Ansiedad, miedo, angustia y aburrimiento: cómo el encierro afecta psicológicamente a los deportistas

Luciana Vainstoc es psicóloga deportiva y hace más de 18 años que trabaja con futbolistas, tenistas, luchadores de MMA y jugadores de hockey, entre otros deportistas. Su rutina, como la de todos los argentinos, cambió desde que el Gobierno Nacional impuso la cuarentena obligatoria como medida preventiva por el peligro que genera la pandemia de coronavirus.

La especialista ya no atiende personalmente a sus pacientes. Hace días que brinda asesoría virtual con los profesionales que se sumergen en la ansiedad, el temor y la angustia que despierta el encierro. “En principio les aconsejo que mantengan una rutina con entrenamientos físicos, una dieta equilibrada recomendada por sus nutricionistas y que sostengan el desarrollo del trabajo invisible que va más allá del área de ejecución técnica y táctica”, explicó en diálogo con Infobae la profesional que tuvo sus inicios laborales en Chacarita.

“En cualquier momento la cuarentena se va a levantar y la idea es que no vuelvan a la actividad con 8 kilos de más”, aseguró Vainstoc; y remarcó que “dentro del caos y la crisis pueden surgir aspectos positivos”. Como los protagonistas suelen tener una vida distinta del ciudadano común, ya sea por los viajes, las concentraciones, las pretemporadas o las prácticas matutinas que se realizan durante la competición, en la mayoría de los casos “el deportista no toma dimensión de la rutina que demanda el hogar”. “A partir de la cuarentena, entonces, muchos toman más contacto con sus hijos y sus parejas, porque en su vida diaria tienen horarios cambiados. Sin embargo, se percibe un mayor grado de ansiedad”.

Luciana Vainstoc realiza asesorías virtuales con muchos deportistas del país y del exterior
Luciana Vainstoc realiza asesorías virtuales con muchos deportistas del país y del exterior

Las palabras de Vainstoc coinciden con la guía que elaboró la Facultad de Psicología de la UBA, ya que después de tantas horas de encierro pueden surgir sentimientos como el enojo, el aburrimiento, la tristeza, la soledad y la ansiedad. “Una de las claves para evitar esas emociones es que se mantengan en red con sus compañeros de equipo. Si bien tienen que respetar la norma que dispuso el Gobierno Nacional, la idea es que no se mantengan aislados. Es fundamental que hablen con otros jugadores que están atravesando la misma situación”, explicó la especialista.

En este marco, las redes sociales también aparecen como una herramienta indispensable para mantener el contacto con el exterior. “Justamente estamos tratando de capacitar a los jugadores para que sepan manejar esa exposición masiva, porque en algunos casos el aburrimiento y el ocio hace que descarguen pensamientos negativos que los pueden perjudicar”, argumentó.

Un ejemplo de ello se ampara en la teoría conspirativa que manifestó Marcelo Díaz, sobre la pandemia de coronavirus, al argumentar que se trata de un método del sistema capitalista de poder que atenta contra la clase trabajadora. “Nos están queriendo controlar, manipular y mantener en un estado totalmente aislado a la realidad sin tener la solución para enfrentar el virus”, escribió el chileno en Twitter.

“Si bien nunca trabajé con él, se nota que tiene una personalidad que va más allá de las reglas. En un momento de crisis o de aislamiento puso a flor de piel toda su personalidad. En estos momentos de tanto silencio; las voces que se escuchan, se escuchan mucho más fuerte. Él no es de perfil bajo y no trasciende las reglas. Hasta lo vimos comer una banana dentro de una cancha. Es un jugador que siempre da la nota en situaciones adversas”, analizó la psicóloga. PlayNicolás Tagrliafico desarrolla sus entrenamientos en Holanda junto a su pareja

Lo ideal es que tengan un límite sobre lo que van a exponer. Ellos son referentes y tienen que ser conscientes de lo que expresan. La realidad es que tienen que dar el ejemplo, porque la mayoría de los argentinos siguen a los jugadores más populares. También pueden colaborar para dar mayor conciencia al pueblo”, insistió Vainstoc.

En el último tiempo, muchos deportistas publicaron en sus redes videos de cómo realizan los entrenamientos con sus parejas, sus hijos y su círculo íntimo. “Trabajamos mucho las tareas de motivación. Siempre les pido que todos los días escriban un pensamiento positivo que les permita visualizar las metas que quieren lograr en esta cuarentena”, aseguró la especialista.

Desde su propia casa, donde cumple con la cuarentena, Luciana Vainstoc se mantiene en contacto con más de 20 futbolistas profesionales. Muchos de ellos viven en el exterior. De modo que así como en algún momento la llamaron para tratar el problema que representa el desarraigo o alguna lesión grave, en la actualidad sus consultas se basan en cómo afrontar el encierro. Ante cada crisis surge una oportunidad. Y con una buena contención, las personas pueden desarrollar la capacidad de adaptación. Por eso, como ellos, hay que quedarse en casa.