Las políticas sociales de la Provincia alcanzan a 1,5 millones de cordobeses

¡Compartir es demostrar interés!

En Córdoba 814.623 personas son alcanzadas por algún programa de promoción y protección social provincial, según datos brindados por el Gobierno de la Provincia de Córdoba. En comparación a la cantidad de beneficiarios de junio 2020, se observa un aumento del 8,0% (60 mil beneficiarios adicionales). Si se incluye a los beneficiarios indirectos identificados (integrantes de grupos familiares de los titulares), el número se eleva a un total de 1.467.384 cordobeses, lo que representa a casi 4 de cada 10 personas en la provincia (38,4% del total).

Este relevamiento contiene información relativa a beneficiarios al mes de marzo de 2021 e incluye acciones del Ministerio de Desarrollo Social, Secretaría General de la Gobernación y Secretaría de Transporte, entre otros. Toma en cuenta la asistencia no monetaria, alimentaria y de contención social además de aportes económicos para mejorar las condiciones del hábitat. Cabe aclarar que no se consideran los programas del Ministerio de Promoción del Empleo y de la Economía Familiar, tales como el PPP, PPP Aprendiz, XMí, PILA y PIP, además de otras acciones del Gobierno provincial.

En su conjunto, estos programas apuntan a fortalecer la situación socio-económica y de hábitat de estos hogares; brindar complementos nutricionales e instancias de cuidado infantil; apoyar instancias de desarrollo formativo, laboral y social dentro de la familia y apoyar a mujeres en su desarrollo y contención social, entre otros ejes de política social.

Entre las iniciativas de mayor alcance se encuentra el Programa de Asistencia Integral de Córdoba (PAICor), actualmente con la modalidad de entrega a través de módulos alimentarios por la pandemia, con 275.385 beneficiarios (a la fecha continúan recibiéndose incripciones). El PAICor tiene un doble objetivo: garantizar que las niñas, niños y jóvenes carenciados que asisten a establecimientos educativos puedan desarrollarse plenamente con una alimentación adecuada y reforzar la permanencia en el sistema educativo formal. También focalizados en la niñez, el programa Más Leches, Más Proteínas asiste con leche y leche fortificada a 253.000 niños desde su nacimiento y hasta los 11 años de edad, en tanto que 16.135 niños en primera infancia están contenidos dentro de Salas Cuna.

Por su parte, en lo que respecta a los programas de transporte se destaca el Boleto Educativo Gratuito (BEG), que volvió a funcionar en marzo con protocolos acordes a la situación de pandemia y que hoy alcanza a estudiantes y docentes con clases presenciales – en el cual ya participan 63.290 cordobeses. Por su parte, el Boleto Adulto Mayor (BAM) otorga beneficios de transporte a 100.887 adultos mayores. En tanto que el Boleto Obrero Social (BOS) alcanza a 16.126 trabajadores y el Boleto Social Cordobés (BSC) cuenta con 16.647 beneficiarios activos.

En materia de hábitat, por ejemplo, el programa Tarifa Solidaria alcanzó a 165.664 personas en situación vulnerable mediante bonificaciones en los servicios de luz, agua y el impuesto provincial de Rentas.

La Tarjeta Social, que cubre las necesidades alimentarias básicas de personas en situación de indigencia, se incluye también entre las políticas provinciales destacadas, llegando actualmente a 57.280 cordobeses, luego de haberse traspasado durante el año 2020 cerca de 27 mil cordobeses al programa Tarjeta Alimentar, creado en enero de 2020.

Focalización e impacto social

Se destaca que el 85% de los beneficiarios se encuentra en condición de pobreza y el 89% por debajo de la línea de indigencia, tal como se desprende del Monitoreo de Condiciones de Vida publicado por la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Provincia para el segundo semestre de 2020.

Por su parte, el 82,4% evidencia un bajo nivel patrimonial y el 56% de las personas alcanzadas por los programas de la Provincia no recibe otros programas de orden nacional, lo cual refuerza la importancia de estas iniciativas provinciales como único apoyo a estos hogares.

Respecto a la distribución en función del sexo, surge que de los 814.623 beneficiarios registrados como titulares directos, el 60% son mujeres (490.403) y el 40% son varones (324.220). En cuanto al rango etario el 51% tiene entre 0 y 30 años; el 24% entre 31 y 60 y el 25% más de 60 años.

La expansión en la oferta de programas provinciales mencionada es consistente con la reducción en la tasa de indigencia y pobreza entre el primer y el segundo semestre de 2020, especialmente en lo que respecta a la medición del impacto de los programas no monetarios sobre estos indicadores.

Para el caso del Gran Córdoba (relevado en el Monitoreo de Condiciones de Vida), se observa que unas 30 mil personas salieron de la pobreza a consecuencia de la instrumentación de los programas provinciales no monetarios (reduciéndose la tasa del 41,6% al 39,8% del total de habitantes del aglomerado, correspondiente al segundo semestre de 2020). Esta baja es aún más pronunciada respecto a la indigencia, en donde la tasa desciende del 7,0% al 4,7%, evitando que 38 mil personas caigan en esta condición.

A la luz de estos resultados, se resalta la importancia de continuar fortaleciendo los mecanismos de instrumentación de estas políticas frente a la pandemia, promoviendo instancias de justicia social que contrarresten esta situación coyuntural y contribuyan a la resolución de los problemas estructurales y multidimensionales que caracterizan a la pobreza.