El mejor invento de Latinoamérica es argentino: una patente del Inta

El premio al mejor invento patentado de los últimos cinco años de Latinoamérica fue para un descubrimiento de investigadores del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta): los nanoanticuerpos de llamas capaces de neutralizar variantes del rotavirus. 

Según recortó Inta Informa, el hallazgo fue patentado en 2017 en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (Inpi).

Ahora, como parte del reconocimiento, la investigación participará en la Exposición Internacional de Invenciones de Ginebra, organizada por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (Ompi). 

Valoraciones

“Somos un país innovador y tenemos capacidad en recursos humanos”, aseguró el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, en el marco de la entrega de los premios en el Primer Concurso de Inventos Patentados de la Región del Prosur.

“Invertir en capital de conocimiento aumenta el crecimiento potencial y genera empleos de calidad. Queremos que haya cada vez más ideas que se materialicen y que salgan al exterior”, añadió.

El presidente del Inta, Juan Balbín, destacó por su parte la actitud de los investigadores: “Es un equipo que tuvo la valentía de investigar algo revolucionario en vinculación con investigadores internacionales”.

“Siempre digo que hay que pasar del paper a la patente. Tenemos que trabajar en conjunto la parte pública con privada y derribar barreras para que las inversiones que hace el Estado lleguen al mercado como innovaciones”, subrayó.

Descubrimiento

En concreto, lo que determinaron los investigadores es que los VHH son unas moléculas derivadas de los anticuerpos de los camélidos, que son las más pequeñas que existen en la naturaleza y tienen la capacidad de reconocer específicamente a otra molécula y enlazarse a ella. 

Un nanoanticuerpo (por su tamaño pequeño) es una tecnología que está por revolucionar la industria de anticuerpos monoclonales a escala mundial.

“Nuestro sueño es salvar vidas con este desarrollo y esta patente”, indicó Celina Vega, investigadora del Laboratorio de Virus Diarreicos del INTA e integrante del equipo que estudia los VHH de llamas.

“Nosotros hace 10 años que estamos investigando y trabajando con esta molécula y lo hacemos desde una institución del Estado”, reflexionó Vega.

La Voz

(Visited 50 times, 50 visits today)