Caso Casermeiro: Alberione continúa investigando la hipótesis del móvil económico

¡Compartir es demostrar interés!

El fiscal Bernardo Alberione, a cargo de la investigación del asesinato del doctor Daniel Casermeiro (61) aseguró que la hipótesis del móvil económico sigue siendo la línea investigativa más fuerte que se sigue para esclarecer el caso y aseguró que son numerosas las pruebas que llevaron a la imputación de Gerardo Gette (57) como autor material del hecho.

Alberione brindó detalles de la investigación y explicó que el secuestro de una camioneta Volswagen Amarok que se produjo el jueves es una cuestión colateral a la causa y que el hijo de Gette, Leonel, está en «la misma situación» que otras personas que estuvieron cerca de Casermeiro o de su padre antes del hecho.

Por otra parte, el fiscal comentó que todavía se trata de establecer si el asesinato se produjo en el mismo lugar donde fue encontrado el cadáver el pasado viernes 27 de diciembre, por lo que no estaría descartada la posibilidad de que el cuerpo haya sido «plantado». Algo similar ocurre con el auto del médico, sobre el cual se esperan resultados de análisis para determinar cuánto tiempo estuvo en el sitio donde fue hallado. 

La prueba contra Gette

Alberione aseguró que son «numerosos» los elementos que llevaron a la imputación de Gette, quien fue acusado por homicidio agravado. «Hay numerosos elementos que ameritaron la imputación y ameritan la detención. Son pruebas documentadas, testimoniales, cámaras, seguimientos telefónicos, que lo colocan en un grado de participación tal que ameritaron la imputación que tiene hoy en el hecho», expresó.

No hay dudas de que Gette seguirá detenido, pero cabe la posibilidad de un traslado a otra unidad (actualmente se encuentra en la local) por cuestiones de seguridad o requerimiento de sus abogados o del propio Servicio Penitenciario.

Alberione comentó que Gette: «Tiene una situación que explicar, por eso se le dio la oportunidad de declaración hoy. Veremos qué actitud adopta después de haber tenido acceso a la prueba que se ha recolectado».

La posibilidad de un cómplice

El fiscal evitó hablar sobre la posibilidad de que el detenido esté encubriendo a alguien, aunque no se descarta la existencia de un cómplice. En ese sentido, se supo que Alberione investiga algunas pistas que podrían conducir a que una persona ajena a nuestra ciudad haya tenido participación en el crimen. 

 

La camioneta y el hijo

El último jueves, fue secuestrada en la ciudad de San Juan una camioneta Volkswagen Amarok doble cabina, de color negra, que podría estar vinculada al hecho. La habría llevado hasta esa ciudad el hijo de Gette, Leonel.

Sobre esto, Alberione señaló que «son cuestiones colaterales a la causa que hacen al contexto» y aseguró que «la situación de Leonel Gette es la misma que la de muchas otras que han estado cerca tanto del médico como del señor Gette».

El fiscal aclaró que no pesa sobre el hijo del detenido una prohibición a salir del país.

Elementos que faltan

El fiscal reconoció que todavía le falta dar con dos piezas claves: el arma homicida y el teléfono de Casermeiro. Recientemente se supo que la pistola calibre 22 que había sido encontrada antes de la aparición del cuerpo del doctor no está relacionada al hecho, por lo que se sigue buscando el arma con la que le dispararon en la nuca al ginecólogo.

«No hago suposiciones, las pruebas a mí me indican que no es el arma del hecho y esto lo que me sirve a mí», declaró Alberione.

Tampoco apareció el celular, otro elemento que puede arrojar certezas a la investigación.

 

La teoría del cuerpo plantado

El fiscal a cargo de la investigación explicó que por ahora la hipótesis más fuerte es que a Casermeiro lo mataron en el mismo lugar donde fue hallado su cuerpo (al costado de la Ruta 1). Sin embargo, no descartó que se investiguen otras posibilidades. «Todo y todos están siendo investigados y todo y todos están sujetos a duda hasta que tengamos la prueba certera científica», comentó.

Con respecto al hecho de que Casermeiro compró tres bebidas antes de desaparecer, lo que indicaría que estaría acompañado por dos personas, Alberione indicó: «A ese análisis lo voy a hacer una vez que tenga agotada la investigación y tenga que resolver respecto al fondo de la gestión. Hasta tanto son elementos que se van sumando para el análisis en contexto»

Cuando a Alberione le hicieron saber que los abogados de Gette -que este viernes se negó a declarar- aseguraron que podían probar dónde estuvo su defendido el día de la desaparición, el fiscal respondió tajantemente: «No puedo decir nada al respecto»

 

La hipótesis del móvil económico

La investigación sigue centrándose en la teoría del móvil económico. Se supo que ambos habrían tenido una relación de negocios y que en el pasado se produjo un conflicto que derivó en un litigio judicial. Sin embargo, Alberione recordó que «estamos analizando el acto, no al autor».

Pero la teoría del móvil económico sigue siendo la más fuerte: «La línea que está siguiendo la fiscalía es esa. No tenemos más precisiones».

Alberione confirmó que en el baúl del auto del Casermeiro se encontraron alrededor de 10 millones de pesos y que «había algo de cada cosa pero no es algo que esté directamente vinculado al hecho», en referencia a la versión de que además de pesos y dólares se encontraban también joyas y lingotes de oro.

La Voz de San Justo