Censo 2022: Censistas ya realizan simulación de tareas

¡Compartir es demostrar interés!

Los protagonistas del próximo Censo 2022 van a ser todos los argentinos. No hay dudas de esto, así como que los ejecutores de la obra van a ser los censistas. Y estas personas que van a salir el miércoles masivamente a las calles se vienen preparando para dar lo mejor de sí.

Lucina Álvarez tiene 29 años y va a censar por primera vez. Entre el entusiasmo y su autoexigencia, según explicó, vive los días previos al Censo con cierta agitación.

“Desde que decidí sumarme, vengo leyendo materiales sobre el tema, algunos provistos por las autoridades y otros propios de mi interés. También vi los videos que me brindaron en la instancia de capacitación. Nos falta una instancia presencial donde podremos evacuar alguna duda que nos quede”, contó la joven, que se toma la tarea con gran responsabilidad.

En cuanto a la recepción que tendrá de parte de la ciudadanía cuando llame a las puertas que le han sido asignadas, Lucina se prepara para que haya diferentes reacciones.

“Seguro que nos vamos a encontrar con vecinos muy dispuestos. Pero también habrá otros que se muestren apáticos y algunos hasta pueden presentar resistencia. No sería raro, teniendo en cuenta que la sociedad siente gran incredulidad sobre el manejo de datos y estadísticas”, expresó.

Para el trabajo en territorio, ya forma parte de un grupo y tiene una mirada general de su rol. “Vamos a ser un equipo y estaremos a cargo de una jefa de radio. Va a ser importante prestar atención a los detalles y que no se nos pase información por alto”, remarcó.

Finalmente, reconoció que se anotó como censista por una necesidad económica. Pero, tras las capacitaciones y los primeros contactos con la tarea, evaluó que volvería a anotarse en una próxima convocatoria.

“El Estado va a poder recaudar toda esta información y en función de ella proponer políticas públicas que respondan a las necesidades de la población. De lo contrario, el censo será en vano”, dijo.

LA PALABRA DE UN CENSISTA CON EXPERIENCIA

Adriel Velasco Zambrano (41) también visitará domicilios el miércoles con planilla en mano. Durante este tiempo, se informó y accedió a la información que les suministraron a los censistas, contó.

No es la primera vez que se topa con esta responsabilidad, ya que participó del último censo provincial. “La diferencia es notoria en relación con la tecnología, ya que en esta ocasión se puede hacer digital. Tanto el censado como el censista pueden registrar datos usando el celular”, dijo.

“También hay un cambio notorio en el cuestionario por la sección que averigua sobre la identidad de género de las personas. Esta vez, me tocó una fracción en un country, por lo que creo que la mayoría de los vecinos ya habrán completado el censo desde su casa con anterioridad”, supuso.

Volviendo sobre los aspectos que le llamaron la atención de esta edición, Adriel destacó que “va a haber censistas abocados a las personas en situación de calle y celebro que se dirijan a las personas en las primeras preguntas consultando su percepción de género”, comentó.

En cuanto al impulso que lo llevó a anotarse como censista, dijo que lo hizo por la oportunidad económica. Pero también destacó que es importante que haya datos estadísticos de la población.

“Espero que los datos recabados se usen realmente para ver la realidad de un país y las falencias de las viviendas, o cómo viven los argentinos. De estos datos pueden surgir políticas que beneficien a los más necesitados”, pidió.

ANTES DEL CENSO, HAY PREOCUPACIÓN ENTRE JEFES DE ZONA POR ASENTAMIENTOS Y VILLAS

Un grupo de jefes de radio, cuyos integrantes pidieron no ser identificados, aseguraron que “hay un alto número de renuncia de censistas que tuvieron asignadas zonas consideradas rojas en la ciudad”.

“Hay censistas que se han dado de baja porque temen que les roben. Hay sitios por censar que tienen forma de un pasillo, donde no alcanza a entrar el ancho de un auto. No se ven ni en los mapas de Google”, agregó una fuente.

En la misma sintonía, otra voz planteó que esperan obtener apoyo entre la población de estos barrios. “No hay respuestas de parte del Indec. Habían prometido una posible lista de censistas urbanos, vecinos de estas zonas, pero estamos cerca de la fecha y no tenemos nada”, lamentó.

“Aunque sea, buscamos apoyo policial. Pero si entra la Policía, puede que sea repelida con piedras. Lo mejor serían los censistas urbanos”, evaluaron.

Además, aseguraron que el sistema virtual de capacitación se ha mantenido “inestable”. “El aula virtual se cae de manera constante. Los censistas no pueden ingresar. Esperemos que no ocurra lo mismo con la aplicación para hacer el censo ese día”, expresaron.

LOS CENSISTAS YA HICIERON LA SIMULACIÓN DE SUS TAREAS

Fiorina Bourges (31) dijo que una de las cosas que más le ayudaron fue un simulacro con el cuestionario censal.

“Estimo que los vecinos nos van a recibir bien. Este operativo se vio postergado por la pandemia, así que vamos a tener una buena atención. Además, muchos nos van a facilitar el código porque lo hicieron de manera virtual”, contó.

“Me anoté para tener un ingreso extra, porque la situación económica que estamos viviendo me lo impuso. Considero que es ameno desarrollar un censo y espero las mejores reacciones”, se entusiasmó.

Aldana Fuentes (19) también agradeció el simulacro censal. “Hubo una instancia que simulaba una encuesta y un día de capacitación presencial donde repasamos conceptos. Nos indicaron cómo recorrer nuestros segmentos y también charlamos cuestiones de la aplicación que tendríamos que usar ese día”, dijo.

“Me llamó mucho la atención la simulación del cuestionario. Podés tener toda la teoría, pero la práctica en este tipo de cosas es fundamental. Me dejó mucho más tranquila”, repasó.

En su caso, también se sumó como una forma de acceder a “una buena propuesta laboral”. “El ingreso extra me hacía falta para cubrir gastos de la facultad y proyectos personales. Prepararse para llevar a cabo un censo conlleva mucha más preparación de la que esperaba”, reconoció.

LA VOZ