Schiaretti le planteó al Presidente respetar la realidad de cada provincia

¡Compartir es demostrar interés!

En la segunda ronda con mandatarios provinciales, y a poco de que venzan los alcances de las últimas medidas sanitarias decretadas, el presidente Alberto Fernández sostuvo la necesidad de “reforzar los controles” y les pidió a los gobernadores que “acompañen en el cumplimiento de las normas”, si están de acuerdo en que debe restringirse la circulación para mitigar los efectos de las segunda ola de Covid-19.

La novedad fue el visto bueno del Gobierno porteño para “avanzar en nuevas restricciones”, en medio la pulseada judicial que mantiene con la Casa Rosada por la oposición de suspender la presencialidad escolar por 10 días. No se informaron qué medidas o restricciones puntuales podrían aplicarse a partir del sábado.

Por su parte, Juan Schiaretti, uno de los 11 mandatarios que participó de la reunión virtual, advirtió que en Córdoba “hubo pico de casos por el movimiento de Semana Santa y ahora la meseta se mantiene alta”.

En su exposición ante el Presidente y sus colegas, Schiaretti brindó algunos datos sobre Córdoba.

“El pico de internación fue 1.700 y hoy estamos en 1.187. Con las 850 camas que estamos incorporando, la ocupación de camas críticas Covid-19 es de 31.7%. Esto es porque hemos dispuesto más del doble de camas críticas (3.753) para esta segunda ola, de lo que fue el pico de internados en la primera ola (1.715 personas)”, sostuvo Schiaretti, según indicaron desde el Centro Cívico.

El mandatario se mostró preocupado por lo que sucede en el interior de Córdoba. “El fenómeno es que tenemos más casos en el interior que en la ciudad de Córdoba. Todavía no verificamos circulación comunitaria de nuevas cepas en Córdoba capital. Pero sabemos que más temprano que tarde van a llegar y vamos a tener más casos”, fue la versión que dieron en la Provincia de los dichos del gobernador en la reunión virtual.

Al final de su exposición, Schiaretti no descartó sumar medidas, aunque aclaró que “en la medida en que sean necesarias”.

“Tomamos medidas para evitar circulación y recreación e iremos profundizando, en la medida de lo necesario. Agradezco Alberto que trabajemos juntos, a todo el Gobierno nacional, vamos tocando la sinfonía con las particularidades que tiene cada provincia”, remarcó Schiaretti.

BAJAR CONTAGIOS

Con la premisa de “bajar la cantidad de contagios”, el Presidente encabezó la reunión de dos horas y media de la que fue parte también el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Igual reunión había tenido el martes con otros 12 mandatarios.

Alberto Fernández estuvo acompañado por la ministra de Salud, Carla Vizzotti; el del Interior, Eduardo de Pedro, y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello.

Vizzotti presentó el cuadro general sobre la situación sanitaria, y expuso sobre las nuevas variantes de virus detectadas, el estado del mapa epidemiológico en el país, la tensión existente por el alto uso de camas de terapia intensiva con pacientes más jóvenes, además de informar sobre las alternativas del plan de vacunación y la demanda de oxígeno.

Los gobernadores que participaron, además de Schiaretti, fueron Rodolfo Suárez (Mendoza); Axel Kicillof (Buenos Aires); Sergio Ziliotto (La Pampa); Alberto Rodríguez Saá (San Luis); Omar Gutiérrez (Neuquén); Mariano Arcioni (Chubut); Gustavo Melella (Tierra del Fuego); Arabela Carreras (Río Negro); Alicia Kirchner (Santa Cruz); Omar Perotti (Santa Fe) y el jefe de Gobierno porteño.

“Está claro que hay un epicentro en el Amba pero hay alertas en varios lugares del país. En este año aprendimos de la experiencia. El secreto es reducir la circulación. Hay que ver cómo nos ayudamos para hacer cumplir las restricciones. No solo hay que cuidarse a la noche, hay que cuidarse de día. El virus no sale a las 20 horas, el virus está todo el día”, dijo el titular del Ejecutivo. Entonces, llamó, “a reforzar los controles”.

“Si estamos de acuerdo en restringir circulación me tienen que acompañar en el cumplimiento de las normas”, propuso el Presidente a los gobernadores para comprometerlos.

Rodríguez Larreta habló 15 minutos. Destacó “la importancia de retomar el diálogo y la coordinación de las medidas a tomarse”, en medio de la controversia judicial que mantiene con la Casa Rosada.

Larreta sostuvo que la situación sanitaria de Caba presenta “una meseta de casos de hace varios días” de alrededor de 2.700 contagios diarios. Lo cierto es que en las últimas 24 horas hubo 2.909 positivos, contra 2.800 del miércoles.

“Es una meseta muy alta, no es sostenible en el tiempo y nos obliga a reforzar las medidas para reducir los casos diarios”, admitió Rodríguez Larreta, mientras Juntos por el Cambio viene objetando las restricciones dictadas por la Casa Rosada.

“Coincidimos con el Presidente en el refuerzo de los controles a la movilidad y al cumplimiento de las restricciones vigentes y las nuevas que eventualmente se sumen”, dijo.

“Las medidas que impulsaste (por el Presidente) vienen bajando la circulación de transporte público y de particulares”, le reconoció Rodríguez Larreta al Presidente. “Estamos de acuerdo con todo lo que podamos hacer para restringir la movilidad”, dijo el jefe de Gobierno porteño, marcando un evidente acercamiento de posiciones con la Nación.

LA VOZ