Córdoba, con más pacientes internados por Covid-19 que Buenos Aires: qué dice la Provincia

¡Compartir es demostrar interés!

Por primera vez, Córdoba es la provincia con mayor cantidad de internados graves por causa del Sars-Cov-2. La información fue confirmada ayer por el subsecretario de Estrategias Sanitarias del Ministerio de Salud de la Nación, Alejandro Costa.

En conferencia de prensa, el funcionario nacional informó que ayer  sumaban 4.952 los pacientes con diagnóstico positivo ocupando camas críticas en el país y que el 33,8 por ciento de ellos estaban en Córdoba. Le siguen Buenos Aires (31,5 por ciento) y Santa Fe (5,1 por ciento).

Mientras, según el Ministerio de Salud de la Provincia, el total de internados en camas críticas destinados a la pandemia ascendía el martes pasado a 1.686, que representan el 34 por ciento del total en el país.

Martín Najo, director de la red hospitalaria del Ministerio de Salud de  Córdoba, informó a La Voz que el 71 por ciento de estos pacientes se encuentran internados en el sector privado. En números absolutos, son 1.200 personas, contra las 486 que se ubican en hospitales públicos.

El porcentaje de ocupación general es del 70 por ciento y sube al 76 por ciento en los centros privados.

En el interior, los 10 hospitales provinciales que están abocados a la pandemia albergaban el martes 100 pacientes en terapia intensiva, de los cuales 50 necesitaban un respirador artificial. Mientras que otras 160 personas ocupaban una cama con oxígeno, es decir, están ventilados, pero con una menor complejidad que con la Asistencia Respiratoria Mecánica.

“Cuando allá por marzo, el sistema de salud se preparó para la pandemia, se tomó como espejo lo que ocurría en el resto del mundo. Había muchos pacientes necesitando un respirador artificial. Pero, con el paso del tiempo, vimos que lo que más se necesitaba eran camas con oxígeno, una estructura más parecida a las terapias intermedias”, indicó Najo.

Siguen creciendo

En un mes, la demanda de internación en camas críticas destinadas a coronavirus aumentó un 79 por ciento en Córdoba. El 30 de septiembre se habían registrado 944 pacientes, mientras que treparon a 1.686 el martes pasado. En una semana, el crecimiento fue del 20 por ciento, si se toman como referencia los 1.406 que el 20 de octubre ocupaban una cama crítica en la provincia.

El 17 de septiembre, el ministro de Salud provincial, Diego Cardozo, informó que destinaría a la pandemia más hospitales que antes sólo atendían el resto de las patologías, ante el aumento de la demanda de internación. Los especialistas que asesoran a la cartera sanitaria habían recomendado no esperar al 60 por ciento de ocupación para tomar medidas, porque los pacientes por coronavirus permanecen más tiempo en terapia y el giro de cama es menor.

El 13 de octubre, Cardozo informó en la Unicameral, que con esa reestructuración se sumarían 490 camas críticas más. Una semana más tarde redobló la apuesta y dijo que el sistema se extendería hasta incorporar 725 unidades en total. Con eso, el porcentaje de ocupación oficial bajó, pero como reconocen las mismas autoridades sanitarias, la ampliación tiene un límite marcado por el recurso humano disponible.

Hoy el 4,3 por ciento de los contagios reportados en Córdoba corresponde a agentes de salud, lo que equivaldría a unos 3.400 trabajadores. Najo informó que, por cada caso positivo, hay entre 10 y 15 profesionales más que deben permanecer aislados durante 14 días por ser contacto estrecho. Y se suman los que se encuentran de licencia por ser grupos de riesgo.

Otros números

“Vemos que aumentan los casos positivos y la ocupación de camas. Pero debido al gran trabajo prehospitalario, disminuyeron las consultas en las guardias Covid, tanto en la Capital como en el interior. Es una actividad enérgica que realizan los profesionales para identificar y buscar a los pacientes de riesgo en sus domicilios. También para estudiarlos con placas y exámenes clínicos para evitar que lleguen descompensados al sistema de salud”, informó Najo.

Según el reporte epidemiológico, los casos de Covid-19 en Córdoba crecieron un 131 por ciento en un mes, al pasar de 34.181 a 79.066 diagnósticos positivos.

Autoridades sanitarias destacaron en conferencia de prensa que, con las restricciones en la circulación y actividades en los seis departamentos, los casos –aunque altos– se habían logrado amesetar.

Lo que sí viene creciendo de manera más significativa es el total de muertes: un 201 por ciento en un mes. Desde el 30 de septiembre al 27 de octubre, los fallecimientos se multiplicaron por tres, al pasar de 395 a 1.190 en Córdoba.

LA VOZ