Covid/Delta: No aumentar los aforos y completar vacunación son claves para enfrentar la tercera ola

¡Compartir es demostrar interés!

Córdoba ya reportó los primeros casos de contagio con la variante Delta. Aunque los expertos no pueden saber cuándo esta versión del Sars-Cov-2 alcanzará la circulación comunitaria, sí están seguros de que lamentablemente generará una tercera ola.

Y advierten que la intensidad y la gravedad de ese rebrote dependerán de seguir restringiendo los aforos de los lugares cerrados, en especial las escuelas. Y también, de cuánto se avance en la vacunación con una dosis para los más jóvenes y en completar esquemas en la población de riesgo.

“Es imposible evitar por completo la tercera ola. Se realizó un buen trabajo con la restricción de los casos que podrían llegar desde el exterior, pero debería haberse reforzado más con cuarentena en hoteles, como en provincia Buenos Aires. Eso hubiera demorado mucho más el ingreso de Delta”, asegura Rodrigo Quiroga, investigador del Conicet y de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

Sol Minoldo, socióloga e investigadora del Conicet en Córdoba, cree que todavía hay margen para demorar la circulación comunitaria de Delta, aunque reconoce que las medidas vigentes son insuficientes. “Mientras más se demore, habrá más personas vacunadas y estaremos más cerca del verano, cuando los factores estacionales ayudan a reducir la circulación”, explica.

Por su parte, Jorge Aliaga, investigador del Conicet y referente en el seguimiento estadístico de la pandemia en Argentina, apunta que actualmente el R0 (el número que indica el promedio de contagios que puede generar cada persona infectada) está por debajo de uno: por eso los casos están bajando.

“Eso ocurre a pesar de que se relajaron las medidas de prevención y de que estamos con temperaturas bajas, lo que podría impulsar los contagios. Entonces, la única razón por la que bajaron es por la vacunación”, entiende.

Según el investigador, la variante Delta, por ser más contagiosa, es la única variable que podría hacer subir el R0 y provocar un aumento de casos.

Quiroga apunta que lo más probable es que la circulación comunitaria de Delta ocurra antes de que se observe una real suba de casos.

“Cuando circule Delta, va a provocar más contagios, pero esa suba se va a compensar con la tendencia a la baja que estamos teniendo ahora, por lo que se va a demorar en reflejarse su impacto en la curva de casos”, explica.

MANTENER AFOROS REDUCIDOS

Aliaga advierte que un apuro por volver a la presencialidad plena en las escuelas puede intensificar una tercera ola. “Con esta variante, si las personas están amontonadas a medio metro de distancia, ni siquiera la buena ventilación alcanza para evitar contagios”, explica.

Y agrega: “Y es probable que muchos casos sean asintomáticos y no veamos las consecuencias en los niños, sino en los adultos mayores que incluso estando vacunados se pueden contagiar y morir”.

Para Quiroga es fundamental conservar los cuidados en las escuelas y sostener las restricciones de eventos masivos. “No sería buena idea permitir eventos masivos en espacios cerrados. En otros países terminaron provocando muchos contagios incluso cuando se les pedía certificado de vacunación para asistir”, detalla.

En tanto, Minoldo asegura que se pueden sumar medidas de prevención más blandas. “Hay mucha gente, instituciones y negocios que están dispuestos a seguir cuidándose, pero no saben cómo hacerlo, sobre todo con la ventilación. Se pueden activar muchísimas estrategias de comunicación utilizando redes, medios de comunicación, pero también agentes sanitarios”, comenta.

Y señala que deberían mejorarse los protocolos. “Se diseñaron cuando sabíamos mucho menos sobre el virus y cuando aún no teníamos información sobre la importancia de la ventilación”, asegura.

VACUNAS. Es clave avanzar en la vacunación con una dosis en los menores de 18 años y completar el esquema en la población de riesgo. (Pedro Castillo / La Voz)

NIVEL DE VACUNACIÓN

Con el porcentaje de inmunizados que tiene el país, los expertos creen que la vacunación quizás no alcance para evitar la circulación de Delta con tanta eficacia, pero sí reducirá el daño que produce el virus.

“En Inglaterra, la cantidad de casos detectados está desacoplada de la baja tasa de hospitalizaciones y de muertes”, apunta Minoldo.

“El porcentaje de vacunación en adultos es mucho mayor aquí que en EE.UU. Si hubiéramos logrado vacunar a todos los mayores de 12 años, quizás hubiésemos evitado la tercera ola”, asegura Aliaga.

Quiroga agrega: “Si la circulación comunitaria de Delta comienza a ocurrir dentro de tres semanas, vamos a estar en un nivel de vacunación similar al que tenía Reino Unido cuando llegó esa variante”.

Y menciona que el gran impacto probablemente sea en los niños que no están vacunados. “En EE.UU., algunos hospitales pediátricos están desbordados”, ejemplifica.

Minoldo entiende que la respuesta activa de la gente a la campaña de vacunación en el país ya llegó al límite. “Ahora toca que el Estado se acerque activamente para ampliar la llegada de la vacuna”, afirma.

Y señala que hay disponibilidad de dosis salvo para el segundo componente de Sputnik V. “Pero se irá resolviendo con la combinación con otras fórmulas o con las que lleguen de Rusia o se fabriquen aquí”, asegura Minoldo.