Habrá presencialidad plena en las universidades desde 2022

¡Compartir es demostrar interés!

A pesar de esa afirmación, lo cierto es que en la Casa de Trejo no está claro cómo se mantendrá el paradigma educacional que se implementó en tiempo récord durante la pandemia y que llevó al campus virtual a superar los 200 mil alumnos en pocos meses. Cada una de las facultades deberá definir el mecanismo y cómo articularán la presencialidad y la virtualidad, bajo la premisa de que la regla será la asistencia a clases.Implementar un sistema de carreras a distancia requiere una serie de habilitaciones de las autoridades educativas que van más allá del sistema de emergencia implementado para hacer frente a la pandemia. De todas formas, todos aclaran que se puede regresar a la modalidad mixta o remota en caso de que se complique la situación epidemiológica.

Por facultades

Desde que se inició este segundo semestre varias facultades recuperaron de manera paulatina la presencialidad. Inclusive lo hicieron antes que saliera la resolución del Ministerio de Educación de la Nación habilitando el regreso a las aulas. En líneas generales, la herramienta de la virtualidad se mantendrá, sobre todo en las materias teóricas y como un complemento y una alternativa para facilitar las condiciones de cursado y aliviar la demanda en las aulas.

Por ejemplo, en la Facultad de Ciencias Económicas los próximos turnos de exámenes volverán a ser presenciales. No obstante, en noviembre y diciembre los estudiantes que no se encuentren en la provincia podrán inscribirse para rendir de manera remota, tal como lo hicieron durante la pandemia. Para febrero y marzo los finales serán en las aulas. La secuencia se repite en otras unidades académicas.

“Todo lo que se desarrolló en las aulas virtuales indudablemente ahora va a formar parte de la propuesta académica. La idea es volver a la presencialidad pensando en un modelo que recupere las mejores experiencias que se dieron las aulas virtuales”, apuntó el decano de esa facultad, Jhon Boretto. Y agregó que no se pude abandonar el sistema virtual porque se les quitaría una posibilidad a los estudiantes que no concurren de manera regular.

En Arquitectura, la actual gestión a cargo de Mariela Marchisio presentó un plan en el Consejo Directivo para retomar la modalidad prepandémica. “Proponemos volver a los mecanismos de 2019 donde ya teníamos un programa de cursado alternativo por el cual las asignaturas se pueden dictar en diferentes formatos, presenciales o virtuales”, apuntó la decana. Este plan incluye las materias de regularidad y promoción, y no aquellas de taller y proyectos que demandan trabajos prácticos.

“Los edificios están adaptados para sistemas híbridos y las cátedras se adaptarán también a formas de trabajo y de transición de cocimientos que combinan ambos sistemas, con invitados y docentes de otros países”, ejemplificó la directiva.

En Ciencias Exactas la alta demanda de materias prácticas llevará a que el año próximo se regrese plenamente a aulas. “Estamos elaborando para el primer semestre del año próximo un esquema mixto, tendiendo a presencialidad plena complementada con actividades virtuales. Tenemos muchas carreras que demandan un fuerte ejercicio profesional, utilización de instrumentos, mediciones y toma de muestras en terreno o trabajos con animales. Todas estas cuestiones no pueden ser virtuales”, señaló Pablo Recabarren, decano de esa facultad.

“Las cátedras deberán decidir las modalidades que consideran necesarias para no perder excelencia académica, que es lo que se pretende priorizar”, agregó.

UTN, UPC y privadas

Dentro del ámbito público, la Regional Córdoba de la Universidad Tecnológica Nacional –que este jueves eligió a su rector– también recuperará la actividad presencial a partir de 2022 y estará acompañada de la virtualidad.

Lo mismo ocurrirá en la Univesidad Provincial de Córdoba (UPC) donde se retomará la presencialidad y se incorporarán herramientas digitales. Además a esta casa de estudios la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (Coneau) le aporbó el sistema de educación a distancia por lo que durante este año diseñarán la propuesta educativa tanto para las carreras de grado como de posgrado.

En el ámbito privado la situación tiene diferentes definiciones. En la Universidad Siglo 21 (UES 21) que tiene tanto modalidad a distancia como presencial, el regreso a las aulas será una suerte un “blend” que para el trabajo en las aulas combinará cursado presencial y actividades en plataformas.

En la Universidad Blas Pascal (UBP) se recuperará la modalidad pre pandémica.” El año 2022 será de presencialidad plena, tanto para ingresantes como estudiantes que están cursando de manera presencial. De todos modos, la universidad cuenta con sus aulas híbridas activas en caso de que la situación se complejice”, apuntó, Eduardo Bavio, vicerrector de Asuntos Académicos.

Por su parte, en la Universidad Católica de Córdoba (UCC) durante el 2022 el cursado volverá a ser presencial. Las unidades académicas analizarán las alternativas entre presencialidad y virtualidad en caso de considerarlo necesario. Esta casa de al tos estudios también solicitó a la Coneau ampliar su oferta académica en carreras a distancia.

LA VOZ