Sarampión: Córdoba refuerza la alerta después del nuevo caso en el país

¡Compartir es demostrar interés!

La pequeña no tuvo antecedente de viaje, pero sí estuvo en contacto con una familia que había regresado recientemente de Europa y África, según informó el Ministerio de Salud en un comunicado.

Este es el segundo caso de sarampión del año. El primero fue detectado en la última semana de marzo, en una persona que sí había estado de viaje en el exterior.

En Córdoba, autoridades sanitarias reforzaron la alerta, pidiendo a los equipos de salud que estén atentos a los síntomas característicos: fiebre y exantema (sarpullido o erupción en la piel).

Paula Barbero, responsable del área de Inmunizaciones del Ministerio de Salud provincial, explicó que una persona puede llegar a infectar a otras hasta cuatro días antes de la aparición de síntomas.

Se trata de una enfermedad altamente contagiosa y, por ende, las acciones de bloqueo deben realizarse ante la sospecha.

“Para evitar un brote, la vigilancia debe ser sensible. Una vez que el profesional de la salud detecta un caso de exantema febril, debe notificar y emitir una alerta. Esto nos va a permitir realizar rápidamente la acción de foco, sin esperar que el caso se confirme. Acá la clave es actuar rápidamente”, indicó Barbero.

¿Por qué es tan importante impedir el avance del sarampión? En primer lugar, se trata de una enfermedad altamente contagiosa. Se estima que cada persona puede infectar hasta 15 individuos más.

El segundo motivo es que, tanto Argentina como muchos otros países, registraron descensos en las coberturas de vacunación. Si una persona llega de viaje con la infección y la comunidad no está inmunizada, hay mayor riesgo de que se desate un brote.

Argentina logró en 2016 que la Organización Mundial de la Salud (OMS) certificara a nuestro país como “libre de sarampión”. Pero ahora corre riesgo de perder esta entidad por varios motivos. Las coberturas de vacunación se encuentran por debajo del 95% recomendado y hay varios países con brotes que no logran ser controlados, como Brasil.

“Ante la alerta emitida por el Ministerio de Salud de la Nación, a partir del nuevo caso confirmado de sarampión, debemos pensar en el riesgo de reintroducción. La pandemia ha dejado múltiples impactos. Uno de ellos es la baja de cobertura en la vacunación”, explicó Ana Ceballos, infectóloga pediatra de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

Vacuna triple viral: en territorio

La vacuna triple viral, que está presente en el calendario oficial obligatorio, previene contra sarampión, rubéola y paperas. Para que una inmunización sea efectiva, debe alcanzarse o superarse el 95% de la población objetivo.

Sin embargo, en 2021, apenas el 88% de los niños y niñas de 12 meses recibió la primera dosis. Y el 85% de los estudiantes en edad escolar (la segunda se coloca a partir de los cinco años).

Los datos parciales de 2022 indican que, en el primer trimestre, el 35% recibió la primera dosis y el 37% la segunda. Si se toma en cuenta el valor de referencia, durante la primera mitad del año debería haberse inmunizado el 47,5% de la población objetivo.

Barbero indicó que la Provincia viene reforzando desde hace tiempo la vacunación, ampliando el horario en algunos hospitales públicos. También sale a terreno, para captar a los niños y niñas que no acceden al sistema de salud. Estas campañas se hacen en barrios y localidades que necesitan un incentivo.

En comunidades rurales, también se coordina con el centro de salud más cercano para salir a captar a los niños. O fijar un día para que se acerquen al punto de vacunación.

En octubre se realizará en todo el país una campaña de seguimiento, para captar a los niños de entre 12 meses y 4 años. Aquellos que recibieron una dosis podrán obtener el refuerzo. Los que no, ponerse al día.

Triple viral: los niños que viajen recibirán un refuerzo

Para evitar la reintroducción del virus del sarampión en el país, el Ministerio de Salud de la Nación recomendó verificar esquema de vacunación completo para la edad según calendario nacional.

Los niños y niñas de 12 meses a 4 años deben acreditar una dosis de la triple viral.

Los mayores de 5 años, adolescentes y personas adultas nacidas después de 1965 necesitan tener acreditadas al menos dos dosis.

Quienes nacieron antes de 1965 se consideran inmunes y no necesitan vacunarse.

Refuerzo para los viajeros

La recomendación del Ministerio es colocar dosis adicionales en los niños y niñas que viajan al extranjero.

Los pequeños de entre 6 y 11 meses que salgan del país deben recibir una vacuna de la triple viral. Esta se considerará “dosis cero”. Al cumplir los 12 meses, el niño o niña deberá recibir igual una dosis adicional.

Aquellos que tengan entre 13 meses y 4 años deben recibir la segunda, siempre y cuando salgan del país.

Una vez de regreso, si algún miembro de la familia presenta algún síntoma, es importante comunicar que estuvo en el extranjero, una vez que haya concurrido al médico. A su vez, los equipos de salud, tendrán que avisar lo antes posible a las autoridades sanitarias.

LA VOZ