Nace “Reparar”, un programa para cuidar el ambiente y respetar los DD.HH.

¡Compartir es demostrar interés!

Con la premisa del cuidado y preservación del medio ambiente y de la salud humana, derechos humanos fundamentales, y mediante la capacitación y adquisición de conocimientos para la preservación de los mismos, se firmaron sendos convenios entre el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia y la Facultad Regional Córdoba de la Universidad Tecnológica Nacional para poner en marcha el programa provincial “Reparar”.

El acto donde se realizaron las firmas se concretó en el edificio de la Facultad Regional Córdoba de la UTN y estuvieron a cargo del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julián López y el decano de la UTN Regional Córdoba, Rubén Soro. Además acompañaron el evento la secretaria de Organización y Gestión Penitenciaria, Cecilia Lanzarotti; el jefe del Servicio Penitenciario, Juan María Bouvier; Victoria Martínez, subsecretaria de Protección de Derechos  de NNyA; la directora General de Capacitación Profesional Penitenciaria, Sandra Chiavaro; el director General de SeNAF, Federico Robledo; el secretario Académico y director del Departamento de Ingeniería Química de la UTN Regional Córdoba, Héctor Macaño, y el secretario de Extensión Universitaria de la UTN Regional Córdoba, Federico Olivo.

El nuevo programa permitirá que tanto personas privadas de su libertad y agentes del Servicio Penitenciario, a cargo de la secretaría de Organización y Gestión Penitenciaria, como así también niñas, niños, adolescentes y familias, bajo la jurisdicción de la Secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia (SeNAF), puedan capacitarse y adquirir conocimientos en la preservación del medio ambiente y reutilización de nuestros recursos, como así también en el aprovechamiento de los mismos a los fines de darles la mayor vida útil posible.

“Estamos muy contentos con los convenios que hemos firmado con el decano de la Universidad Tecnológica Nacional, Regional Córdoba, porque nos va a permitir, por un lado, trabajar en el cuidado del medio ambiente en lo que son los distintos espacios que están dentro del Servicio Penitenciario de Córdoba como del Complejo Esperanza de SeNAF. Y, a la par, poder trabajar por el cuidado del medio ambiente y por la resocialización de los internos y de los jóvenes que están en los distintos complejos socioeducativos. De esta manera trabajamos en nuevos derechos y, fundamentalmente, en generar acciones que vayan en el cuidado del medio ambiente dentro de los distintos espacios”, indicó el titular de Justicia, Julián López.

A su vez, el secretario de Extensión Federico Olivo, afirmó: “El objetivo del presente convenio intentará formar tanto a los internos como a los recursos humanos del Servicio Penitenciario para que ellos puedan identificar y separar los residuos sólidos urbanos y con los mismos, en el día de mañana, generar productos que sean acordes a las necesidades del establecimiento y también la posibilidad de crear un biodigestor que permita producir gas y mitigar y disminuir todos los residuos que se producen en los establecimientos”.

Concientizar y capacitar. En el marco de dicho programa se tienen previstas acciones concretas para comenzar a concientizar y capacitar sobre la importancia de la clasificación y reutilización de los residuos, su transformación en compost, en ladrillos ecológicos y como un gran desafío la elaboración de un biodigestor.

El primer biodigestor, que luego se replicará en todos los establecimientos penitenciarios, está previsto que se confeccione en el E.P. N° 1 “Rdo. Francisco Luchesse” de Bouwer y su puesta a punto demandará entre seis meses y un año, una vez que se realice un diagnóstico de los tipos de residuos que se generan en el lugar y se capacite al personal. Los biodigestores son dispositivos herméticos en los cuales los residuos orgánicos son transformados por acción de microorganismos en gas y en fertilizante líquido.

Las firmas. El primero de los acuerdos, que gira bajo la órbita de la secretaría de Organización y Gestión Penitenciaria, apunta a la promoción, fortalecimiento y capacitación en la preservación del medio ambiente, aprovechamiento y reutilización de recursos en lo establecimientos penitenciarios de la Provincia y está reservado para agentes del Servicio Penitenciario, internos e internas allí alojados.

Mientras que el restante convenio pretende promover, fortalecer el conocimiento y capacitación en la preservación del medio ambiente, el aprovechamiento y reutilización de recursos para niños, niñas, adolescentes y familias y agentes en el ámbito de la secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia.

Entre otras premisas, y en función del desarrollo de actitudes y valores de respeto hacia el medio ambiente incorporadas en el flamante programa “Reparar”, se destacan: la capacitación en técnicas de reutilización y reciclaje de los residuos; la promoción de actividades con miras a introducir una conciencia y compromiso ambiental; la formación integral, utilizando como marco el cuidado del ambiente y de la salud humana; el combate a los impactos generados en las instalaciones por medio de programas que incluyan acciones de prevención, mitigación, control, compensación y corrección para disminuir los efectos negativos que puedan causar las actividades varias; la articulación con otros programas en post de la resocialización y reinserción de los internos e internas , y el asegurar los estándares de seguridad y respeto de los derechos humanos de los internos, conforme los requerimientos de la legislación vigente y normas internacionales.

La implementación del nuevo programa “Reparar” además redundará en dotar de mejores y mayores posibilidades a quienes, habiendo atravesado un proceso de encierro, al momento de adquirir su libertad cuenten con herramientas para hacer frente al medio libre, reparándose ellos mismos para poder contribuir a la sociedad.