Por la pandemia, las mujeres dejaron de hacerse chequeos

El Gobierno de Córdoba presentó este jueves el programa Salud Integral de la Mujer (SIM) que tiene como objetivo garantizar a las cordobesas el acceso a la salud en tiempos de pandemia.

El programa es articulado de manera conjunta entre los ministerios de la Mujer y de Salud.

Acompañado por la diputada nacional, Alejandra Vigo, las ministras de la Mujer, Claudia Martínez, de Coordinación, Silvina Rivero, y los ministros de Salud, Diego Cardozo y de Desarrollo Social, Carlos Massei, el gobernador Juan Schiaretti hizo la presentación conmemorando el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer.

Por distintos motivos, el aislamiento social preventivo y obligatorio para prevenir el coronavirus afecta a las mujeres de una manera particular. 

La cuarentena aumenta los riesgos de violencia de género, obstaculiza el acceso a métodos anticonceptivos y dificulta el acceso a los controles de salud materno-infantil.

El gobernador indicó que uno de estos principales problemas es que “los números están mostrando que el temor a la pandemia hace que las mujeres estén yendo menos a los centros sanitarios”.

El 66% de las mujeres de Córdoba no están acudiendo a centros sanitarios por miedo al contagio al Covid-19, según datos del Ministerio de Salud

Acceso

Para dar respuesta a estas problemáticas, el programa SIM aborda la salud de las mujeres de una manera integral, a través del acceso a métodos anticonceptivos y de contracepción de emergencia, controles y seguimiento de embarazo, chequeos para prevenir y tratar el cáncer de mama y de cuello de útero, prevención y asistencia de las adicciones, y prevención y asistencia a la violencia por razones de género.

Contacto telefónico

Al respecto, Schiaretti explicó que se dispusieron líneas telefónicas para tratar estos temas.

El programa SIM dispuso que a través de la línea gratuita 0800 888 9898 del Ministerio de la Mujer, y de la línea de WhatsApp 3518141400 se receptarán la necesidad de anticonceptivos y se hará la derivación al primer nivel de atención en salud para la provisión de la medicación y seguimiento.

Complementando la atención médica debida, las líneas telefónicas también se pueden utilizar para el pedido y la entrega del KIT de profilaxis post-exposición a víctimas de abuso sexual.