Variante Delta en Córdoba: se suman casos en Deán Funes, sin hallar el nexo epidemiológico

¡Compartir es demostrar interés!

El Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba informó este jueves que se confirmaron otros dos casos de personas contagiadas con la variante Delta del Sars-Cov-2, con lo que el número de afectados con la nueva cepa en esa ciudad del norte provincial asciende a seis.

Pero la mayor preocupación no es tanto la aparición de nuevos casos, sino que aún se desconoce el nexo epidemiológico de los contagiados en esa ciudad con esta versión del Covid-19, la más contagiosa de todas las conocidas hasta el momento.

Hasta la aparición del brote en Deán Funes, todos los casos de la variante Delta detectados en Córdoba tenían como origen a viajeros que habían llegado desde otros países. Pero en este caso, los contagiados no refieren haber estado en contacto con personas llegadas del exterior.

Según el parte oficial, hasta la fecha se han detectado en total 47 casos de Covid-19 correspondientes a esta cepa. Ayer, una de las personas contagiadas de Deán Funes debió ser hospitalizada.

De los 60 contactos estrechos que habían sido aislados el miércoles de manera preventiva, ayer quedaban 30 en esa situación: 17 en Deán Funes, nueve en la localidad de Cerro Colorado y cuatro en la ciudad de Córdoba, según detalló la jefa de Epidemiología de la Provincia, Laura López.

No obstante, en Deán Funes se intensificaron los hisopados barriales. Desde el municipio dijeron que esperan los nuevos resultados de PCR para saber si hay nuevos contagios confirmados y, mientras tanto, vigilan que se cumplan los aislamientos indicados por el Ministerio de Salud provincial.

Pese al hermetismo oficial, trascendió que se estaba siguiendo el derrotero de una trabajadora eventual que estuvo en contacto con la familia donde se detectaron los primeros casos de esta cepa, pero que desempeña sus tareas laborales en distintos puntos de Deán Funes.

Para detectar variantes se hacen análisis específicos (Archivo)

EN INVESTIGACIÓN

La investigación para dar con el “caso cero” en Deán Funes es complejísima. Y es muy probable que no llegue a un resultado positivo y se deba aceptar que existe transmisión comunitaria, al menos, desde hace tres semanas en Córdoba.

“El estudio es retrospectivo y hay que remontarse a contactos que tuvieron las personas entre tres y cinco semanas atrás, y no siempre lo recuerdan”, confió López.

Para entender la dificultad para dar con el nexo, es preciso entender cómo se detectó este brote. La primera noticia de un caso Covid-19 con probable variante Delta surgió a partir del positivo de una médica pediatra que trabaja en el hospital Romagosa de esa ciudad, que en los testeos de rutina se confirmó que tenía el virus activo a pesar de estar vacunada con dos dosis y ya haber cursado la enfermedad en la primera ola.

López explicó que hay tres tipos de vigilancia genómica en Córdoba: uno es el análisis de todos los viajeros o contactos estrechos de viajeros que son positivos para Covid-19; otro es una muestra al azar de todos los casos positivos, con representación territorial; y un tercero es el que parte del alerta hospitalario por casos “raros”.

Una reinfección con segunda dosis aplicada, una evolución grave en una embarazada o alguna otra sintomatología que no encaje en los cuadros más comunes de las variantes hasta aquí predominantes de contagio con Sars-Cov-2 es suficiente para llevar el PCR positivo a un análisis genómico.

Es lo que pasó en este caso. Pero la investigación epidemiológica determinó que este caso no es el “cero”: tuvo inicio de síntomas el pasado 4 de agosto y fue el tercero entre los convivientes en su hogar positivo para Covid. Esto lleva a investigar entre 14 y 18 días antes del contagio de quien sería el primer caso.

El problema que enfrenta la investigación es que por el tiempo transcurrido muchos análisis de PCR ya no detectan el virus y no es posible, tampoco, hacer el análisis para determinar qué variante cursó quien ya superó la enfermedad.

Dentro de las personas aisladas hay tres adultos mayores, en confinamiento domiciliario, sin síntomas graves. También hay adolescentes, pero no fue necesario aislar a ninguna burbuja escolar.

UN DATO POSITIVO

Un dato que consideran positivo los equipos de Epidemiología es que, aún si existe circulación comunitaria desde hace varias semanas en Deán Funes y otras localidades del norte cordobés, la cobertura de vacunación y el respeto a las medidas de protección han permitido que no suban los contagios, siguiendo la misma curva de descenso en esa ciudad que la observada en el resto de la provincia.

LA VOZ