Ya son tres los detenidos por supuesta trata de persona con fines de explotación laboral en San Francisco y Villa María

¡Compartir es demostrar interés!

Suman tres los detenidos -dos mujeres y un varón- en torno a la causa por supuesta “trata de personas con fines de explotación laboral” que investiga el juez federal de San Francisco Pablo Montesi.

Se trata de un hombre de nacionalidad boliviana, quien sería el responsable del comercio de venta de ropa conocido como “Modas Andrea” ubicado en bulevar 25 de Mayo al 2700 en nuestra ciudad. El detenido fue trasladado a la cárcel de San Francisco.

Recordemos que la víctima sería una joven de 18 proveniente de Bolivia la que fue rescatada luego de que se allanara el local comercial antes mencionado y otro similar en Villa María el viernes 14 de junio.

Actualmente, la joven se encuentra bajo el cuidado de la Subsecretaria de Asistencia y Trata de Personas de la provincia de Córdoba.

Por su parte, la propietaria de una de las tiendas declaró que todo obedeció a un malentendido, negó trata laboral y agregó que la víctima era una conocida a la que ella le dio trabajo.

En el marco de la investigación, además de las detenciones, la Justicia secuestró un automóvil Volkswagen Fox de color azul.

La investigación se inició a raíz de una denuncia que alertaba que la joven dormía en el interior del local comercial allanado en nuestra ciudad. Ante las autoridades policiales, la joven habría declarado que trabajaba en ese comercio y que la tenían encerrada.

Además, a la joven se le habría retenido la documentación personal luego de que manifestara que quería regresar a Bolivia.

Ante la sospecha, efectivos de la Policía Federal (PFA) siguieron el ómnibus con el que la joven abandonó San Francisco para viajar hasta Villa María. Los policías comprobaron que al arribar a la Terminal de Ómnibus de esa ciudad, ella se dirigió hacia la confitería del lugar y al rato apareció una mujer en un automóvil con la que se retiró.

Inmediatamente los efectivos lograron rescatarla y detener a quien conducía el automóvil y a la dueña de la tienda en donde supuestamente la víctima iba a ir a trabajar.

Tras ello, el juez Montesi libró las órdenes de allanamientos para ambos comercios, el de Villa María y el de nuestra ciudad.