Educación dio a conocer los indicadores de matrícula 2020/2021

¡Compartir es demostrar interés!

Tras dos años de pandemia en los que el sistema educativo cordobés (y el de todas las provincias) experimentó la cuarentena estricta, y por ende la escuela remota, el trabajo en burbujas y la presencialidad con alternancia, entre otras estrategias para recuperar el vínculo pedagógico entre docentes y estudiantes, en Córdoba la escuela primaria y la secundaria, inscribió a más estudiantes en 2021 comparado con 2020.

Así surge de un informe del Ministerio de Educación provincial que, según los datos provisorios del Relevamiento Anual 2021 provistos por la subsecretaría de Planeamiento, Evaluación y Modernización de la cartera educativa cordobesa, continúa la tendencia de aumento de la matrícula tanto en el nivel primario como secundario en el sector estatal.

Así, el nivel primario cuenta con 1.335 estudiantes más que en 2020, cuya matrícula pasó de 347.757 a 349.092 en 2021. Este incremento de la matrícula se debe al producido en el sector estatal: un 0,8% en el periodo (de 249.819 estudiantes el año pasado a 251.721 en 2021) frente a un descenso del 0.6% en el sector privado (de 97.938 en 2020 a 97.371 estudiantes en 2021). De esta manera, de 10 estudiantes que asisten a primarias, siete lo hacen a un establecimiento del sector estatal.

En comparación con 2019, año en el que se registraron 347.595 estudiantes, en el presente ciclo lectivo el incremento de la matrícula en este nivel es del orden del 0.4%.

Situación similar, aunque con mayor incremento, se registró en el nivel secundario, donde hay 6.509 estudiantes más que en 2020. Este año, la matrícula pasó de 332.935 a 339.444. La mayor parte del incremento de la matrícula se debe al producido en el sector estatal: un 2,4% (de 199.066 a 203.918), frente a un 1,2% del sector privado (de 133.869 a 135.526). En este sentido de cada 10 estudiantes que asisten al nivel secundario, siete lo hacen en escuelas provinciales.

Mientras que, en comparación con 2019 año en el que se registraron 329.332 estudiantes secundarios, en el presente ciclo lectivo el incremento de la matrícula en este nivel es del orden del 3%.

Para la secretaria de Educación, Delia Provincia, este incremento observado tanto en el sector estatal como en el privado, sostenido en los últimos años, se debe a la obligatoriedad del nivel y a las políticas que buscan que los estudiantes ingresen y finalicen sus estudios en la escuela común obligatoria. “Además, en contexto de pandemia, el trabajo en burbujas y el esfuerzo redoblado de los equipos docentes se refleja en la continuidad de alumnos y alumnas en el sistema educativo”, dijo.

Cabe destacar que, según los datos relevados, de la totalidad de estudiantes que asisten a las escuelas secundarias, el 60% lo hace a establecimientos educativos de gestión estatal. Esta proporción aumenta cuando se trata de escuelas de la modalidad técnica, debido a que la oferta brindada por la Provincia está más extendida que la brindada por privados: el 84% de los jóvenes que cursan en una institución educativa secundaria para recibir un título técnico, lo hacen en el sector estatal.

En tanto, las estadísticas de Nivel Inicial indican una baja en la matrícula con 5.527 estudiantes menos en relación a 2020, pasando de 134.828 a 129.301 en 2021. La merma, que se produjo tanto en el sector estatal como en el privado, fue mayor en este último: con un descenso del 3,6% en jardines de la provincia (de 97.095 estudiantes el año pasado a 93.597 en este), frente a una baja del 5,4% de instituciones privadas (de 37.733 a 35.704 estudiantes).

Según las autoridades educativas consultadas, la baja en la matrícula del período puede estar motivada, fundamentalmente, por variables sociales derivadas de la pandemia. Es decir, muchas familias que, por temor al coronavirus y sus implicancias, decidieron no enviar a sus hijas e hijos al jardín.

Asimismo, la diferencia entre ambos sectores, que es mayor a 57.000 niños y niñas, responde a la apertura paulatina de nuevos servicios para garantizar la oferta de las salas de tres y cuatro años en el ámbito estatal.

El nivel superior, comparado con 2020, tuvo un aumento de la matrícula de 2.947 alumnos, un 4% (de 71.539 en 2020 a 74.486, en 2021), fundamentalmente a partir del crecimiento del número de estudiantes en el sector estatal, que es el que atiende la mayor proporción de estudiantes: el 56% de la matrícula.

Por su parte, la matrícula de la modalidad de jóvenes y adultos una leve tendencia al alza, si se la compara con 2020. Este año, son 4.553 personas las que completan sus estudios del nivel primario (más del 99%, en primarias del sector estatal), mientras que, en el nivel secundario, este año, la cantidad de estudiantes asciende a 43.799, (88 % en establecimientos de gestión estatal).

La modalidad especial, por su parte, cuenta con 5.406 alumnos en 2021 de los cuales, el 57% cursa en escuelas provinciales estatales. La baja en la matrícula del período 2019/2021 está motivada, fundamentalmente, por la política de inclusión de niños y jóvenes con discapacidad en las escuelas comunes.


Trayectorias escolares

En 2021, la repitencia en las escuelas primarias fue del 0,5%. Pasó de 1.840 repitentes en 2020, a 1.696 este año. En este sentido, este indicador acumula un descenso de 8 puntos porcentuales, con respecto a 2020 (-8,5%).

En el nivel secundario, la repitencia presenta tendencia a la baja. En 2021, se ubicó en 5.8% (19.726 repitentes), de una total de 339.444 alumnos del nivel. De esta manera, la escuela secundaria redujo el indicador durante el período en un 7,2%.

 

Cabe indicar que, comparado con el sector privado, el estatal es el que cuenta con mayores porcentajes de repitencia, cuestión que se explica, entre otros factores, debido a que las escuelas secundarias de gestión estatal tienen mayores índices de retención de los alumnos no promovidos que las de gestión privada.

Los indicadores de repitencia muestran, además, los desafíos de un nivel secundario que fue pensado para unos pocos y que hoy debe ser para todos y de los esfuerzos que viene realizando la Provincia en la puesta en marcha de nuevos modelos organizacionales y académicos, así como también el impacto de la pandemia en el sistema educativo provincial.

En relación al abandono escolar, en el nivel primario, en 2020 fue del 0,02% del total de matriculados ese año (347.757 estudiantes registrados en 2020). Pasó de 122 estudiantes que dejaron de asistir a la escuela y no tramitaron pase en 2019, a 86 durante el primer año de pandemia. En este sentido, este indicador acumula un descenso del 30 por ciento, con respecto a 2019.

En tanto, en el nivel secundario, el abandono escolar en 2020 fue del 0,9% del total de matriculados ese año (332.935 estudiantes registrados en 2020). Pasó de 8.419 estudiantes que dejaron de asistir a la escuela y no tramitaron pase en 2019, a 2.996 durante el 2020. En este sentido, este indicador acumula un descenso del 64,4%, con respecto a 2019.

“Estos índices pueden encuadrarse, por un lado, con la priorización de los contenidos y aprendizajes esenciales de los espacios curriculares, la propuesta de trabajo colaborativo de docentes alrededor de áreas con metodología que apuntaba a trabajar sobre proyectos y resolución de problemas de interés de los jóvenes, y con una evaluación formativa que atendió al proceso de cada estudiante. Además, se logró intervenir a tiempo en la práctica docente para orientar y apuntalar a aquellos que presentaban dificultades. Todo esto fue posible gracias al trabajo y dedicación de directivos y docentes para sostener la trayectoria escolar de sus estudiantes en contextos tan complejos y diversos”, explicó Provinciali.