Qué hace Diego en la cuarentena por el coronavirus y los cuidados especiales a un “paciente de riesgo”

“Ayer hablé con él; hablo todos los días. Le pregunto cómo está, le refuerzo las indicaciones para la prevención de la enfermedad… Él las entiende, está muy consciente de la situación, entiende la importancia de quedarse en la casa, de las pautas que hay que seguir… Tiene una consciencia social increíble”.

Desde hace más de diez días, el contacto de Diego Maradona con quienes habitan más allá de las paredes de su casa de Bella Vista es a través del teléfono, o vía redes sociales, donde se mantiene bastante activo. Quien referencia el trato diario con el astro, de 59 años, es Leopoldo Luque, su médico personal desde hace cuatro años.

El profesional, de 38 años, que trabaja en el Hospital Alemán y tiene su centro médico propio (Columna Baires), le contó a Infobae cómo pasa el entrenador de Gimnasia La Plata la cuarentena obligatoria por la pandemia de coronavirus, que en Argentina ya acumula más de 300 infectados.

“Él me pide que les avise a todos que está bien. Me comunico telefónicamente o por videollamada porque la idea es que no vea a nadie; a mí tampoco. Los médicos estamos en una situación difícil, estamos en el área de tiro; esa es la realidad”, subrayó la precaución del tratamiento a distancia.

Sin embargo, ante el advenimiento de los contagios en Argentina, en la previa de la última aparición pública del campeón del mundo en México 86 (el viernes 13, cuando el Lobo igualó 0-0 ante Banfield por la primera fecha de la Copa de la Superliga), Luque y su equipo se acercaron al hogar del Diez para diagramar un plan en pos de cuidarlo del COVID-19.

“Cuando veíamos que se venía esto y todavía no se había decidido la cuarentena oficial, fuimos a la casa, estuvimos con él, le hicimos laboratorio y le dimos los complementos vitamínicos y minerales que necesitaba para que esté óptimo”, explicó.

Además, su entorno se cerró para disminuir al mínimo el movimiento en la casa. Un equipo de su círculo íntimo definió mudarse con Diego y acompañarlo durante el aislamiento social. “Está con la misma gente que no puede entrar ni salir, cumpliendo la cuarentena a rajatabla, como debe ser”, advirtió Luque.

«Los médicos estamos en una situación difícil, estamos en el área de tiro; esa es la realidad», dice

El médico que trata a Diego no apeló a eufemismos para describir la posición del ex capitán de la Selección frente a la enfermedad. “Si me preguntan si Maradona es paciente de riesgo, sí, es de riesgo. Tiene antecedentes cardiológicos, es hipertenso, y eso lo pone en una franja de riesgo”, aseguró.

El actual técnico tripero sufrió una arritmia de miocardio en enero del 2000 en Uruguay. En ese momento, sólo un 38% del órgano le funcionaba con normalidad. Y le quedaron algunas secuelas.

Pero Luque hizo una aclaración: “Todos somos potencialmente de riesgo, no hay que relajarse, por más que uno sea joven y sano. Hay que tomar las mismas medidas para todos”.

¿Qué hace Diego en el tiempo ocioso? “Me dice que está aburrido, como todos los que les toca quedarse en su casa, mira mucho deporte, noticieros. Pero entiende que es lo que hay que hacer”, concluyó el médico. “Hoy nos toca estar separados, pero más unidos que nunca. #QuedateEnCasa”, fue el mensaje de Pelusa el día que el presidente Alberto Fernández decretó la cuarentena obligatoria. La pelota, aun en el caso de Maradona, puede esperar…

Infobae