Declararon “Patrimonio Histórico y Material” la Biblioteca de Suardi

¡Compartir es demostrar interés!

En la noche del lunes 25/11, se realizó frente a la Biblioteca Popular Domingo Faustino Sarmiento, el acto de Declaración de Patrimonio Cultural y Material de dicha Biblioteca.

Estuvieron presentes en el acto el Intendente, Sr. Hugo Boscarol, el Director Provincial y Concejal Electo, Sr. Gustavo Sella, el Presidente del Concejo Municipal: Dr. Leandro Gastaldi, la Concejal, Sra. Analía Scarpolini, el Concejal, Sr. Diego Sella, la Concejal, Sra. Ruth Gilliard, la Secretaria de Hacienda y Finanzas, CPN, Jimena Lingua, la Representante del Área de Cultura y Educación, Sra. Marianela Mottura, la Comisión de la Biblioteca, Presidente, Sr. Javier Dorrego, Vicepresidente, Sr. Luciano Serafin, Tesorera: Sra. Marta Pesce, Secretaria: Sra. Patricia NarbonaVocales titulares: Dra. Viviana Tonini, Srta. Paula Costamagna y Srta. Evangelina Braconi, Vocales suplentes: Dra. Emilia Della Vedova, Srta. Antonela Paez, Sra. Alicia Morra, Colaboradores: Julia Gerlero .

 

Mediante Ordenanza N° 76/ 2019

VISTO:

La importancia de destacar y reconocer a las instituciones que contribuyen al desarrollo cultural, educativo y recreativo de los pobladores de nuestra ciudad, como así también de preservarlas y conservarlas, otorgándoles el valor histórico cultural que merecen, y

CONSIDERANDO:

La importancia de difundir el patrimonio cultural tangible e intangible de un lugar para promover el sentido de pertenencia, de las generaciones presentes y futuras.

Que, en el año 1933, surge entre los pobladores suardenses la necesidad de crear un centro de tipo cultural. El 14 de octubre, de ese mismo año, queda formada una comisión provisoria cuyo fin era reunir socios y realizar propaganda tendiente a manifestar que esa institución a crearse sería libre de toda tendencia política e ideología religiosa. El día 19 de octubre se realiza la Asamblea General con el fin de conformar la Comisión Directiva entre los socios presentes; además se elige el nombre de la institución, Domingo F. Sarmiento, en homenaje al propulsor y defensor de las bibliotecas populares en nuestro país.

En el año 1940 se obtiene la Personería Jurídica concedida por el Superior Gobierno de la Provincia de Santa Fe.

En abril de 1969 se inicia la construcción del edificio propio, en donde funciona actualmente, en calle M. Moreno esq. 25 de Mayo, con el Plan de la Provincia “20 y 20”; el mismo quedó terminado en 1970, pero aún la biblioteca no lo ocupó hasta el 1º se septiembre de 1977.

El 30 de octubre de 1999 se inaugura el primer piso del edifico, denominándose sala José Pedroni.

La institución con los años, formó un importante acervo documental que se mantiene en permanente actualización y que constituye, una reconocida fuente de consulta de estudiantes y público en general. La biblioteca posee un caudal aproximado de  14.000 libros, 320 unidades entre videos educativos, películas y Cd de música folklórica nacional. Cuenta con más de 200 familias asociadas.

Se trata de una asociación sin fines de lucro, creada por iniciativa popular abierta a toda la comunidad, asegurando la igualdad de oportunidades y pluralismo ideológico, garantizando el acceso a la cultura y a la educación permanente del pueblo.

Es de destacar la labor a los integrantes de nuestra comunidad que trabajan allí, ya que esta institución se encuentra cumpliendo su 85° Aniversario.

La declaración de Patrimonio cultural de la Biblioteca Popular Domingo Faustino Sarmiento persigue poner en valor tanto el trabajo de los vecinos y vecinas en la Biblioteca Popular como así también el fondo bibliográfico.

Las entidades que identifican y clasifican determinados bienes como relevantes para la cultura de un pueblo, de una región o de toda la humanidad, velan también por la salvaguarda y la protección de esos bienes, de forma tal que sean preservados debidamente para las generaciones futuras y que puedan ser objeto de estudio y fuente de experiencias emocionales para todos aquellos que los usen, disfruten o visiten.

La Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural fue adoptada por la Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) el 16 de noviembre de 1972, cuyo objetivo es promover la identificación, protección y preservación del patrimonio cultural y natural de todo el mundo, el cual es considerado especialmente valioso para la humanidad.

Como complemento de ese tratado, la Unesco aprobó, el 17 de octubre de 2003, la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial, que definió que se entiende por patrimonio cultural inmaterial los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas

 -junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes- que las comunidades, los grupos y, en algunos casos, los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural.

Este patrimonio cultural inmaterial, que se transmite de generación en generación, es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad y contribuyendo así a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana.

La cultura es un elemento prioritario del patrimonio porque, de acuerdo con la premisa de que es necesario conocer aquello que valoramos, en la medida en que conozcamos las múltiples manifestaciones que se gestan en aquélla, se potencia la identificación y determinación de significación del patrimonio.

Diversas han sido las manifestaciones que han producido las culturas del mundo a través de la historia para comunicarse y sustentar su desarrollo. Algunos objetos informativos elaborados por las sociedades desde épocas inmemoriales hasta las contemporáneas son los libros y los documentos.

Las sociedades han utilizado diversos materiales para elaborar los documentos, los cuales se listan enseguida de acuerdo con el orden cronológico en que se han empleado: inscripciones en piedras, tablillas de arcilla, papiro, pergamino, pieles, telas, papel, cintas magnéticas, discos compactos y soportes electrónicos.

Las manifestaciones bibliográficas y documentales pueden considerarse objetos útiles que forman parte del patrimonio cultural. Con base en sus particularidades significativas los libros y los documentos se pueden clasificar como patrimonio [Escamilla, 1995: 87] intelectual, material, gráfico, social e histórico, entre otros criterios de clasificación.

POR TODO ELLO EL CONCEJO MUNICIPAL DE SUARDI, SANCIONA LA SIGUIENTE ORDENANZA:

Artículo 1º) Declárese Patrimonio Cultural material al edificio de la Biblioteca Popular Domingo Faustino Sarmiento, ubicado en calle M. Moreno esq. 25 de Mayo, y a todo el acervo bibliográfico y documental que conforman la misma, y Patrimonio inmaterial la labor de los vecinos y vecinas que desarrollan actividades en la institución.

Artículo 2º) El DEM colocará una placa informativa indicando su condición de Patrimonio Cultural y datos sobre su historia y construcción.

Artículo 3º) Se pondrán a disposición de la Biblioteca los fondos necesarios para el mantenimiento del edificio sobre el cual se encuentra emplazada, constatando desde el área de Obras Públicas de la Municipalidad la necesidad real de realización de las tareas que se peticionen. De igual modo, se realizará con las necesidades para la conservación del acervo bibliográfico y documental que conforman dicha institución.

Artículo 4º) Los gastos que demande la ejecución de la presente serán imputados a la partida presupuestaria vigente.

Artículo 5º) Regístrese, Publíquese, Comuníquese y Archívese.