Nueva promesa para recuperar el turismo social en Embalse: lanzan licitación para los hoteles estatales

¡Compartir es demostrar interés!

n un paradigma diferente al que pregonaba la administración anterior, que proponía ceder a otras instituciones parte de la estructura y conservar para el turismo social dos de los siete hoteles existentes, el actual Gobierno nacional anunció que recuperará cada espacio de la Unidad Turística Embalse para que retorne la actividad que tuvo durante décadas el enorme complejo junto al lago en Calamuchita.

El complejo cordobés, que tiene un “gemelo” en la bonaerense Chapadmalal, en sus mejores años (entre las décadas de 1950 y 1970) recibía a más de 2.500 personas en sus siete hoteles y medio centenar de bungalows y brindaba trabajo a cientos de personas.

Desde la década de 1990, comenzó a deteriorarse por falta de inversiones y fue perdiendo caudal de turistas, hasta convertirse en apenas una sombra de lo que fue. Desde hace unos 20 años funcionan sólo algunos de los hoteles, y con bajo caudal de grupos alojados.

Y en todos esos años se fueron sucediendo anuncios de planes de reactivación, escasamente concretados.

Los hoteles más antiguos tienen más de 70 años y están fuera de funcionamiento –y en estado de abandono– hace mucho tiempo. El enorme predio forestado está lejos de lucir como décadas atrás.

Cada vez que asume una nueva gestión de gobierno nacional se renuevan las expectativas, que se van desinflando con la falta de cumplimiento de los anuncios. En Embalse, esperan que esta vez finalmente los millones prometidos se inviertan.

Uno de los siete hoteles sin uso hace tiempo en el complejo estatal de Embalse (La Voz/Archivo)

LICITACIÓN DEL HOTEL 1, EL PIONERO

Días atrás, se publicó en el Boletín Oficial el llamado a licitación para reparar el hotel 1, el más antiguo junto al 2. Fue inaugurado en 1947 y tiene capacidad para 576 personas. El Gobierno anunció un presupuesto de 637 millones de pesos.

Es la misma unidad que la gestión anterior había cedido al Ministerio de Desarrollo Social de Córdoba. En ese proceso, ya desactivado, hasta se llamó a una licitación para su recuperación y uso para turismo social pero en manos de la Provincia. En 2018, la Nación remitió diez millones de pesos para apoyar las obras de remodelación en conjunto con la Provincia. Pero poco y nada se avanzó. Aseguran que ese dinero “está rendido” y que fue aplicado a algunas mejoras.

La licitación actual contempla una restauración integral conservando “los elementos y lenguaje arquitectónicos” por su carácter de “bien histórico”.

A grandes rasgos, prevé la transformación de la tipología de albergue con habitaciones con batería de baños comunes actuales, a la tipología de hotel con sanitarios en cada habitación; la actualización de los sistemas de iluminación; mejoras en la accesibilidad incluyendo rampas y tres ascensores hidráulicos; la adaptación de cuatro habitaciones por piso para personas con movilidad reducida. El plazo de ejecución es de un año.

Inés Albergucci, subsecretaria de Calidad, Accesibilidad y Sustentabilidad del Ministerio de Turismo nacional, señaló que en una primera etapa, al inicio de la actual gestión, mejoraron las instalaciones básicas de los tres hoteles que estaban en funcionamiento y que hasta el verano recibieron huéspedes.

Hoteles del complejo estatal de Embalse. (La Voz/Archivo)

Anticipó que las unidades 2, 4 y 7 volverán a abrirse cuando se flexibilice la actividad en el actual contexto de pandemia.

En este plan anticipó que también mejorarán el hotel 3, que está cerrado hace tiempo, y los más de 30 bungalows, también deteriorados y fuera de uso. En total, son 50 cabañas, pero algunas tienen ya otras funciones: en el espacio funciona hace años la carrera de Guardaparques Nacionales.

La funcionaria sostuvo incluso que planear revalorizar el icónico hotel 5, que fue desmantelado en tiempos de la última dictadura militar, y vandalizado luego. Hace 40 años que no aloja a nadie y está convertido en ruinas. “Estamos trabajando para pedir un crédito internacional, porque es una inversión muy importante”, apuntó.

El hotel 5, el más deteriorado de todo el complejo, desde hace más de 40 años (La Voz/ Archivo)

Albergucci insistió en que el objetivo es recuperar este emblema del peronismo y del turismo social. “No vemos la hora de ver estos complejos repletos de viejos, de chicos y de chicas”, concluyó.

Lo mismo planean para el complejo de Chapadmalal, en la costa atlántica.

“Más que apelar solamente a la confianza que puede estar esmerilada por muchos años de desidia, los invito a que recorran los hoteles y puedan ver que las obras que se hicieron son un hecho”, sostuvo la funcionaria.

El paso de los meses confirmará si, esta vez, los anuncios de transformación y reactivación se cumplen.

* Corresponsalía Calamuchita  – LA VOZ