Este lunes comienza el juicio a un hombre de Brinkmann y otro de Marull por el crimen de matrimonio en Chipión

¡Compartir es demostrar interés!

Este lunes comienza en la Cámara Criminal y Correccional de nuestra ciudad el juicio por el robo seguido de doble homicidio del matrimonio de Altos de Chipión.

El brutal hecho sucedió en la madrugada del 29 de abril de 2017 y resultaron víctimas Edelmira Adalid y Délico Pusetto, de 78 y 81 años, respectivamente.

Su familia aguarda una condena ejemplar para los tres imputados, los que, aseguran, son culpables de la muerte de los jubilados. Además, se mostró conforme con la investigación que realizó el fiscal de Morteros Alejandro Acuña y sostienen que hubo un «entregador».

Por el grave hecho de sangre serán juzgados Maximiliano Scolastrichi (29) domiciliado en Brinkmann y Jorge Nahuel Ibáñez (23), oriundo de Marull, además de un menor brinkmanense que al momento de ocurrir el hecho tenía 16 años.

Los dos mayores están acusados como supuestos autores de «violación de domicilio y doble homicidio calificado en ocasión de robo» delito que contempla una única pena de prisión perpetua. En el caso del menor, se lo acusa de «entregador», de ser quien dio detalles de la vivienda y de la situación económica de la pareja asesinada.

Como querellantes se presentarán las hijas de las víctimas, Daniela y Andrea Pusetto, que serán representadas por el abogado Rubén Caffaratta. La primera de ellas dialogó con LA VOZ DE SAN JUSTO y AM 1050 previo al inicio del juicio.

 -¿Cuál su expectativa ante el inicio del juicio por el homicidio de sus padres?

 Lo que esperamos mi hermana y yo es que se haga justicia, pretendemos que quienes cometieron este asesinato vayan a la cárcel. Lo ocurrido fue realmente increíble, estos días he estado mentalmente repasando todo lo ocurrido y no le encuentro una razón.

 -¿Conocía a los acusados?

 No, a ninguno de los tres. Sabíamos que alguna gente del pueblo los conocía, ellos en realidad recibieron la información de que había dinero en la casa de mis padres, de parte de uno de los albañiles que estaba trabajando allí por esos días.

 

-¿Usted fue quien primero tomó conocimiento de lo ocurrido?

 Sí, mi mamá alcanzó a llamarme. ¿Cómo hizo?, no me lo explico porque estaba muy golpeada, llegué y me dijo que habían entrado a la casa, los habían golpeado y que a mi papá no lo escuchaba, ella pensaba que se lo habían llevado. Fui rápido porque vivo a ocho cuadras y tenía la camioneta fuera de casa.

 

 -¿Con qué panorama se encontró cuando llegó?

 Era de terror, si bien la casa estaba en obra y todo estaba desacomodado, había polvillo por todas partes, en un dormitorio en donde estaba todo acumulado. Yo pensé que a mi mamá la habían golpeado pero no de la forma en que lo habían hecho, siempre creí que era algo leve. Por eso cuando la vi no podía creer, era terrible ver en el estado en que se encontraba.

 

-¿Habló con el fiscal que investigó lo ocurrido?

 Conocí al fiscal que investigó lo ocurrido, hasta ahora estoy muy conforme de cómo ha actuado la Justicia, solo me resta esperar que la sentencia sea ejemplar en cuanto a la cantidad de años de la pena, pero creo que los van a considerar culpables. No tenemos dudas que estamos frente a los culpables. La investigación fue bien realizada, se recolectaron todas las pruebas, ahora depende de los jueces y los jurados. Nosotros esperamos que esto no se vuelva a repetir porque el daño ya fue causado, más no nos pueden hacer. Pero el tema es que estos sujetos no pueden estar libres como si nada hubiese pasado, ya que creo que volverían a hacer lo mismo.

 

-¿Cómo fue seguir sin sus padres?

 Seguir es un día a día, creo que tenemos fortaleza gracias a un montón de gente que nos acompaña, ellos están presentes. Con mi hermana tenemos mucha fe, eso es lo que fundamentalmente nos ayuda. Nosotros creemos firmemente en la educación y los valores que nos inculcaron, se debe hacer justicia para que esto no le vuelva a ocurrir a nadie, no queremos que se repita con ninguna persona y que se haga justicia por mis padres que fueron las víctimas ese día.

 Juicio con jurados

El juicio oral y público, que comenzará a las 9 en los tribunales locales, se realizará con la participación de ocho jurados populares y el tribunal será presidido por el juez Mario Comes.

La acusación estará a cargo de la fiscal de cámara Consuelo Aliaga Díaz, en tanto que las defensas de los imputados es asumida, en el caso de Ibáñez, por el abogado Mario Ruiz; Scolastrichi tendrá al asesor letrado César Testa y el menor contará con la asesoría de Lucio Sarnago.

 El asalto fatal

Los dos ancianos vivieron la peor pesadilla de su vida. Alrededor de las 5 de la mañana, los delincuentes ingresaron a su vivienda de calle Sarmiento al 800, en Altos de Chipión, para robarles y los golpearon salvajemente. Ese brutal y trágico suceso acabó con la vida de Délico. Su mujer, Edelmira, fue trasladada de urgencia a una clínica de Córdoba tras los golpes que recibió, pero falleció días después porque no pudo recuperarse de semejante crueldad.

El caso fue investigado por el fiscal Acuña. El primero en caer detenido fue Ibáñez en Marull y luego, en Brinkmann, Scolastrichi. Al primero se le secuestraron 4.400 dólares ocultos en una bolsa de nylon que había enterrado al lado de su vivienda. En poder de Scolastrichi la policía halló 4.800 dólares, 1.000 pesos y un revólver calibre 22. El dinero en ambos casos era producto del fatal asalto. El menor fue aprehendido días después.

Fuente: La Voz de San Justo