Confirman que ya se perdieron 100.000 hectáreas de maíz de primera por las lluvias

Así lo indicó el informe GEA de la BCR, y agregó que “por las lluvias, 60 mil ha se volcarán a soja de primera”.
“De las 750 mil ha que se pensaban sembrar con maíz temprano en la zona núcleo, 60 mil pasarán a soja y 40 mil a maíz de diciembre. Con estas bajas, la campaña se acercaría al hectareaje del año pasado, 1M has. La ventana de siembra se achica. Todavía falta implantar casi el 20% de lo intencionado. Estas siembras se terminarán haciendo, pero estos cuadros tendrán su floración adentrándose en los peligrosos días de enero”, detalló la Guía Estratégica para el Agro.
Según la Bolsa de Comercio de Rosario: “En aquellas zonas donde las lluvias y lloviznas continuaron desde hace una semana, desistieron. Lo implantado emerge sin inconvenientes, algo demorados por las bajas temperaturas pero en muy buenas condiciones. No así los cuadros que quedaron anegados o sobre corridas de aguas que debieron ser resembrados”.
“En El Trébol, Cañada de Gomez se han registrado focos de infección de golpe blanco o fusariosis. Si bien se tratan de apariciones con baja incidencia en los cultivos, la enfermedad se ha colado en la región núcleo. El cereal transita etapas críticas: el 70% se encuentra llenando sus granos, un 15% floreciendo y el resto en estadios de prefloración. Las enfermedades siguen protagonizando este momento. En el noreste de Buenos Aires, temen por la alerta que hay por roya del tallo. Ya se la observa en las zonas que quedaron fuera del alcance de los aplicadores, en los llamados “chanchos”, con una virulencia muy fuerte y con plantas completamente amarillas. Van dos aplicaciones y es muy probable que deba incurrirse en una tercera. En aquellos lotes donde se aplicó, tarde los hongos ganaron la batalla. De todas formas, las expectativas de rindes están en los 38 a 40 quintales”, asegura el GEA.