REDES – La campaña de falso video íntimo de la ex cantante de Rombai

¡Compartir es demostrar interés!

La cantante uruguaya Camila Rajchman, ex integrante del grupo de cumbia Rombai, impactó a sus seguidores de Instagram cuando publicó en los últimos días un video en el que avisaba que se había viralizado un «video íntimo» suyo y pedía ayuda.

«Les voy a pedir por favor que cuando les llegue que no lo miren, que no lo reenvíen, que lo borren. Les voy a pedir también que le digan a la persona que se los mandó que lo deje de mandar, por respeto a mí, a mi familia, a mi trabajo», expresó.

Y agregó: «Por respeto a ustedes mismos, porque también les puede pasar a sus hijos, a sus parejas. Seamos responsables del contenido que mandamos, si queremos reenviar algo que sea esto», se le escuchaba contar a la artista a través de un posteo en su cuenta personal».

Tras la repercusión, la artista subió otro video, 24 horas después -este martes-, en el que explicó que no existía tal grabación de contenido erótico, sino que se trataba de una campaña de concientización.

Se trató de un trabajo del Instituto Nacional de la Juventud (INJU/MIDES) de Uruguay a través de la agencia de publicidad PIMOD llamado «el video que no fue».

Desde la entidad, analizaron y monitorearon las búsquedas de Google de palabras clave como «video camila rajchman», «video íntimo camila rajchman» y «camila rajchman hot», entre otras cosas, que crecieron exponencialmente tras la publicación de la joven.

El objetivo de la campaña fue tratar de generar un cambio en el comportamiento de los usuarios, para evitar el envío de materiales del ámbito privado de las personas.

View this post on Instagram

Hola amigos! Hace ‪24 h‬ publiqué un video donde contaba que se estaba viralizando un video intimo mío. Les quiero confesar que ese video NUNCA EXISTIÓ. Primero que nada, quisiera pedirle perdón a todos aquellos que realmente se preocuparon por mi. Decidí sumarme a una campaña de Mides-  INJU y Pimod; ellos fueron lo creadores de esta idea de alto impacto en la cual decidí participar sabiendo que corría ciertos riesgos.  La causa me atrapó. Muchísimas veces ha pasado de que nos lleguen tanto videos como fotos de personas públicas (o no) en una situación íntima y que nos adueñemos del contenido reenviándolo, compartiéndolo, buscándolo, etc. Es por eso que desde que se publicó “mi video” que estuvimos estudiando minuto a minuto las búsquedas y las palabras claves en relación a “mi video viral”. Los datos recopilados fueron miles. Se dispararon las búsquedas y menciones en redes sociales. Muchísima gente se abrió conmigo, muchísima gente me apoyó, mucha gente se dio cuenta que era parte de una campaña, pero otra tanta me insultó por “haberme filmado”, por confiar en quien le mandé el supuesto video, por ser “tan trola”, por “hacerme la linda”, entre otras cosas. Hoy, viendo las repercusiones del “video que no fue”, lo volvería a hacer. Me comprometí con la causa y me comprometo a seguir participando de acciones que formen conciencia de la gravedad de viralizar contenidos íntimos en las redes. Disculpen si tomamos una decisión extrema, estábamos buscando un cambio extremo. Gracias Cami ❤

A post shared by Cami Rajchman (@camilaraj) on

A modo de conclusión, la agencia sostuvo que el experimento social pretende generar un cambio en el comportamiento de los individuos, al tiempo que busca sensibilizar y educar a los usuarios con el fin de radicar el envío de materiales del ámbito privado de cada persona.

«Muchísima gente se abrió conmigo, muchísima gente me apoyó, mucha gente se dio cuenta que era parte de una campaña, pero otra tanta me insultó por ‘haberme filmado’, por confiar en quien le mandé el supuesto video, por ser ‘tan trola’, por ‘hacerme la linda’, entre otras cosas», relató  Camila en el video de la explicación.

Y agregó: «Muchísimas veces ha pasado de que nos lleguen tanto videos como fotos de personas públicas (o no) en una situación íntima y que nos adueñemos del contenido reenviándolo, compartiéndolo, buscándolo (…)Disculpen si tomamos una decisión extrema, estábamos buscando un cambio extremo».

 

Fuente: Cadena 3