Cayó banda que vendía drogas – Hay 9 detenidos en Eusebia, Sunchales y Porteña

¡Compartir es demostrar interés!

Un total de 9 detenidos (4 hombres y 5 mujeres), el secuestro de vehículos de alta gama, balanzas y otros elementos para el fraccionamiento de marihuana fue el saldo de un operativo realizado por efectivos de Gendarmería Nacional en la madrugada y mañana de este viernes en las localidades de Porteña y Río Segundo, en Córdoba, y Sunchales y Eusebia, en Santa Fe.

De las mujeres detenidas, una recibió arresto domiciliario por ser madre de niños menores, en tanto que el resto, fueron trasladadas al EstablecimientoPenitenciario Nº 5 de Villa María y los hombres, a la cárcel de San Francisco.

De los allanamientos en nueve domicilios participaron unos efectivos de Gendarmería llegados desde Villa María, Córdoba, Santa Catalina y de la delegación de nuestra ciudad, de las divisiones Seguridad Vial e Investigaciones. Los allanamientos fueron supervisados por el jefe de la delegación San Francisco de GNA, comandante Javier Rojas.

El procedimiento fue ordenado por el Juzgado Federal de San Francisco y la investigación llevada a cabo por el fiscal federal Luis María Viaut.

 

Importante operativo de Gendarmería Nacional en la región

Detalles del operativo

En total se allanaron tres viviendas en Río Segundo, tres en Porteña, una en Eusebia y dos en Sunchales. En el primero de los lugares, se detuvo a una pareja y se secuestró un automóvil Audi A4 de color negro y una camioneta Ford Ranger 4×4 de color blanco, modelo 2016, valuada en $ 2.000.000, la cual se encontraba a nombre de la suegra del hombre detenido. El hombre hace unos cinco meses había abandonado el penal de Bouwer en donde había cumplido una condena por narcotráfico; allí también se encuentra alojado su padre.

En esta casa, los gendarmes debieron utilizar la fuerza pública para ingresar ya que no abrían la puerta por lo que fue necesario violentar la misma. La sorpresa vino cuando al ingresar se dieron con una segunda puerta de chapa que resguardaba el ingreso.

 

Una fuente cercana a la investigación, dijo que «es común que se utilice este sistema de puertas, esto le da tiempo a la persona investigada para intentar huir». En este caso el hombre intentó fugarse pero la vivienda estaba rodeada, por lo que fue aprehendido.

En Porteña, en tanto, se secuestraron elementos de interés para la investigación y se detuvo a tres mujeres de las que se presume comercializaban droga bajo la modalidad de narcomenudeo.

En Eusebia se allanó la vivienda en donde reside un efectivo de la Policía de la provincia de Santa Fe, que revistaría con el grado de oficial y su apellido sería Kleinman. En un primer momento intentó resistir el allanamiento argumentando ser únicamente consumidor, finalmente accedió.

Allí los gendarmes además de secuestrar elementos relacionados a la comercialización de estupefacientes, incautaron una camioneta Ford Eco Sport propiedad del policía. Por su parte, la mujer del uniformado quedó bajo arresto domiciliario.

En esta localidad, situada al norte del departamento Castellanos, sus habitantes se mostraron satisfechos con el accionar de Gendarmería y aseguraron que existían sospechas respecto a la actividad que realizaba el policía.

Por último, en la ciudad de Sunchales se detuvo a otros dos hombres y se incautaron distintos elementos.

 

Plantas de marihuana que fueron secuestradas

La ruta de la droga

El próximo lunes, el juez federal de San Francisco Pablo Montesi comenzará a indagar a a los detenidos y a partir de allí deberá decidir su situación procesal.

De la investigación iniciada siete meses atrás, se desprende que el hombre detenido en Río Segundo habría sido el proveedor del estupefaciente del policía de la localidad de Eusebia y este a su vez contaba con personas en Sunchales y Porteña que vendían para él.

Según indicó a LA VOZ DE SAN JUSTO el fiscal Viaut, estas personas integrarían una banda cuyo objetivo principal era el de la comercialización de marihuana.

La investigación continúa y no se descartan más detenciones. Los investigadores analizan escuchas telefónicas.