Turismo en Córdoba: protocolos para usar los balnearios

¡Compartir es demostrar interés!

El COE adoptó el protocolo elaborado por el Ministerio de Turismo de la Nación para aplicarlo en la temporada provincial.

El Ministerio de Turismo y Deportes fijó los lineamientos que deben cumplir para estas particulares vacaciones de verano los balnearios de todo el país que reciban turistas durante de la pandemia de coronavirus.

Los balnearios son lugares donde cumplir la normativa de distanciamiento social e higiene representan todo un desafío, y cada municipio será responsable de controlar el cumplimiento de los protocolos. Punto por punto, este es el protocolo de balnearios, con exigencias tanto para los comerciantes del lugar como para los visitantes y proveedores.

Las zonas donde no se puedan implementar los protocolos ni mantener el distanciamiento o la higiene requerida, no serán habilitadas al público. Establecer y señalizar un cupo máximo por grupo y servicio, de acuerdo con los riesgos identificados y el distanciamiento social obligatorio.

La capacidad máxima de una instalación se calculará en función de los metros cuadrados disponibles, considerando las áreas de circulación libre, la capacidad de las instalaciones, las filas de espera, y las áreas de uso público.

No se tendrán en cuenta las capacidades de los espacios que por razones operativas deban permanecer cerradas o no sean accesibles según la situación epidemiológica y normativa local vigente.

Considerar los espacios que deberán estar disponibles en las instalaciones al aire libre, para poner a resguardo a los visitantes en caso de una inclemencia climática.

La capacidad de cada establecimiento deberá siempre respetar las normas sanitarias vigentes y las respectivas autorizaciones de cada jurisdicción. Para mantener el distanciamiento interpersonal establecido, se sugiere realizar marcas en pisos y servicios ofrecidos, e instalar cartelería para garantizar que los visitantes respeten el distanciamiento durante toda la prestación.

En los balnearios que dispongan de casilleros de uso público, se sugiere cerrar o rotar algunas secciones de casilleros para garantizar el distancia Identificar los riesgos existentes en las diversas áreas del balneario, a los fines de planificar la prestación del servicio dentro de un contexto controlado.

Evitar espacios reducidos y con aforos limitados.

Fomentar el pago de los servicios en línea y el uso de pago electrónico, con la finalidad de reducir al mínimo el manejo de dinero en efectivo en el balneario.

Evitar el agrupamiento de personas en los puntos críticos, como oficinas de administración y/o recepción, locales de venta, restaurantes, sanitarios y estacionamientos, entre otros Si hay bebederos comunitarios en el balneario, inhabilitar los mismos para reducir los riesgos de contagio. Reemplazarlos por puntos de hidratación con dispensadores.

Definir y comunicar políticas de cancelación y reprogramación de acuerdo con la fase y la normativa local vigente. Si resulta difícil mantener el distanciamiento social mínimo requerido, se deberán extremar las medidas de protección personal (tapabocas, protector facial, alcohol en gel, entre otros).

Si el balneario dispone de estacionamiento propio, se aconseja dejar libre un módulo de estacionamiento entre autos, para evitar la congestión de personas en la zona al momento de ascenso y descenso.

Ingreso de visitantes Establecer medidas de control a las/los visitantes previo a su ingreso al balneario, para la detección de síntomas compatibles con Covid-19. Cuando el/la visitante salga y luego desee reingresar al balneario, deberá higienizarse las manos previo al ingreso.

Realizar el registro de visitantes detallando el nombre y apellido, número de documento de identidad o pasaporte, lugar de residencia u hospedaje y número de contacto a fin de aplicar el protocolo sanitario de Covid-19 en caso de contagio.

Se sugiere adelantar dicho registro por mail u otro medio electrónico.

Se recomienda minimizar las filas y evitar la aglomeración de personas. Para ello, se sugiere establecer espacios de entrada y salida diferenciada, cuando la instalación así lo permita, fomentando un flujo de tráfico unidireccional.

De igual manera, se recomienda circular de forma escalonada al momento de ingresar y salir del balneario. Se sugiere, cuando sea posible, brindar información en formato digital, con código QR o a través de la página web. En el caso de que se entregue folletería, higienizarse las manos después de cada entrega.

Asimismo, se puede disponer de carteleras, atriles, pizarras o bien folletería plastificada que pueda ser limpiada y desinfectada fácilmente tras cada consulta.

Comunicación a visitantes Informar a los visitantes a través de los diferentes medios de comunicación, previo a la llegada al balneario, que cada persona debe contar con los elementos de protección personal correspondientes y respetar las medidas de seguridad establecidas por la autoridad sanitaria competente antes, durante y después de la prestación.

Exhibir en un formato visible al ingreso del balneario una leyenda que advierta a los visitantes el deber de no ingresar si cumplen los criterios de caso sospechoso vigente. Comunicar las políticas de la organización respecto a los visitantes que no cumplan las medidas de seguridad e higiene establecidas. Informar a los visitantes que deben evitar compartir protectores solares, ropa, accesorios u otros efectos personales, a los fines de reducir la posibilidad de contagio.

Sugerir una adecuada higiene de manos con agua y jabón o con alcohol en gel, antes y después de ingerir alimentos, bebidas y/o manipular utensilios. Informar a los ingresantes al balneario que, en caso de existir un rescate, no deben acercarse a la zona del mismo, a efectos de evitar la aglomeración de personas y reducir los riesgos de contagio.

Instalaciones e infraestructura

Asegurar la limpieza y desinfección de las instalaciones necesarias para la prestación de los servicios del balneario. Se recomienda llevar un registro de estas acciones y mantenerlo visible para los visitantes. Cuando las instalaciones sean tercerizadas, constatar que se cumplan los requisitos de limpieza y desinfección por parte de quienes proveen el servicio. A los fines de optimizar la limpieza, se recomienda reducir, en la medida de lo posible, el número de puntos de contacto en las instalaciones. Por ejemplo, dejar abiertas las puertas o retirarlas.

Durante la prestación del servicio

Disponer el mobiliario de los distintos espacios comunes del balneario respetando las distancias recomendadas. En caso de que no pueda mantenerse la distancia mínima establecida entre empleado/a y visitantes, considerar la instalación de medidas físicas (mamparas, paneles de vidrio) de fácil limpieza y desinfección. Evitar en todo momento el contacto directo.

En aquellos casos donde sea necesario mantener contacto con las personas para asistirlas, higienizarse antes y después de forma inmediata, y garantizar las medidas y equipos de protección personal necesarios.

En todas las actividades los/las visitantes deberán utilizar los elementos de protección personal correspondientes, acorde lo establecido por su jurisdicción. Demarcar lugares de espera en las diferentes instancias del balneario o de pago de productos y servicios. Limpiar y desinfectar mostradores de atención o escritorios dispuestos para tal fin de forma frecuente, evitando que haya excesivos elementos que puedan ser manipulados por las y los visitantes.

Se recomienda higienizarlos luego de que cada visitante se retire. Revisar en forma frecuente que haya disponibilidad de soluciones a base de alcohol a lo largo de toda la prestación. Cuando por dificultad propia de la actividad no se pueda utilizar momentáneamente el barbijo, se deberán extremar las medidas de prevención sanitaria.

Sanitarios, vestuarios y duchas

Limpiar y desinfectar pisos y paredes de sanitarios durante y finalizado el servicio, utilizando para ello cloro y derivados.

Definir una frecuencia de limpieza acorde a los niveles de uso y cantidad de visitantes. Limpiar y desinfectar las superficies del sanitario según la frecuencia del uso y cantidad de visitantes, de acuerdo a lo planteado en el apartado.

Desinfección de superficies y ventilación de ambientes de trabajo. Reforzar la desinfección de picaportes, pasamanos, griferías, pulsadores o tiradores de inodoros, y todo elemento de uso y contacto frecuente.

Lavar con abundante agua y jabón los paños utilizados para realizar la limpieza y desinfección a fin de asegurar que los mismos estén higienizados cada vez que se utilicen. Se podrá utilizar también material desechable para realizar la limpieza.

Revisar diariamente el funcionamiento de dispensadores de jabón, gel desinfectante, papel descartable o secadores de mano -entre otros-, procediendo a reparar o sustituir aquellos equipos que presenten averías. Controlar los sanitarios y vestuarios frecuentemente, para verificar que cuenten con agua y jabón y/o alcohol, toallas de papel, cestos con tapa no manual, y también verificar que se respeten en todo momento las pautas de distanciamiento para su uso.

Garantizar que las duchas y lavapiés sean utilizadas individualmente.

 

Recursos materiales

Contar con un botiquín de primeros auxilios, conforme la actividad y el lugar en que se desarrolle, controlando la fecha de vencimiento de sus productos y asegurando su reposición.

Contar con elementos de protección personal adicionales para los casos en que sea necesario por pérdida, daño, rotura u olvido, tanto propio como de terceras personas.

Garantizar la disponibilidad de productos para la correcta limpieza y desinfección de los instrumentos de trabajo (alcohol, toallitas desinfectantes, lavandina y todo otro producto que resulte necesario).

Disponer de alcohol en gel, pañuelos descartables y cestos de basura sin tapa con boca ancha o con tapa accionada a pedal en puntos estratégicos del balneario.

Proveedores

Garantizar que contratistas y concesionarios implementen los protocolos sanitarios correspondientes. Trabajar en forma articulada con los proveedores a fin de evitar aglomeraciones al momento de la llegada de los visitantes.

Planificar el ingreso de forma escalonada. Implementar un cronograma de entrega planificado para permitir el rastreo y evitar la superposición de entregas.

En lo posible, se sugiere programar las entregas fuera de los horarios de prestación del servicio del balneario. Evaluar opciones de abastecimiento de los insumos indispensables para la prestación del servicio, de manera tal de asegurar su disponibilidad, e identificando proveedores alternativos.

Fomentar el uso de alternativas digitales para los casos en que se requieran firmas en las compras, entrega de facturas, a fin de evitar la manipulación innecesaria de documentos en papel.

Disponer un trapo de piso con lavandina o alfombras sanitizantes en la puerta de ingreso al área destinada a la recepción de mercadería.

 

Utilizar elementos de protección personal para la recepción de la mercadería

En caso de que la mercadería se ingrese utilizando un carro de transporte, desinfectar las ruedas de este previo al ingreso con agua con hipoclorito de sodio de uso doméstico con concentración de 55 gr/litro en dilución para alcanzar 500 a 1000 ppm de cloro -100 ml de lavandina en 10 litros de agua.

Sanitizar los envases originales de las mercaderías antes de colocarlas en sus lugares de almacenamiento, cámaras o depósitos. Esto se puede realizar con un paño húmedo embebido en una solución desinfectante. Mantener la adecuada higiene de manos durante el procedimiento de recepción de mercadería.

Materiales y equipos

Intensificar la limpieza y desinfección de los materiales y equipos requeridos en la prestación del servicio (equipamiento de carpas y sombrillas, elementos utilizados para la recreación, equipos de comunicación, entre otros) antes y después de cada actividad.

Considerar las recomendaciones del proveedor de los materiales y equipamiento para su limpieza y desinfección, frecuencia de aplicación y los elementos de protección personal requeridos.

En caso de existir alternancia en el uso de equipos o elementos, establecer pautas de limpieza y desinfección con agua y jabón o con solución a base de alcohol previo a su re utilización, considerando las instrucciones del fabricante.

Cuando por sus características no pueda garantizarse la higiene y desinfección de las superficies de alto contacto y otros equipos entre cada uso, estos servicios no podrán ser habilitados al público.

Cuando se requieran equipos de comunicación y/o de seguridad, tales como radio, walkies-talkies, luces u otros, los mismos deberán ser controlados previamente asegurándose su limpieza y desinfección. Se sugiere establecer puntos de sanitización gratuitos de fácil identificación tanto en el ingreso y egreso del balneario, como en las distintas zonas de servicio, y cerca de áreas de sanitarios utilizando una adecuada señalización.

Carpas y sombrillas

Definir la capacidad máxima garantizando el distanciamiento social obligatorio, y de acuerdo a lo definido por la autoridad jurisdiccional competente.

La disposición de carpas y sombrillas, y la zona de circulación entre cada una de ellas, deberá respetar la distancia social mínima de seguridad. Juegos infantiles, recreación y áreas deportivas Las áreas de juegos infantiles, deportivos y cualquier otro espacio recreativo ubicado en el balneario deberán estar debidamente adaptadas, incluido el control de capacidad de carga.

Si estas áreas están abiertas al público, deberán ser provistas en condiciones seguras, garantizando la limpieza y desinfección diaria y con la mayor frecuencia posible. Si no se pueden garantizar las condiciones adecuadas, estas instalaciones deberán permanecer cerradas.

Piscinas, Spa y Gimnasio

La apertura y uso de piscinas, spa y gimnasios quedará sujeta a la autorización de la autoridad jurisdiccional competente para funcionar. En caso de estar autorizado su funcionamiento, deberá respetar las condiciones sanitarias que la jurisdicción local establezca.

Esto podría variar según la fase de la pandemia. Venta y/o alquiler de productos y equipamiento Comunicar a los visitantes que no deben tocar los productos ni el equipamiento (por ejemplo, sillas, sillones, reposeras y sillas anfibias) que estén exhibidos para la venta o alquiler.

Realizar marcas en el piso para delimitar claramente la distancia social a mantener en la fila para el pago del producto. Establecer métodos de pago que impliquen el menor contacto posible, así como el menor intercambio de dinero. Evitar, en la medida de lo posible, el alquiler de material lúdico.

En caso de alquilarse, se deberá cumplir con las mismas pautas de lavado y desinfección que se contemplan para los equipamientos.

Cuando se produzcan devoluciones o cambios de elementos de alquiler que fueron previamente manipulados por las y los visitantes o el personal, los mismos deberán ser limpiados y desinfectados para su reutilización.

Los documentos que permanecen en guarda para garantizar la devolución de los elementos alquilados, deberán ser desinfectados al momento de su devolución.

Atención de emergencias

La atención a las personas accidentadas se deberá realizar según el protocolo propio de cada actividad.

Al momento de socorrer a los visitantes, cuando no sea posible mantener el distanciamiento social, se deberán extremar las medidas de protección respiratoria y de higiene y desinfección.

Realizar higiene de manos de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Utilizar guantes.

Utilizar camisolín, cuando sea posible o se disponga una sala de primeros auxilios. Utilizar barbijo quirúrgico (se deben colocar y retirar fuera de la habitación de la o el paciente, y descartar en el lugar apropiado.

Se debe realizar la higiene de manos luego de retirarse los elementos de protección personal. Utilizar protección para los ojos o máscara facial, dependiendo de la exposición anticipada.

En aquellos casos que la infraestructura así lo permita, el área de atención de accidentes deberá ser diferente al área de aislamiento establecida para casos sospechosos de Covid-19.

Se deberá contar en todo momento con los teléfonos de contacto del servicio sanitario local, y los números de emergencias en lugares visibles. Cuando no sea posible mantener el distanciamiento establecido, los prestadores y equipos de rescate deberán extremar las medidas de protección respiratoria, higiene y desinfección al momento de socorrer a los visitantes.

Residuos

Disponer cestos de residuos en áreas de espera y/o de alto tránsito, de boca ancha y sin tapa o con tapa accionada con pedal para desechar los residuos generados.

Disponer cestos de residuos no reciclables para desechar los elementos de protección personal y materiales de protección descartables utilizados durante la prestación del servicio (mascarillas, barbijos, guantes, entre otros).

En caso que los elementos de protección personal sean reutilizables, proceder a su correcto lavado con agua y jabón y/o desinfección de acuerdo con las recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación.

Cada vez que se realice el retiro de los residuos, utilizar guantes (descartables preferiblemente) y protección respiratoria (tapabocas). Realizar la disposición final y la gestión de residuos de Elementos de Protección Personal.

Se recomienda, por último, adoptar de referencia las instrucciones del Ministerio de Salud de la Nación.