(AUDIO) – Tevez hablò tras reunión política por fondos y próximas elecciones

Durante el último fin de semana, el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, tomó el teléfono y se contactó con Alberto Fernández, el candidato del Frente de Todos, quien una semana antes se impuso en las Paso con una diferencia sobre el presidente, Mauricio Macri, que parece difícil de revertir en la primera vuelta de octubre.

El titular del Panal era uno de los pocos mandatarios peronistas que no había hablado con el ganador de las primarias.

“La conversación fue muy distendida. Dialogaron un buen rato y compartieron visiones acerca de la difícil actualidad económica por la que atraviesa el país. El gobernador lo invitó a que lo visite en el Centro Cívico en el próximo viaje a Córdoba y Alberto aceptó”, comentó una importante fuente del Gobierno provincial sobre la conversación de ayer.

El candidato del Frente de Todos tiene previsto volver a la provincia al menos tres veces antes de los comicios generales de octubre.

 

Quien primero hizo público el contacto entre ambos fue Fernández. Al brindar una entrevista a una radio porteña, contó que en los últimos días había recibido el llamado del gobernador. “Hablé con ‘el Gringo’ Schiaretti. Tuve una larga charla con él, una muy linda charla con ‘el Gringo’”, comentó.

“Tenemos que sumar a todos, a mí no me importa cómo votaron, me importa que entendamos que tenemos un compromiso con el país y con cambiar el funcionamiento y la estructura, y hacer un país federal, de una vez y para siempre”, completó Fernández sobre qué tipo de relación planteará con los gobernadores si es que llega a la Casa Rosada.

En el Centro Cívico recalcaron que no hubo intermediarios locales para concretar la charla con el aspirante presidencial. “El gobernador habla directamente con Alberto Fernández. No requiere de interlocutores”, reiteraron cerca del mandatario.

El subrayado parece ser un mensaje que tiene como principal destinatario al senador Carlos Caserio, el principal dirigente cordobés que apoyó desde un primer momento la candidatura de Fernández, situación que le valió cortocircuitos políticos con Schiaretti.

Estrategia ratificada

 

A la misma hora que se conoció la novedad del contacto entre Fernández y Schiaretti, en el Centro Cívico el Gobierno provincial y el PJ ratificaron su estrategia de trabajar para mejorar el desempeño de la boleta corta de Hacemos por Córdoba, lo que incluye mantener la prescindencia respecto del tramo presidencial, como sucedió en las Paso.

En una reunión que se realizó en el Panal y que estuvo encabezada por el ministro de Gobierno, Carlos Massei, y los principales candidatos de la propuesta legislativa del peronismo, cerca de un centenar de intendentes y jefes comunales del PJ se comprometieron a “redoblar esfuerzos” para mejorar el desempeño de la boleta corta en octubre.

“Hubo un agradecimiento por el trabajo de los intendentes en el interior, que posibilitó tener garantizadas las dos bancas que renovamos en diciembre en Diputados”, comentó a La Voz Facundo Torres, jefe municipal de Alta Gracia, protagonista del encuentro e integrante de la boleta del PJ.

 

Un discurso similar esbozó el intendente de Río Cuarto, Juan Manuel Llamosas.

“La estrategia política no cambia. El desempeño de la boleta corta estuvo por encima de nuestras expectativas. Si afinamos algunos puntos, como por ejemplo evitar que haya tanto voto anulado por superposición en la categoría de diputados, podemos soñar con lograr una tercera banca”, afirmó.

Por el momento, el planteo público del peronismo cordobés no se saldrá de los lineamientos aludidos por Torres y Llamosas. Sin embargo, en filas del PJ las señales de acercamiento entre Schiaretti y Fernández podrían relajar el celo que mostró el gobernador durante la última campaña, cuando evitó pronunciamientos públicos de algunos intendentes que apoyaron a Fernández.

El otro aspecto que estuvo sobre la mesa ayer en el Centro Cívico tiene que ver con la situación financiera de los municipios.

En línea con la queja manifestada por la mayoría de los gobernadores no oficialistas –entre ellos Schiaretti–, los jefes municipales mostraron malestar por el impacto en las cuentas locales que tendrán las medidas que adoptó Macri para contener los efectos de la devaluación de los últimos días.

“Hay una preocupación genuina por el recorte de los envíos que llegan a los municipios vía coparticipación. El Gobierno nacional tomó estas medidas de manera inconsulta. Nadie está en contra de que se busque poner dinero en los bolsillos de la gente, pero deberían habernos consultado, porque los municipios somos el mostrador al que primero acuden los vecinos”, aseveró Llamosas, quien calculó que para su ciudad el impacto podría ser de unos 20 millones de pesos para lo que resta del año.

Torres, en tanto, aseguró que la situación en el interior “se hace más difícil día tras día”. “La recaudación viene cayendo y no se recupera. El año pasado, nos quedamos sin el fondo sojero y ahora esta nueva quita. El Consenso Fiscal quedó desvirtuado”, apuntó. Y cifró expectativas sobre el resultado de la reunión de ministros de Finanzas que desarrollará hoy en el Concejo Federal de Inversiones, donde las provincias, en conjunto, exteriorizarán su malestar por el menor goteo de coparticipación de Ganancias e IVA, fundamentalmente.

Fernández: Nadie quiere vivir en este estado de crisis

El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, se refirió ayer al segundo diálogo que mantuvo tras las Paso con el presidente Mauricio Macri. “Nadie quiere vivir en este estado de crisis”, aseguró. Además, manifestó que “todos queremos que la Argentina salga de la zozobra”.

Después de mantener el lunes un segundo contacto telefónico con el jefe del Estado, Fernández planteó que le propuso al mandatario “darse la oportunidad de hablar todas las veces que fueran necesarias”. Al respecto, consideró que “debería dejar de ser noticia que hable un presidente con un opositor”.

“Ayer (por el lunes), el presidente me llamó preocupado por lo que estaba pasando en Nueva York, unos bancos estaban ejecutando una garantía que significaba que perdiéramos 3.000 millones de reservas, le dije lo que me parecía, fue una buena charla cordial, correcta”, agregó.

Al reconocer que Macri le pidió, en virtud de haber sido el candidato más votado en las Paso, llevar calma a los mercados, Fernández sostuvo que por ese motivo les solicitó a los economistas Guillermo Nielsen y Emmanuel Álvarez Agis que “salieran a explicar algunas cosas que se podían mal interpretar” en torno al manejo de la economía. En esta línea contó que Macri le dijo que era “razonable” que viajara a Wall Street, una posibilidad que Fernández desestimó porque, sostuvo, “la responsabilidad es del Gobierno” y no suya.

“Me hubiera gustado que el Gobierno anclara el precio del dólar antes de que yo hablara, no lo hicieron y fue una pena”, expresó. En tanto, alertó: “Tenemos que seguir trabajando juntos y prestando atención a lo que pase en la economía”.

“Todos entendemos que el aumento del dólar repercute sobre la inflación, y nadie quiere que empeore el salario de la gente”, subrayó en declaraciones al noticiero Telenoche.

La Voz

(Visited 50 times, 50 visits today)