¡Calditos más sanos! Aprendemos a preparar cubitos de caldo caseros

¡Compartir es demostrar interés!

Desde el área de nutrición de La Posada del Qenti le compartimos esta receta, para evitar o disminuir el consumo de polvos saborizantes artificiales.

¡Comencemos!

Junto al comienzo del frío empiezan a aparecer en casa comidas caseras, calientes y de olla, comienza la temporada de sopas, guisos, cazuelas, risotos, y muchas veces, para saborizar estas preparaciones se utilizan polvos o cubos de sabor.

Es importante recordar que la población Argentina consume alrededor de 12 gr. de sal por persona al día, cuando la recomendación de la OMS es de 5 gr. máximos.

Tanto los caldos como los polvos saborizantes son una fuente rica de sal en la alimentación diaria; un cubo de caldo contiene el 67% de la recomendación máxima de consumo de sal diaria. Por sus etiquetados poco claros y la letra chica, muchas veces desconocemos su contenido, es importante ser consumidores críticos y conocer que estamos consumiendo para poder elegir la opción más saludable.

Ingredientes

  1. Hierbas: tomillo, albahaca, romero, orégano.
  2. Verduras: ajo, puerro, verdeo.
  3. Condimentos: pimienta, ají molido.
  4. Aceite de oliva.
  5. Cubetera para preparar hielo.

Preparación:

Lavar y picar las hierbas a gusto (si son frescas mucho mejor), llenar 2/3 de la cubetera con las hierbas limpias y picadas, luego agregar aceite de oliva (también puede usar girasol, coco, maíz) hasta completar el espacio. Guardar en el freezer.

Puede hacer las combinaciones de sabores que más le gusten: albahaca y ajo, verdeo y tomillo, orégano y romero.

Disminuir el consumo de alimentos procesados reduce significativamente el consumo de sal en la alimentación diaria, mejorando y previniendo enfermedades.

Fuente: La Posada del Qenti