La Laguna Mar Chiquita otra vez en “modo Caribe”

Miramar de Ansenuza volvió a sorprender a los turistas por el color turquesa que presentó el agua de la Laguna Mar Chiquita, esta tarde, tal como sucedió a mediados de febrero del año pasado.

Las postales de este increíble y soñado paisaje se viralizaron en las redes sociales y algunas parecían estar editadas con Photoshop. Pero detrás de ese fenómeno hay una explicación científica, ya que generalmente la laguna posee una coloración con menor intensidad en los tonos.

De a ratos, la Laguna cambia su tonalidad 
 
Las lluvias hicieron que la salinidad del agua cambiara, lo que permitió una absorción selectiva de la luz y provocó cambios en las tonalidades del agua, por momentos. 

Fue así como la sal bajó y el color verde esmeralda cubrió toda la laguna. Además, con la incidencia del sol, alcanzó el turquesa. En contraste con el cielo celeste, el paisaje fue soñado.

 

La vista de la laguna desde uno de los restaurantes ubicados en la costanera de Miramar. (Foto: Facebook Petit Restaurant Miramar)