Juicio al fiscal Viaut: testigo reveló que pidieron coima a Benso y se negó a pagarla

¡Compartir es demostrar interés!

Este lunes se desarrolló en el Tribunal Oral Federal 2 de Córdoba la primera audiencia del juicio contra el fiscal federal de San Francisco, Luis María Viaut, por dos delitos distintos: pedidos de coimas para frenar investigaciones en su Fiscalía y tráfico de influencias, por los cuales también está imputado su colaborador Darío Fabián Rivarola. En ese marco, tanto Viaut como Rivarola se abstuvieron de declarar, aunque sí lo hicieron otros imputados y testigos que comprometieron su situación.

En este proceso, el testimonio más relevante y extenso de la primera jornada fue el de Pablo González, el dirigente de la Cooperativa Las Cañitas de la localidad de El Tío, que fue quien denunció a Viaut yRivarola en junio de 2020 por un pedido de coimas para «limpiarlo» de una presunta investigación. En líneas generales, González ratificó todo lo que ya había expuesto en su declaración inicial y relató con muchos detalles cómo se dieron los hechos que motivaron su denuncia, muchos de los cuales ya había manifestado públicamente en una entrevista con El Periódico Radio meses atrás.

Sin embargo, en su exposición ante el Tribunal González reveló hoy un hecho que hasta el momento no era público: contó que también el dirigente cooperativo Domingo Benso, reconocido en todo el país por su trayectoria en el Grupo Cooperativo Devoto, había sufrido el presunto accionar delictivo de los funcionarios judiciales hoy acusados cuando fue detenido en agosto de 2020 y le exigieron una coima para liberarlo. Asimismo, el testigo dijo que el propio Benso fue quien le contó sobre este hecho y también que se negó a pagar el dinero que, según el testimonio, Viaut le pedía sus familiares.

La importancia de este relato no es menor, ya en su declaración judicial González hizo pública por primera vez la presunta extorsión o “apriete” a Benso y podría motivar ahora la apertura de otra investigación paralela en la Justicia Federal con Viaut como implicado.

Lo que dijo González sobre Benso

Cuando iban 20 minutos de su declaración, su abogado Juan Alberione, que lo representa como querellante, le preguntó si supo de alguien más que haya sido víctima de estas maniobras.

“Sí, Domingo Benso y su familia. Eso ocurrió allá por noviembre de 2020. Nos encontramos en una reunión en Buenos Aires. Benso es una persona importante dentro de las economías sociales. Cuando nos encontramos él se me larga a llorar, me abraza y me dice gracias. Yo le digo ¿de qué? ‘De lo que hiciste porque tuviste las agallas de denunciarlo’. La señora también me abraza”, declaró González.

Y continuó relatando el diálogo con Benso: “Me dijo ‘yo me comí 33 días en la cárcel, la pasé mal, mi familia tenía que buscar plata para pagarle al fiscal Viaut, que habló con mi abogado y le pedía una cifra abultada de dólares. Yo desde la cárcel hablé con mi señora y mi hijo y les dije que no, que no paguen. Se la teníamos que llevar a la casa, al chalet en la ex Fábrica Militar’”.

Además, González expuso que tras escuchar esta confesión de Benso le pidió que lo hiciera público, pero, siempre según su declaración, el dirigente cooperativo le pidió disculpas y le explicó que “había quedado shockeado” por los días en que estuvo preso, por lo que entonces quería olvidarse del tema.

Estado público: ¿otra causa contra Viaut?

Cabe recordar que en una reciente entrevista con El Periódico Radio, Benso había optado por no responder a la pregunta de si había sido “apretado” con pedido de coimas, ya que ante la revelación del caso de la Cooperativa Las Cañitas existían sospechas de que podría haber sido víctima de presuntas maniobras del fiscal Viaut para obtener dinero de manera ilegal.

Además, el dirigente cooperativo remarcó que aguantó en prisión porque quería «salir limpio” de la cárcel y demostrar su inocencia.

Ahora, con la revelación de González, resta conocer si para la Justicia Federal amerita la apertura de otra causa en la que se investigue si ocurrió este hecho.

Lo que pasó en la primera jornada del juicio

A Viaut se lo acusa primero de pedir $2,5 millones en 2020 al gerente de la cooperativa de Las Cañitas (El Tío), Pablo González, y al presidente de la entidad, Juan Domingo Solá, para frenar una causa judicial por presuntas irregularidades.

González, a su turno, sostuvo que fue Darío Rivarola quien en su momento le pidió esa cifra de dinero para “frenar” dicha causa judicial por presuntas facturas “truchas” entre otras irregularidades relacionadas a la cooperativa.

El querellante negó haberse comunicado con Viaut, aunque remarcó que lo hizo con su colaborador directo, quien –según González- le decía que respondía al fiscal.

Cabe recordar, que esto fue negado por Viaut hace un año en una conferencia de prensa.

En su declaración, González reiteró todo lo denunciado en su momento ante la Justicia y relató como se dieron los hechos que motivaron su denuncia. Subrayó que no pagó «ni un peso» ante el presunto pedido de Rivarola y aseguró que gracias a que pudo grabar una comunicación pudo demostrar lo que decía.

Tráfico de influencias

Sobre esta segunda denuncia, lo más importante en la mañana fue que los otros tres imputados reconocieron los hechos y la prueba tal cual están en la acusación, lo que poner en problemas al fiscal de San Francisco. Los tres reconocieron los hechos tal como figuran en la acusación y pidieron disculpas.

Se trata de Gerardo Panero, Walter Fattore y Víctor Hugo Brugnoni. Este último ratificó haber pagado 17.100 dólares para que liberen a su hijo en una causa provincial donde se investigaba un abuso sexual. Aclaró además sentirse “engañado” porque nunca vio resultados respecto a la causa de su hijo.

EL PERIODICO