UEPC rechazó la oferta del Gobierno y amenazó con tomar medidas de fuerza

¡Compartir es demostrar interés!

Los docentes provinciales rechazaron la oferta del Gobierno de un aumento salarial del 38% hasta el 31 de enero y amenazaron con tomar algunas medidas de fuerza en los próximos días.

Si bien la asamblea provincial facultó a la cúpula del gremio para solicitar al gobernador Juan Schiaretti una nueva propuesta de aumento salarial, se decidió que habrá asambleas de una hora por turno, el martes y miércoles de la semana próxima.

El máximo órgano deliberativo de la UEPC también resolvió que en caso de no encontrar eco en la Provincia al pedido de una mejor propuesta salarial, el viernes de la semana que viene se analizará tomar medidas de fuerza más contundentes, que podría ser un paro docente en la provincia.

Amenaza. La cúpula de la UEPC conducida por Juan Monserrat seguirá negociando con la Provincia, pero si no hay acuerdo, la semana que viene el gremio podría decidir medidas de fuerza.  (La Voz / Archivo)
Amenaza. La cúpula de la UEPC conducida por Juan Monserrat seguirá negociando con la Provincia, pero si no hay acuerdo, la semana que viene el gremio podría decidir medidas de fuerza. (La Voz / Archivo)

No obstante, en la cúpula del gremio que conduce Juan Monserrat consideran que hay un diálogo abierto con el Gobierno provincial y que hay chances de mejorar la oferta salarial en la discusión paritaria.

La propuesta del Gobierno provincial, que ya fue aprobada por la mayoría de los gremios estatales, consiste en lo siguiente: 12% de aumento en julio; 9% en septiembre; 11% en noviembre y un 6% en enero, con cláusula de revisión por inflación, en noviembre.

El punto más cuestionado por los docentes de la propuesta oficial que armaron la ministra de Coordinación, Silvina Rivero, y el secretario General de la Gobernación, Julio Comello, con la supervisión del gobernador Schiaretti, fue el aumento del 6% para enero del año que viene.

Todos los pronósticos marcan que la inflación del corriente año superará el 90%. Hasta ahora, los estatales cordobeses recibieron un aumento del 30% para el período febrero-junio, y la nueva oferta oficial es un 38% para el tramo julio-enero de 2023.

Hay que recordar que la negociación paritaria de los estatales cordobeses abarca el período febrero-enero del año siguiente, con una discusión semestral, por la escalada inflacionaria.

Es más, por el fuerte impacto de los aumentos de los precios, en esta negociación se decidió incluir al mes de julio, cuando en realidad se debió discutir el período agosto-enero de 2023.

CLÁUSULA DE REVISIÓN

Los gremios que firmaron el acuerdo, como el SEP; la Unión Personal Superior (UPS-jerárquicos) y legislativos, entre otros, también cuestionaron la extensión del acuerdo.

Hubo un pedido para que el acuerdo fuera hasta el 31 de enero.

En el Centro Cívico rechazaron este pedido de los gremios de la administración central, que incluye al sector de la Salud y las fuerzas de seguridad, con el argumento que la cláusula de revisión en noviembre servirá para negociar un mayor aumento, en el caso que la inflación siga escalando al ritmo de los últimos 60 días.

En el acta del acuerdo firmada por el SEP figura un punto que indica que se podrían adelantar algunos de los porcentajes de aumento previsto para los meses de noviembre, y sobre todo, enero del año que viene.

Como los jerárquicos firmaron el acuerdo el miércoles pasado, estos agentes públicos que dependen de la Unión Personal Superior (UPS), que conduce Domingo Ovando, tendrán depositados en los cajeros automáticos este sábado el 12% de aumento acordado para julio.

La Policía de Córdoba y la Fuerza Antinarcótico, también percibirán este sábado el aumento.

Mientras que el SEP que lidera José “Pepe” Pihen firmó un día después el acuerdo y sus afiliados cobrarán el aumento de julio el viernes 26 del corriente.

En este caso, la demora en el cobro del aumento también tiene que ver con que la cantidad de afiliados al SEP es mucho más numerosa y la carga de las planillas complementarias demora varios días.

RECHAZO OPOSITOR

Por su parte, el gremio de la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS), que no es reconocido por la provincia y que no participa de la discusión paritaria, rechazó de manera enfática el acuerdo firmado por el SEP.

“El Gobierno reconoció que la recaudación es un 30% superior a la inflación y los fondos de la coparticipación marcan todos los meses un nuevo récord. Se debe saldar la deuda con los trabajadores de la salud. Reclamamos un salario básico de 119 mil pesos, que es el valor de la canasta familiar. Además de una recomposición automática al mismo ritmo de la inflación”, señaló el gremio alternativo del sector de Salud, conducido por el Gastón Vacchiani, enfrentado con el SEP.

LA VOZ