Parque Industrial Regional: municipios planean la construcción de galpones para radicar empresas

¡Compartir es demostrar interés!

Los municipios que forman parte del Parque Industrial Regional del Noreste Cordobés trabajan en un nuevo proyecto con la intención de atraer la radicación de nuevas empresas a este complejo fabril. Se trata de las localidades de Brinkmann, La Paquita, Porteña y Seeber que llevan adelante este emprendimiento conjunto en un predio de 12 hectáreas ubicado en el cruce de Rutas 1 y 17.

Según anticipó el intendente brinkmanense Gustavo Tevez a LA VOZ DE SAN JUSTO la idea es construir galpones e infraestructura para que las pequeñas empresas puedan trasladarse y a cambio pagar un alquiler al Parque.

Tevez junto a los mandatarios involucrados en el proyecto sostienen que la crisis económica y las altas tasas de interés ligadas al financiamiento limitan a las empresas a la hora de la construcción.

“Atendiendo a la necesidad y a las altas tasas de interés que tienen las empresas a la hora de acceder al financiamiento para construir, estamos trabajando en un proyecto conjunto con los municipios para levantar galpones y permitir que las pequeñas industrias se trasladen al parque”, dijo Tevez.

Aseguró que las firmas podrían pagar un alquiler con la posibilidad a futuro de comprar la infraestructura.

El intendente brinkmanense reconoció que sería un aliciente para atraer nuevas empresas que “hoy se ven limitadas por los altos costos para acceder a un crédito y encarar una nueva construcción”.

“Las altas tasas de interés frenan las radicaciones, pero no el interés de las empresas”, dijo Tevez

Las próximas

Por otro lado, Tevez recordó que ya son tres las empresas radicadas en el Parque Industrial Regional que funcionan desde hace un año y que se vieron favorecidas con el cambio.”Trabajan más tranquilas y con la posibilidad de expandirse a futuro”, rescató. Asimismo mencionó los beneficios impositivos y la posibilidad de acceder a créditos a baja tasa, que les brinda haberse radicado en este complejo fabril.

Dos de ellas son de la ciudad de Brinkmann y la restante, de Porteña. Ahora esperan la construcción de una tercera empresa y la presentación de otros dos nuevos proyectos.

Tevez precisó que las próximas empresas a radicarse provienen de Brinkmann, Porteña y Morteros y abarcan los rubros, metalmecánica, construcción y servicios (transporte).

Con los ojos puestos en el modelo sanfrancisqueño

Tevez reconoció que si bien hoy son los municipios los que llevan adelante la administración del parque, a futuro la idea es crear un ente de carácter privado que cuente con el acompañamiento de los estados municipales y que en este sentido, el modelo a seguir es el del Parque Industrial de San Francisco.

“Es un modelo exitoso sobre todo en cuanto a su administración y a eso apuntamos una vez que esté consolidado; son procesos”, manifestó el mandatario municipal.

Asimismo destacó el rol de los parques industriales en San Justo: “apuntan a proyectar el crecimiento de nuestros pueblos incentivando la radicación de emprendimientos fabriles que generen mano de obra”.

“Estamos insertos en una zona donde la industria se mueve mucho y es un lugar estratégico para la producción, clave para el desarrollo económico y social de nuestra región”, sostuvo Tevez,

Finalmente manifestó su deseo de que a futuro se ocupe el sector reservado para las empresas alimentarias, con especial énfasis en la Cooperativa Láctea “La Nueva Esperanza”, que  tiene entre sus proyectos.

Los servicios  

El complejo fabril inaugurado en noviembre de 2016 tiene una superficie de 12 hectáreas, dividido en 13 lotes y se encuentra ubicado en una zona rural, a trescientos metros de la intersección de las Rutas 17 y 1. De esta manera se facilitan las comunicaciones hacia el centro-norte del país y el litoral fluvial.

El Parque cuenta con portada de ingreso, área administrativa, desagües pluviales y red eléctrica interna. Están en ejecución las obras cordón cuenta, red de agua y gas a lo que recientemente se sumó el servicio de guardia las 24 horas.

LA VOZ DE SAN JUSTO