Morteros: un docente alertó sobre la menor que era prostituida

¡Compartir es demostrar interés!

Esta semana se conoció que en Morteros una madre y dos hijas de la mujer prostituían a una niña de 10 años (motivo por el cual ahora las tres mujeres de 42, 19 y 22 están detenidas en la Unidad Penitenciaria de la ciudad de Villa María), pero el caso comenzó a ser investigado cuando un docente alertó sobre estos hechos, además de la pareja del padre de la pequeña.

El hombre, llamado Jorge Tosolini, es profesor de Educación Física y habló con  LA VOZ DE SAN JUSTO cómo fue que sospechó la situación que la niña vivía dentro de la casa donde convivía con las tres detenidas.

“Es una niña que concurre a la escuela y lamentablemente ha sido promovida por su familia a la prostitución, nosotros veníamos haciéndole un seguimiento ya que teníamos alguna información sobre lo que sucedía”, comentó Tosolini.

Ese seguimiento mencionado por el profesor da cuenta de “un cambio en el carácter de la pequeña”, ya que mostraba “cierta rebeldía o en contraste mucha timidez”. Sobre este punto se explayó diciendo: “Mostraba un carácter muy complicado e incluso había orden de restricción de acercamiento a la menor para algunos familiares”.

No podían acercarse

Además de la madre y sus dos hermanas mayores el fiscal de Instrucción de Morteros, Alejandro Acuña, ordenó la detención de un hombre de 62 años que habría pagado por los servicios sexuales de la menor.

El caso conmocionó a la ciudad y a la comunidad educativa de donde era parte la niña. Por esta razón Tosolini reflexionó que “como docentes se plantean la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran muchos niños”, y señaló que “hay una gran cantidad de chicos que tienen un impedimento de contacto con familiares directos”. Por eso dijo que “estos hechos hacen que los docentes tengan cuidado extremo”.

Hay que resaltar que el caso concreto de esta menor, quien tenía orden de impedimento de contacto era su mamá. 

“Ella y las hermanas tenían restricción de acercamiento a la niña, en reiteradas ocasiones intentó acercase a la escuela y nos encontrábamos con el problema de que algunos docentes no estaban en conocimiento de esta situación”, expresó el docente.

Involucramiento de la familia

El docente, calificó lo sucedido como “extremadamente grave” e indicó que “esta situación se habría originado un año atrás”. Sin embargo la preocupación desde la comunidad educativa pasa por otro lado también: “Lo que nosotros pensamos es lo que pasará por la cabeza de esta niña que sufrió estos agravios ultrajantes y denigrantes”.

Por ello, subrayó que es importante el rol de la familia de la pequeña y resaltó “el involucramiento de la pareja de su papá porque jugó un papel muy importante ya que advirtió la situación”.

Tosolini dijo que la mujer cuando conoció esto “habló con los profesores en el colegio” y “se involucró para brindarle contención a la pequeña”. El docente además puntualizó: “Nosotros somos auxiliares de la educación. Los verdaderos educadores son los padres y la familia. En este caso la  mujer que tiene una relación no parental, fue quien puso límites a lo que sucedía y de este modo se pudo conocer lo que ocurría”.

Por último y previo a destacar la labor del fiscal al mando de la investigación Tosolini refirió: “Esperamos que la niña se pueda recuperar de todo lo sucedido y que pronto pueda volver a la escuela”.

Investigación

Esta semana se realizaron dos allanamientos en Morteros. Uno en una propiedad de calle Maipú al 1500, donde detuvieron a la madre y dos hermanas de la niña. También se secuestraron dos preservativos y un teléfono celular.

El segundo allanamiento se concretó en el domicilio de Maipú al 600, donde detuvieron a un hombre de 62 años al que se le incautaron tres celulares y dos armas de fuego.

Ayer el fiscal Acuña confirmó la detención deuna mujer de 42 años -de apellido González- que es la mamá de la víctima y de sus hijas de 19 y 22 años. Las tres están acusadas de prostituir a la niña.

Sin embargo, en los procedimientos que se realizaron también se detuvo a un hombre de 62 años sindicado como un cliente que está acusado por el delito de “abuso sexual gravemente ultrajante”.

Las mujeres fueron detenidas y enviadas a la Penitenciaría de la ciudad de Villa María, en tanto que el hombre a la cárcel de San Francisco.

Desde el año pasado están detenidos dos hombres que están acusados de abusar de la pequeña. Ellos eran parejas de las tías de la menor.

La pequeña se encuentra en resguardo y contenida en un organismo de minoridad.

La Voz de San justo