JJ.OO. | Ya hay lío con las fechas de Tokio 2021

El Comité Olímpico Internacional y Japón piensan en organizar los postergados Juegos Olímpicos entre marzo y abril del año próximo. Algunos comenzaron a poner el grito en el cielo…

El Comité Olímpico Internacional (COI) y Japón estudian la posibilidad de organizar los Juegos Olímpicos de Tokio​ en la primavera de 2021 (otoño por estos lados) y prevén tomar una decisión sobre las nuevas fechas en tres semanas, según publican este viernes los medios japoneses.

El período comprendido entre marzo y abril del próximo año parece ganar opciones en estos momentos debido a la disponibilidad del calendario, después de que ambas partes acordaran el pasado martes posponer los JJOO «más allá de 2020 pero antes del final del verano de 2021».

Así lo revelaron fuentes próximas al COI al diario nipón Nikkei, el cual recoge que el organismo internacional tomará una decisión final sobre las fechas definitivas tras las consultas que está llevando a cabo con los organizadores japoneses y las federaciones deportivas implicadas.

Los organismos deportivos analizaron las distintas posibilidades en una teleconferencia que mantuvieron este jueves, y en la que el presidente del COI, Thomas Bach, se dio un plazo de tres semanas para alcanzar una resolución, informó la cadena estatal nipona NHK. Bach había señalado el miércoles que las primeras consultadas serán las 33 federaciones internacionales que participan en los Juegos, y apuntó que el verano (nuestro invierno) es sólo «una de las opciones» para los JJOO que recibirá la capital japonesa en 2021.

En la reunión por teleconferencia, varias federaciones respaldaron la celebración de los Juegos en el tercer y cuarto mes del año para evitar el intenso calor que suele darse en Tokio durante su verano, mientras que otros participantes propusieron estudiar otoño como opción, según dijeron fuentes de estos organismos al citado medio nipón.

La ministra japonesa encargada de los Juegos Olímpicos, Seiko Hashimoto, afirmó que «hay problemas por resolver en el calendario» de 2021 debido a las competiciones internacionales ya previstas en torno al verano, al ser preguntada por la posibilidad de fijar los Juegos entre marzo y abril. «Las fechas se definirán escuchando todas las opiniones del COI, del Gobierno de Tokio y del comité organizador. Seguiremos de cerca todo este proceso para colaborar en tomar la mejor decisión posible», dijo la ministra en declaraciones a los medios. «Se tomará una decisión según la viabilidad del calendario y la disponibilidad de las sedes», señaló en la misma línea la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, quien añadió que su prioridad en estos momentos es «prevenir la extensión de los contagios de coronavirus» en la capital.

El comité de organizador, por su parte, expresó en la víspera su deseo de que se fijen pronto unas nuevas fechas para los Juegos Olímpicos en la capital japonesa, que estaban originalmente programados entre el 24 de julio y el 9 de agosto del 2020. «Hay muchos aspectos que no pueden avanzar si no se decide rápidamente el nuevo periodo (de los Juegos)», indicó Muto, tras la primera reunión del grupo de trabajo especial creado por el comité organizador de los JJOO para el aplazamiento de las competiciones.

El primer pulgar abajo…

De más está decir que el consenso no se logrará tan fácilmente. El primero que tiró la piedra en disconformidad a las posibles fechas elegidas fue Michael Wiederer, presidente de la Federación Europea de Handball (EHF), quien fue claro al afirmar que la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio en la primavera europea de 2021 «no es una opción deseable». «Un calendario internacional estable es esencial para la organización de las competiciones nacionales y europeas. Colocar los Juegos Olímpicos en la primavera de 2021, en mitad de la temporada, afectaría dramáticamente todas las competiciones», dijo Wiederer, en una entrevista que publica la EHF. «Además, tendría un impacto negativo en el Mundial de Egipto y en los propios Juegos. Ésta no es una opción deseable», añadió el presidente de la EHF.

El handball europeo ha aplazado todas sus competiciones y se ha propuesto el objetivo de reanudar su actividad en junio, si la crisis del coronavirus lo permite. Con esta medida el final de la temporada 2019-20 podría ser apenas un par de semanas antes del inicio de la 2020-21.

«Es obvio que no jugar produce gastos sin ningún ingreso. Esta fue la razón por la que fuimos los primeros en definir una nueva fecha y haremos todo lo posible para organizar todos nuestros eventos, que son el escaparate del balonmano», apuntó el austríaco Wiederer.

Fuente: OLÉ