Se realizó el curso/taller Patrimonio-Identidad-Comunidad en la región

¡Compartir es demostrar interés!

El Ministerio de Educación de la Nación, por intermedio de la Secretaria de Cultura de Nación concretó un curso/taller de turismo: Patrimonio-Identidad- Comunidad, denominado: Turismo Interno en Pueblos Rurales. 

Esta capacitación gestionada por los municipios de La Paquita, Altos de Chipión y Freyre; en el Programa: Integrar Cultura (del Ministerio de Cultura de Nación) y aprobado en el 2017, antes que se conociera el proyecto para la creación del Parque Nacional Ansenuza.

El curso/taller se concretó en tres jornadas en cada una de las comunidades responsables en solicitarlo. Los docentes designados: Adriana Ortea (Arquitecta – Master en Gestión Cultural, Patrimonio y Turismo, creadora de Marca LIEBIG) y Carlos Fernández Balboa (Licenciado en museología por la Universidad del Museo Social Argentino y completo una Maestría en la Universidad de Málaga en España, sobre educación ambiental. Trabaja desde hace 20 años en la comunicación y conservación del Patrimonio Argentino a través de la docencia y la educación no formal. Es docente de la Escuela Nacional de Museología Histórica, de la Universidad de San Martin y profesor invitado de la Universidad de Nebrija en España. Desde 1990 es miembro de la Fundación Vida Silvestre. Fue asesor en Turismo Cultural del Ministerio de Turismo de la Nación (2011-2013). Ha publicado 24 libros y artículos sobre cultura y naturaleza argentina, entre los que se destacan “La Interpretación del Patrimonio en la Argentina”, “Aunque no la veamos la cultura siempre está”. Ha diseñado 18 museos entre los que se encuentra el “Ricardo Guiraldes” de San Antonio de Areco – Pcia. Bs. As, el Museo Nacional del Petróleo – Pcia. Chubut, los museos arqueológicos Cueva de las Manos- Pcia. Santa Cruz y el Shincal de Quimivil – Pcia. Catamarca)

La esencia del curso al ser solicitado, ha sido pensar más en motivar el turismo interno, con el objetivo que los habitantes de los propios pueblos reconozcan el patrimonio local e incorporen las historia y hecho relevantes, para luego pensar en ser anfitriones de posibles turistas, visitantes o viajeros.

Entre el martes 16 y jueves 18 de julio, los encuentros se organizaron en tres momentos: compartir conceptos y experiencias transitadas por los capacitadores en referencia a la temática en un intercambio constante con los participantes (el ida y vuelta ha sido la dinámica que fortaleció a todo el grupo), luego se realizó una caminata recorriendo cada uno de los pueblos anfitriones para señalar y jerarquizar el patrimonio cultural y natural, por último en grupo se confeccionó un breve relevamiento sobre el recorrido realizado.

Como resumen, se subraya la satisfacción del trabajo realizado, en lo productivo de la capacitación, opinión expresada por todos los participantes; de la cual se señala que para pensar en un producto turístico es relevante reconocer el valor integral del patrimonio, donde lo cultural y natural no compiten, y se ofrecen en un solo producto. Para ello es importante visualizar y destacar la identidad construida por sus habitantes en el trascurso de la historia. Es aconsejable un relato regional incluyendo ambas dimensiones, organizando un circuito que articule un pueblo con otro, potenciando de ese modo a la región como valor. (es posible que estos conceptos trabajados parezcan obvios, pero que muchas veces a la hora de las decisiones no son tomados en cuenta y está bien remarcarlos y fundamentarlos)