Concluye la Campaña Masiva de Vacunación: Niños de 3 y 4 años aún están sin vacunar

¡Compartir es demostrar interés!

“Llegamos a un 90% del total, que representa un porcentaje óptimo de la campaña”.

La campaña de refuerzo de vacunación contra el sarampión y la rubéola terminará el próximo viernes 30 de noviembre. Desde el Ministerio de Salud se recuerda que deben recibir esta dosis adicional de triple viral todos los niños y las niñas de 13 meses a 4 años inclusive, aunque ya hubieran recibido la correspondiente a los 12 meses de edad.

La campaña fue llevada adelante por profesionales del Centro de Salud Municipal dirigidos por la Dra. Alicia Rodríguez quién anunció en diálogo con LA RADIO 102.9 que estos días estarán visitando los jardines y centros maternales para intensificar la vacunación en niños que aún no les fue colocada la dosis obligatoria.

“Finaliza muy bien la campaña y demuestra que los padres entendieron lo indispensable que es tener a nuestros niños inmunizados contra esta terrible enfermedad”, añadió la doctora pero destacó que “hay gente negligente que aún no vacunó a los niños y puede ser peligroso”.

Rodríguez quien informó los porcentajes de vacunación al día de la fecha:

  • Niños de 13 meses: sobre el padrón de 144, se vacunó el 94%
  • 2 años de edad: de 144 niños, se vacunó el 80%
  • 3 años de edad: se vacunó el 70%, siendo en total 139 chicos.
  • De los niños de 4 años de edad, se vacunó un 85% de 137 pequeños.

El porcentaje aún es bajo en niños de 3 años de edad. “Es necesario hacer especial hincapié en los niños de 3 y 4 años que aún no han sido vacunados. Los padres deberán acercarlos al Centro de Salud para que se le coloque la vacuna gratuita”, cerró Rodríguez.

“Vamos a presentar una planilla al Ministerio para informar los padres que no vacunaron a los niños y las causas” informó. Hay irresponsable de los padres, no falta de tiempo porque fueron dos meses y con gran difusión de información. Gente del campo vino a vacunar sus niños, asi que son un ejemplo, agregó.

Recordamos que la vacunación finaliza este viernes. Las vacunas se colocan de de 7 a 14 horas únicamente, en el Centro de Salud.

 

Hasta la semana 8 desde el inicio de la campaña, en Córdoba se ha alcanzado a 185.582 niños y niñas, esto implica una cobertura de 84,8 por ciento.

“Si bien se trata de una muy buena cobertura, no se ha alcanzado la meta ideal, que es de más del 95 por ciento. Esa cifra nos permitiría lograr con mayor eficacia el efecto rebaño, es decir, que al haber muchas personas vacunadas, se restrinja la circulación del virus y podamos así proteger a los individuos que se aplican la vacuna y también a los que por razones médicas no pueden recibirla”, explicó Analía Cudolá, Secretaria de Prevención y Promoción de la Salud.

En el detalle geográfico, se observa que hay 12 departamentos que ya alcanzaron coberturas del 95 por ciento o más, 13 departamentos que están cerca de hacerlo (con coberturas entre 81 y 94 por ciento); y un departamento (Capital) que está por debajo del 80 por ciento.

“Recordamos a las familias que se acerquen a los vacunatorios antes del viernes; hemos generado a lo largo de la campaña distintas instancias para facilitar el acceso, pero es fundamental el compromiso de toda la población para alcanzar las metas de la campaña”, afirmó Cudolá.

La Doctora también precisó que es necesario mejorar las cifras del departamento Punilla, que con 80,4 por ciento de cobertura es el segundo con cobertura más baja luego de Capital. “La vulnerabilidad está dada aquí porque es un lugar que recibe mucho movimiento turístico, por lo cual invitamos a los habitantes de esta zona a sumarse también en estos últimos días”, agregó la doctora.

La campaña tiene entre sus objetivos sostener la eliminación del sarampión y la rubéola en nuestro país, que puede producirse por ejemplo a través de viajeros que visitan zonas donde hay circulación. Cabe señalar también que en los últimos meses se han dado casos de sarampión en Buenos Aires.

 

Sobre las enfermedades que previene la vacuna

La vacuna triple viral protege contra el sarampión, la rubéola y las paperas.

El sarampión es una enfermedad viral, eruptiva y febril que se transmite por vía aérea. Es altamente contagiosa. Se presenta con fiebre alta, secreción nasal, conjuntivitis, tos y erupción en la piel. Se pueden desarrollar complicaciones respiratorias como neumonía y neurológicas, como meningoencefalitis. Puede ser mortal, se registra 1 a 2 casos de muerte por esta enfermedad cada 1000 enfermos.

La rubéola se presenta con erupciones en la piel, fiebre, conjuntivitis, dolor de garganta e inflamación en los ganglios (alrededor de la nuca y detrás de las orejas).

La prevención de la rubéola también es importante debido a que puede afectar a personas embarazadas susceptibles (no vacunadas) y transmitir el virus al feto. Si esto sucede durante el primer trimestre de la gestación, puede dar origen al síndrome de rubéola congénito, que provoca -en un alto porcentaje- cardiopatías, sordera, microftalmia y retardo de crecimiento intrauterino.

Por último, las paperas se presentan con inflamación en las glándulas parótidas (salivales). Se transmite de persona a persona a través de las gotitas que se eliminan al hablar, toser o estornudar, o al tomar contacto con objetos que han estado en contacto con esas secreciones. En casos graves, puede afectar el sistema nervioso central, el páncreas, testículos u ovarios, entre otras complicaciones.