Caso Casermeiro: La defensa de Gette pide investigar otras dos hipótesis y no solo la pista económica

¡Compartir es demostrar interés!

Al finalizar la feria judicial de enero, los abogados de Gerardo Luis Gette (57), único imputado y detenido por el crimen de Daniel Casermeiro (61), solicitarán la libertad de su defendido ya que consideran que “no hay suficientes pruebas que lo ubiquen en el horario y lugar en donde ocurrió el homicidio” del ginecólogo.

 Así lo manifestó a LA VOZ DE SAN JUSTO José Valverde, uno de los dos defensores de Gette. El otro letrado es Fernando Martini.

Para el abogado, la investigación del fiscal Bernardo Alberione se centró solamente en la última persona con la que fue visto el médico (haciendo referencia a Gette) cuando ambos salen de la clínica.  “Esto fue muchas horas antes de la hora probable de la muerte”, dijo Valverde y cuestionó: “Se han quedado con esa hipótesis y descuidaron otras dos que están en el expediente”.

El cuerpo sin vida del médico fue hallado el 26 de diciembre en la vieja ruta a Luxardo 

En tanto, Valverde evitó brindar detalles sobre las otras dos hipótesis a las que hizo referencia en el expediente, “no vamos a ser nosotros quienes las demos a conocer” y criticó nuevamente que “no hayan sido investigadas”.

Consultado sobre novedades del caso, Valverde indicó que “no hay muchas, ya que desde el 7 de enero la Fiscalía actuante se encuentra de feria, entonces se aprovecha este receso para analizar el expediente y establecer la estrategia de defensa en la que vamos a trabajar nosotros. Vamos a solicitar la libertad de nuestro defendido”, reiteró.

El primer día hábil de febrero “vamos a averiguar si se ha incorporado alguna nueva prueba informativa de la que nosotros no tengamos conocimiento y a partir de allí vamos a solicitar la excaercelación”, insistió.

 

Coartada

A criterio de los defensores, “Gettepodría demostrar en qué lugar estuvo cuando ocurrió el homicidio del médico ya que tampoco hay una certeza sobre el horario”.

El único dato que nos hace intuir como horario probable del asesinato es la última conexión de Whastapp del teléfono de Casermeiro, pero nada indica con certeza que ese sea el momento”.

De todas maneras, aludió: “A esa hora Gette estaba en otro lugar”.

 

 

El móvil del homicidio 

El fiscal Alberione analiza “mucha prueba”, pero la pista más importante es el móvil económico, aun cuando la defensa de Gette asegura que existen otras hipótesis fuertes.

Horas después de la desaparición de Casermeiro, ya varias pistas apuntaban contra Gette como el principal sospechoso por la desaparición del médico.

En ese momento, trascendió que el fiscal podría imputarlo desaparición forzada de persona, pero Alberione todavía no se mostraba del todo seguro de tomar esa decisión.

Pero todo se aceleró cuando el 26 de diciembre Nelson Rovasio, un peón rural de 23 años, se topó con el cadáver de Casermeiro tirado en medio de un maizal a la vera de la vieja ruta a Luxardo.

Casermeiro fue buscado durante una semana hasta con el helicóptero de la Policía de Córdoba 

Tras constatar que el cuerpo era del ginecólogo buscado desde hacía una semana y que había sido asesinado de un balazo en la nuca, Alberione ahora sí ordenó la detención de Gette, al que le imputó el delito de homicidio calificado por alevosía.

Gette era seguido de cerca por los investigadores e incluso el domingo anterior al hallazgo del cuerpo se había allanado el domicilio de su hijo Leonel, en barrio Chalet.

Entre otras contradicciones, este hombre habría declarado en un primer momento que el jueves no había visto a Casermeiro ni había tenido ningún tipo de contacto con él, algo que fue desmentido a través del cotejo de las cámaras de seguridad de la zona que fueron analizadas y el entrecruzamientos de las llamadas telefónicas y las celdas de las antenas que fueron tomando a estos aparatos.

De esta manera, se cotejó que Gette y Casermeiro sí se encontraron el jueves 19 de diciembre temprano, que discutieron y que luego se marcharon juntos en el auto BMW 200i del médico. Y que durante la tarde en la que se produjo el crimen, ambos habían estado en la misma zona.

Gette, quien en 2012 había sido condenado en San Francisco a un año de prisión condicional por estelionato y defraudación por retención indebida, fue uno de los primeros en declarar en la investigación.

El domingo a la noche, el mismo día que fuera encontrado el auto del médico, el fiscal ordenó allanar la vivienda de Gette. Tras ello, el sospechoso se despachó con un texto que publicó en la red social Facebook: “No soy amante de las redes sociales y realmente no estoy equivocado!!! Parte de la sociedad y el pobre periodismo que tenemos, las usan sin pensar en el daño que pueden causar a personas o familias, dando nombres, apellidos… realmente unas miserias humanas!!! Hoy estamos pasando una situación desesperante con la desaparición de mi amigo el Doc Casermeiro… A raíz de eso se realizan allanamientos, testimoniales, etc., lo cual me parece perfecto de parte de la policía y la justicia que hacen su trabajo. Pero es realmente triste para su familia y amigos, la falta de seriedad de todos estos informantes de cuarta que se pelean por dar malas noticias. Hay que usar leyes penales para estos irresponsables!!! (sic)”.

Guette, un hombre dedicado a la actividad agropecuaria, sería del círculo de confianza del ginecólogo, con el que habría compartido algunos negocios.

Fuente:  La Voz de San Justo