la carga que podría significar este proceso. Por ejemplo, algunos padres indicaron que se enfrentan a un dilema al apoyar a las mujeres que experimentan dificultades para amamantar, ya que no quieren socavar sus esfuerzos, sino protegerlas del dolor y el agotamiento que sufren algunas.

Apoyar el proceso de lactancia materna es excelente para el vínculo paterno-filial (Shutterstock)
Apoyar el proceso de lactancia materna es excelente para el vínculo paterno-filial (Shutterstock)

Para ayudar a sus parejas, las madres pueden empezar por compartir información con los padres sobre los beneficios de la lactancia, tanto para ellas mismas como para el bebé.

Siempre es útil averiguar cuáles son las preocupaciones que subyacen a los comentarios o las críticas del padre, y trabajar a partir de ahí. Se recomienda mantener siempre una comunicación abierta y consultar a los profesionales de la salud o a los expertos en lactancia, pues ellos pueden ayudar a la madre a sostener su decisión de amamantar.

INFOBAE

(Visited 49 times, 49 visits today)