En Córdoba comienzan a bajar los casos y creen que el pico ya pasó

¡Compartir es demostrar interés!

El Ministerio de Salud de Córdoba reportó este lunes 8.388 nuevos casos de Covid-19. Sin embargo, muchos de ellos fueron detecciones realizadas hace varios días.

Esta carga retrasada esconde una buena noticia: Córdoba parece haber pasado ya el pico de casos generados, en su mayoría, por la variante Ómicron. El descenso ya se percibe en los centros de testeos, más aliviados que hace algunos días cuando había varias cuadras de cola.

El descenso se observa claro en los casos según la fecha de diagnóstico, es decir, el día en que la persona se realizó el test.

En general, esa fecha no coincide con la fecha de reporte (cuando el caso se informa y se carga al sistema), la cual suele ser más tarde. Esa demora es mayor en momentos con muchos casos como ocurre desde hace varios días. Los centros de salud no dan abasto con esa tarea administrativa.

Según la fecha de diagnóstico, el pico de casos en el provincia fue el 8 de enero, con 13.481 positivos tomando el promedio de los últimos siete días.

A partir de allí, los positivos fueron descendiendo hasta que el 13 de enero se alcanzó un promedio de 9.253. No se puede tomar un dato más actual porque para medir los casos por fecha de diagnóstico hay que realizar el corte cuatro días antes, debido el retraso en el reporte.

La cifra del 13 de enero sigue siendo altísima pero es el 68,7 por ciento de los casos detectados cinco días antes. A nivel nacional todavía no se verifica esta baja.

ÚLTIMOS DATOS DE CÓRDOBA

En el informe de Covid-19 de este lunes, el Gobierno de Córdoba reportó 8.388. Sin embargo, no todos fueron de ese día.

De ellos, 3.212 fueron diagnosticados en los últimos tres días, esto es, el 38,3 por ciento. Mientras que 3.255 casos corresponden a hisopados realizados entre 4 y 10 días atrás, y 1.921 son de hace más de 10 días.

Es decir que el 61,7 por ciento de las casos reportados este lunes corresponden a diagnósticos realizado hace cuatro o más días.

Es decir que el XX por ciento de las casos reportados este lunes corresponden a diagnósticos realizado hace cuatro o más días.

LA OLA DE ÓMICRON

Rodrigo Quiroga, investigador de Conicet Córdoba que ha seguido de cerca la evolución de la pandemia, explicó a La Voz que la naturaleza de la variante Ómicron provoca que los casos hayan tenido una suba veloz, pero también un descenso bien pronunciado.

“El tiempo que pasa entre que el caso índice tiene síntomas y las personas a las que contagia tienen síntomas es de dos días, mientras que con Delta son 4,5 días. Entonces, en el mismo tiempo tenemos dos generaciones de Ómicron por cada una de Delta. Por eso, el aumento de casos es más rápido”, explicó.

Este comportamiento es el que también estaría detrás de un descenso rápido. Ya hay muchos cordobeses que se contagiaron con Ómicron. Eso, sumado a la inmunidad parcial frente a esta variante que tienen los vacunados, implicaría que se alcance la inmunidad colectiva más rápido y que la ola comience a descender.

Quiroga ejemplifica con lo que sucedió en Sudáfrica y Reino Unido, los primeros países en sufrir el impacto de Ómicron y donde también se vio una escalada rápida de casos y luego un descenso abrupto.

Días atrás el Ministerio de Salud de la Nación se mostró optimista con esta tendencia que se estaba observando en Córdoba. Nuestra provincia fue la primera en mostrar una explosión de casos debido a la variante Ómicron.

Es por ello que también sería la primera en evidenciar un repliegue de esta tercera ola y enviaría una señal de alivio al resto del país.

Testeos. Este lunes el centro de hisopado en la explaza Vélez Sárfield mostraba menos gente que los días anteriores. (Pedro Castillo / La Voz)
Testeos. Este lunes el centro de hisopado en la explaza Vélez Sárfield mostraba menos gente que los días anteriores. (Pedro Castillo / La Voz)

BAJA POR EDAD Y LUGAR

Las baja es más pronunciada entre los adultos jóvenes: de 6.903 (el 8 de enero) a 4.356 (el 13 de enero), es decir, un 63 por ciento.

Mientras que en niños y en adultos de 40 años o más ese porcentaje es del 70 por ciento. Esto se debe a que los primeros que se contagiaron fueron los jóvenes y luego a ola se trasladó a los otros grupos etarios.

Al mirar el mapa de la provincia, se observa que el descenso es bien marcado en la ciudad de Córdoba. Cinco días después del pico del 8 de enero con 7.318 casos en este departamento, los diagnósticos positivos se redujeron a un 41 por ciento de esa cifra.

Una situación similar se observa en el departamento Colón y Punilla. Pero los descensos son menos pronunciados en los otros distritos más poblados de la provincia como San Justo, General San Martín y Río Cuarto, donde Ómicron llegó más tarde.

LA VOZ