Delta: Detectan los cinco primeros casos de Delta en personas que no se contactaron con viajeros ni salieron del país

¡Compartir es demostrar interés!

Por primera vez en Argentina se detectaron casos de la variante Delta en personas que no salieron del país ni tuvieron contacto con viajeros provenientes del exterior. Según el último informe de vigilancia del Ministerio de Salud de la Nación, los cinco diagnósticos positivos corresponden a personas de la ciudad de Buenos Aires.

El informe recolecta los datos registrados en el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud. Los casos positivos son sometidos a un método de diagnóstico especial, que se denomina “secuenciación del genoma completo”, que permite identificar el ARN del virus (las casi 30 mil letras que conforman su genoma). Participan de este estudio el Instituto Anlis-Malbrán y los distintos laboratorios que forman parte del Consorcio País, una estrategia nacional orientada a identificar las variantes “prioritarias”, así como las “importantes”, calificadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El último informe detectó cinco casos sin nexo epidemiológico de la variante Delta en ciudad de Buenos Aires. Al mismo tiempo, el Ministerio de Salud de Córdoba desplegaba un operativo en Deán Funes, a partir de la aparición de casos del mismo tipo de virus, en personas que no viajaron al exterior.

Humberto Debat, virólogo e investigador del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria en Córdoba, aclaró que –para que exista transmisión comunitaria de esta variante–, la detección de casos se debe dar en forma sostenida y extendida a nivel territorial.

Según la definición de la OMS, primero se dan casos importados, luego clústers o conglomerados (cuando se infectan personas que no salieron del país pero que tuvieron contacto con algún viajero). Y luego se pasa a transmisión comunitaria, pudiendo prevalecer o no una determinada variante.

Según el último informe de Nación, la Gamma es la que más circula en el país. Sobre un total de 3.189 muestras analizadas en personas que no salieron ni tuvieron contacto con extranjeros, 1853 correspondieron al tipo de virus que surgió por primera vez en Manaos, Brasil. En segundo lugar, se ubicó la Lambda, con 648 casos y, en tercer lugar, la Alpha (de Reino Unido), con 272.

El Instituto Malbrán identifica las variantes mediante una técnica de secuenciación de genoma completo (Télam)

Una situación similar acontece a nivel provincial. Un estudio de vigilancia realizado por el Ministerio de Salud provincial y el Instituto Vanella detectó que siete de cada 10 casos de Sars-Cov-2 corresponden a la variante Gamma. Sus investigadores aclaran que el panorama puede llegar a cambiar en los próximos 15 días, ya que estos análisis permiten obtener la “foto” del momento.

Debat, quien además integra el Consorcio País de genómica de Sars-Cov-2 en Argentina, aclaró que los cinco casos detectados en la ciudad de Buenos Aires fueron esporádicos. De todas maneras, consideró que hay que estar atentos porque la variante Delta es más transmisible que las demás.

“Este virus es diferente, en comparación con el que surgió por primera vez en Wuhan, China. Tiene mil veces más carga viral, se replica más rápido y eso hace que las personas puedan transmitirlo en menor tiempo. El período de incubación también es menor”, advirtió.

Debat consideró que deben repensarse los protocolos que fueron diseñados sobre la base del virus original. Por ejemplo, qué se considera contacto estrecho y cuánto debe durar el aislamiento de un caso positivo o sospechoso.

A diferencia del virus original, la Delta tiene un período de detección viral que dura hasta 18 días. Esto quiere decir que una persona puede contagiar durante más tiempo.

Vigilancia. El Laboratorio Central monitorea positivos para detectar mutaciones. (Ramiro Pereyra)

El virólogo evitó hacer pronósticos más allá de las próximas dos semanas, porque el comportamiento de esta variante dependerá de múltiples factores: la estrategia de inmunización, el factor climático, la competencia biológica entre virus y –un detalle no menor–: cómo actúe la población en relación a las medidas de protección personal (barbijo, distancia, ventilación y lavado de manos).

En la misma línea, Rodrigo Quiroga, bioquímico y experto en bioinformática, explicó que la transmisión comunitaria de la Delta era algo “esperable”. “Este virus iba a llegar tarde o temprano, quizás por vía terrestre. Pero si en el país se hacía obligatorio el aislamiento de todos los viajeros en un hotel, podría haberse demorado”.

Quiroga consideró que hoy hay muchos más casos de los que se logran detectar. Y que ya existe transmisión comunitaria de la variante originada en India. Informó que en distintas provincias se están organizando estrategias de testeos más masivos, mediante un pool o muestras en diferentes grupos.

Los expertos consideraron que, en forma inexorable, la tercera ola va a llegar. Pero que el impacto dependerá de múltiples factores.

“La competencia de la Delta con las demás variantes no es tan sencilla de predecir. Lo más probable es que tengamos un aumento exponencial de casos por este tipo de virus, que aún no se evidencia en el total de diagnósticos reportados por día, pero eso puede llegar a cambiar”, agregó Quiroga.

ALERTA VIAJEROS

La vigilancia nacional también se realizó en 443 viajeros que llegaron del exterior y resultaron infectados. En 127 de ellos, se detectó la variante Gamma, seguido por la Alpha, con 67 casos.

La OMS define una variante como “preocupante” (VOC) a aquella que está asociada a un aumento de transmisibilidad o empeoramiento de la situación epidemiológica en la región.

También se define por ser más virulenta o cambiar la presentación clínica cuando se manifiesta en los pacientes. Finalmente, está asociada a una disminución en la efectividad de las medidas de control, los test diagnósticos, las vacunas o los tratamientos.

LA VOZ